27 Enero 2008

Capítulo 14 - Show business must go on – 2ª parte (…detrás de la cortina, en la pantomima…)

Categoría: Capítulo 14, Diario, Novela Blog — Nes Oliver @ 23:29


Hablando del show business. La noche anterior tuve la oportunidad de conocer a uno de los personajillos mediáticos que la tele crea. El tipo en cuestión había aparecido en un concurso de un formato con demasiados parecidos a Gran Hermano, pero en versión albañil, porque la gracia (¿la gracia?) del programa basurístico era la de construir una casa. Sí, sí… La casa de no sé qué… ¡Jejejé! ¿Lo habéis visto? Yo no. Pero como toda esa mierda aparece hasta en los telediarios, pues lo reconocí. Más aún cuando vinieron a presentármelo ex profeso, ya que está liado con una amiga mía.

El tipo en cuestión resultó ser farloperillo de mucho cuidado. Quizá por ello había sido tan tremendamente histérico y dramático en su participación televisiva. Por la carencia de drogas y cubatas en antena. Es que a mí me pondría de los nervios. Supongo que el psicótico síndrome de abstinencia se involucraría entre la presión de vivir una temporada con cámaras hasta en los huevos y el hecho de llevar un micrófono pegado al culo, esto es, no poder salir de un recinto claustrofóbico y carecer de intimidad.
Mi curiosidad sociológica me llevó, a instancias además de aportar a este escrito datos fidedignos de otra realidad a la que no muchos pueden llegar a acceder, a parlotear con él largo y tendido…
(más…)

Capítulo 14 - Show business must go on – 1ª parte (…otro héroe, otro absurdo crimen…)

Categoría: Capítulo 14, Diario, Novela Blog — Nes Oliver @ 7:46



Mucha de la gente que me conoce, que sabe de mi capacidad innata para las relaciones humanas, para la vida bohemia y para meterme en situaciones extrañas, en un intento de organizar mi vida me ha comido bastante la cabeza para que participe en cualquier Reality Show del tipo Gran Hermano. Que si tienes carisma, que si eres una persona diferente, que si triunfarías… No, imposible, mi carácter independiente me impide ganarme el pan traficando con mi existencia. Además, muchísima de la gente que en algún momento se cruzó por mi vida y quedó derrotada y polvorienta en el camino, al verme en sus pantallas querrían hacerse con un trocito del pastel. Así es como funciona el show business, creando personajes de fama fugaz, inconsistente como el humo, con gentes de su alrededor igual de desconocidos e inconsistentes, unos para defender y otros para criticar. Este es el personaje de fama fugaz e inconsistente tipo, sin accesorios no es nadie, por mucho carácter y personalidad que tenga. Al currito de a píe que sublima las frustraciones de su día a día con la visión de las miserias ajenas no le interesa un solo personaje de la calle que tenga una vida tan aburrida como la suya. Eso es simple como ellos. Necesitan miserias e historias morbosas para recrear una especie de película mental. Si no, no hay nada de qué hablar. Si el trabajo es monótono, siempre igual, si la pareja es también monótona y si los amigos son aún más monótonos, pues a comentar la vida del personajillo que los señores de lo missisipis o Marte quieran poner de moda. Que siempre son los más chabacanos, patéticos y gritones. Y con ninfomanía hipersexual, por la cantidad de amantes que después se atribuyen unos a otros. Y los que van surgiendo de las cloacas de las ondas…
(más…)