28 Marzo 2008

Historia de una historia (2ª parte)

Categoría: Cómo se hizo, Presentación — Nes Oliver @ 9:00


Capítulo 16, Ira e impotencia: Llamando a la tierra, de los M-Clan. Tremenda versión, realmente tremenda. Y es que estos murcianos haciendo versiones son la leche. Realmente esta canción la metí porque me salió de las pelotas y poco más, o quizás tuve un momento de lucidez surrealista o iba borracho, o simplemente no me acuerdo, que también puede ser, vamos… Pero el solo de guitarra mola un huevo.

Capítulo 17, Y aquel camino seguro al sol: Los latidos de siempre, de los Hermanos Dalton. Power pop en esencia pura, guitarras punzantes en colorines poperos y letras simplinas. No era lo mejor de ellos, pero sí de lo poco que hay en Youtube, y esta canción venía al huevo porque habla de amor, de amor sencillo. Por eso le robé un verso a la canción para titular el capítulo, y otro para el subtítulo.

Capítulo 18, Últimos días en Santiago: Chove en Santiago, de Luar na Lubre. El sonido del río, de las campanas de la Catedral al final de la canción, el viento dolido y la guitarra arpegiada tan a lo celta. Esta versión con Ismael Serrano es brutal, joder. García Lorca quedó tan prendado como yo de Compostela y decidió escribir unos madrigales a la ciudad, pero en galego. Rosa Cedrón me pone la piel de gallina, la estoy escuchando ahora escribiendo este parrafito y me ha entrado un repelús. No puedo decir nada más, la canción lo dice todo. Quien no haya estado en Santiago (o haya estado sólo para ir de fiesta) no podría entenderlo, va más allá del misticismo y del magnetismo de las piedras y del musgo de la ciudad.
(más…)

Historia de una historia (1ª parte)

Categoría: Cómo se hizo, Presentación — Nes Oliver @ 4:17


En un principio la novela estaba ya pensada y escrita, siguiendo un esquema propio que en mi mente se entendia como cierta conceptualidad. La adaptación al formato blog no ha sido fácil, para qué engañarnos. Pero vayamos por partes…

El primer paso fue enfrentarme al Word Press bendito, que una vez que funciona es fantástico, pero hasta que lo instalas en el servidor y lo haces rodar ya han cambiado la versión y todo. Conseguido, ahora el diseño. Tenía que responder estéticamente al estilo de la novela, alocado, visceral. Pero aquí no hay tu tía, los blogs son, de por sí, sencillos. Un blog alemán que no-sé-que extraña casualidad llevó a mis retinas, y éstas unas señales eléctricas al hipotálamo, y vi la forma del mensaje. Gracias a mi gran amigo Dani Bolinga, varié el rojo original del cuerpo del texto por uno más amarronado, porque quemaba las pupilas, ciertamente… Vamos a empezar a llenarlo.

Primer problema. Advierto que la instalación se ha efectuado como www.diarioestupefaciente.com/blog, y que cuando busco diarioestupefaciente.com me sale una página de error (una 404 de no encontrado). Hasta tres veces perdí lo poco que había colgado intentando que el directorio raíz fuera el dominio concreto. Por fin lo conseguí, pocas horas antes de que me llamasen, malas noticias porque tocaba ir de entierro. Ya he vivido funerales de amigos, pero me aturde la muerte a mi alrededor, me ofusca, no la entiendo. Para siempre me parece mucho tiempo, más cuando el adiós no tiene réplica en la otra voz y todo son lágrimas y abrazos descorazonados. A mi querido Toni Martinez, hasta ese momento mánager de mis queridísimos Mojinos Escozíos, se le rompió su corazón de rocanrol. Ya no había excusa para perder más el tiempo, mi pequeño homenaje a un gran tipo era comenzar a colgar ya mi novela en clave de rock. Espero que donde te haya tocado morar, Toni, tengan conexión ADSL, o por lo menos alguna Telecaster con todas sus cuerdas…
(más…)

26 Marzo 2008

Mini-test que te hará responsable a ti también de la segunda parte de la novela

Categoría: Cómo se hizo, Presentación — Nes Oliver @ 1:29


Se avecinan noches en que me va a costar dormir (quizás por ello me sumí en uno de mis rituales predilectos, el de la cura de sueño de 30 horas)… Después de algo menos de tres meses, esta aventura, este juego de palabras y metáforas en clave de sol ha acabado. Al paso de la satisfacción de ver la creación por fin como un todo, se une la desesperanza de haberla desnudado del todo. Ahora hay que ponerse manos al teclado y seguir escribiendo, sudar chorros de tinta negra en RGB para seguir el camino iniciado.

Ha sido una temporada placentera, abrir el Outlook y descubrir, día a día, que iban llegando comentarios, primero tímidamente, poco a poco con más decisión. Obsesionarme con el Analytics y comprobar constantemente la cantidad de visitas, la duración de estas, y excitarme una y otra vez analizando la fidelidad de los visitantes.

He contestado uno a uno a todos los comentarios, maldiciendo la falta de posibilidad de crear otra historia con ellos, primero porque lo más importante era la novela y no podía desvirtuarla, y lo segundo por la falta de conexión entre comentarios de personas con diferentes ideas, personalidades, gustos…

Son momentos de proseguir y ahora cambiar el concepto, crear una novela nueva, la segunda parte, partiendo de la base de lo que ya está hecho, pero esta vez en tiempo real y dejándome llevar por todo aquello que sea interesante y que los lectores planteen, pues una obra no sólo es lo que el autor quiera sacar de él, sino lo que los lectores interpreten y sientan con ella…
(más…)