29 Julio 2008

Capítulo 51 – Amistades y decepciones – 4ª parte (…y la complicidad de una franca sonrisa…)

Categoría: Capítulo 51, Diario Estupefaciente 2, Diario 2, Novela Blog — Nes Oliver @ 9:23


Pero me jode hartarme de ver pululando a mi alrededor personajillos que intentan definirse, no por lo que son, sino por lo que tienen o por aquello con lo que se sienten identificados. Y la red y la blogosfera han potenciado a la enésima potencia incongruente este error vital. Si aún fuese porque poseen realmente muchísimo, mire usted, ole sus huevos. Pero es que de lo que se jacta la gentucilla es de penosidades.

Antes teníamos a las sectas y los clubs. Eres especial por la simple pertenencia. Error. No eres especial por ello, pero tus carencias mentales te hacen verlo de esa manera. No tienes que pelearte como en la vida terrestre por destacar de la masa, de la media, ya vives en otra masa que se ha inventado que es mejor que la otra masa más grande. Si eres capaz de sentirte especial siendo, pongamos por caso, Testigo de Jehová, tu podredumbre espiritual hará que puedas encontrar un punto donde destacar (o creer que destacas) entre tus demás, ya sea por recitar mejor los versículos de Zacarías o por dar el coñazo en más casas los domingos por la mañana. Más sencillo que plantearte lo mismo ante un grupo mucho más amplio como la humanidad. Tu grupo llenará tus sesos de lo maravilloso que eres y lo patético que son los demás. ¿Para qué buscar respuestas que te digan lo contrario? Para nada. La vida así es más sencilla y más satisfactoria…
(más…)

18 Julio 2008

Capítulo 51 – Amistades y decepciones – 3ª parte (…me ofrecieron un día la extraña sensación de no sentirme solo…)

Categoría: Capítulo 51, Diario Estupefaciente 2, Diario 2, Novela Blog — Nes Oliver @ 11:46


Cuando el ser humano deja de pensar en sí en términos propios para pensar en términos comparativos, la cosa no funciona bien. Y si además, no se da cuenta de ello y su bilis se incendia de rabia hacia esos demás con los que se compara, se acaba la esperanza y las posibilidades de evolución y mejora para las que pueden servir un cerebro más o menos sano y más o menos con un cociente intelectual normal. Aunque como todos sabemos, la posibilidad del uso de un órgano no significa consecuentemente ese propio fin.

Debemos sobrevolarnos, salir astralmente de nuestro cuerpo y de nuestra mente y analizar fríamente. Una vida vacía es una vida vacía. O soñamos nuevas aventuras, nuevos propósitos, nuevas ideas, nuevos proyectos, o nos autodestruimos, porque el nihilismo de la autoexterminación tiene un sentido. Un sentido negativo, vale, pero un sentido al fin y al cabo. Malgastar la vida sin miedo, tirarla, quemarla como una cerilla cabezona, sentir el corazón girando dentro del sumidero, tiene un toque distinguido de superación y decisión, de guiar la propia existencia por donde sale del forro. Caminar en pasos medidos hacia el éxito (hacia el éxito en cualquier actividad que uno desee) es exactamente lo mismo pero en versión positiva. Una consiste en acelerar la vida y otro en alargarla, pero el objetivo es ser feliz. Vivir una vida vacía es como estar muerto, no sirve para nada. Hay quien busca dolor para ser feliz, hay quien busca placer, pero buscar el vacío, alimentarse del vacío, hacer crecer el vacío es… vacío…
(más…)

4 Julio 2008

Capítulo 51 – Amistades y decepciones – 2ª parte (…que, en el fondo del mar de la memoria…)

Categoría: Capítulo 51, Diario Estupefaciente 2, Diario 2, Novela Blog — Nes Oliver @ 2:19


El ser humano que vive en sociedad padece ciertas frustraciones en relación a que tiene que intentar desconectar habitualmente interruptores de actividades neuronales mal consideradas, odios míseros, rabias, envidias… Y al vivir en una constante frustración por carencias, proyecta esas debilidades animales de forma social (esto es, uniéndose en manada con los que tienen los mismos odios, rabias y envidias), sobre todo contra los que son diferentes y contra los que son superiores, en forma de desprecio mental. Como mi intención no es realizar una tesis, al revés, sólo quiero hablar de la amistad, no hablaré de la exasperación pagada contra los inferiores.

La colectividad mezquina aborrece a los diferentes por miedo a que enseñen su manera de vivir, su esencia, y contagien a los demás (con lo que muchos perdería su posición privilegiada en la medianez), y porque el ser humano es rutinario, cuadriculado, tanto que prefiere vivir equivocado a admitir un error de largo tiempo, a admitir que su vida es basura por no haber visto antes la luz, y que esa luz la ha visto a través de otros ojos. Vivir fuera de los estereotipos marcados como habituales es negativo y las críticas absurdas pero existentes. Cuando alguien no tiene pelotas a seguir tu camino, a trepar tus cumbres, eternamente tendrá resentimiento hacia ti. Es más sencillo así…
(más…)

30 Junio 2008

Capítulo 51 – Amistades y decepciones – 1ª parte (…cuando pienso en los viejos amigos…)

Categoría: Capítulo 51, Diario Estupefaciente 2, Diario 2, Novela Blog — Nes Oliver @ 1:46


Suenan petardos, cohetes, gritos, pitidos, chillidos, aplausos, balidos, vivas, olés y pudimos. Y es que en esta noche el fogón del verano no engullió el asombro de los que se obstinaron en lo imposible, en que su selección de fútbol ganase alguna vez. El equipo español derrotó al alemán y se proclamó con el cetro de reyes de Europa. Una larga noche de fiesta en que alcohol y drogas recorrerán calles y venas, y mañana miles de puestos de trabajo vacíos, resacas y jaquecas con cabezas bajo las almohadas, pero nadie se dará cuenta, nadie pondrá un parte porque todos estarán celebrando una misma gloria que creen que les pertenece. Ellos no han ganado, pero así lo sienten, ellos no han jugado, pero así lo sienten, ellos no han dirigido al equipo pero así lo sienten. La vida es simpe para algunos: si no hay nada de qué sentirse orgulloso en la propia vida, si todo es del color gris marengo de la mediocridad, solo pertenecer a algún grupo social con promesas futuras (como puede ser una secta) o dejarse llevar por la masa, celebrar un triunfo ajeno que otros consiguieron, interiorizándolo para sentirse importante. Y sabemos todos lo que mueve el fútbol en Europa. En poco se parecen los jugadores de fútbol a los que hoy se han hermanado hoy, en muy poco. En poco más que en recibir los famosos cuatrocientos euros de Zapatero, como trabajadores que son y que cotizan, y que los doscientos catorce mil euracos que van a cobrar por haber ganado el premio por el que suspiraban, tiene el equivalente al valor de una hipoteca perpetua que los españolitos deberán pagar. Unos cobran en unos días lo que otros pagan durante toda su vida. Lamento que no me guste el fútbol y lamento no saber disfrutar de estas circunstancias… lamento no poder meterme en la piel del borreguito de Norit. Esta noche seré lobo y escribiré, que llevo ya demasiados días abandonando a mis lectores…
(más…)