30 Junio 2008

Capítulo 51 – Amistades y decepciones – 1ª parte (…cuando pienso en los viejos amigos…)

Categoría: Capítulo 51, Diario Estupefaciente 2, Diario 2, Novela Blog — Nes Oliver @ 1:46


Suenan petardos, cohetes, gritos, pitidos, chillidos, aplausos, balidos, vivas, olés y pudimos. Y es que en esta noche el fogón del verano no engullió el asombro de los que se obstinaron en lo imposible, en que su selección de fútbol ganase alguna vez. El equipo español derrotó al alemán y se proclamó con el cetro de reyes de Europa. Una larga noche de fiesta en que alcohol y drogas recorrerán calles y venas, y mañana miles de puestos de trabajo vacíos, resacas y jaquecas con cabezas bajo las almohadas, pero nadie se dará cuenta, nadie pondrá un parte porque todos estarán celebrando una misma gloria que creen que les pertenece. Ellos no han ganado, pero así lo sienten, ellos no han jugado, pero así lo sienten, ellos no han dirigido al equipo pero así lo sienten. La vida es simpe para algunos: si no hay nada de qué sentirse orgulloso en la propia vida, si todo es del color gris marengo de la mediocridad, solo pertenecer a algún grupo social con promesas futuras (como puede ser una secta) o dejarse llevar por la masa, celebrar un triunfo ajeno que otros consiguieron, interiorizándolo para sentirse importante. Y sabemos todos lo que mueve el fútbol en Europa. En poco se parecen los jugadores de fútbol a los que hoy se han hermanado hoy, en muy poco. En poco más que en recibir los famosos cuatrocientos euros de Zapatero, como trabajadores que son y que cotizan, y que los doscientos catorce mil euracos que van a cobrar por haber ganado el premio por el que suspiraban, tiene el equivalente al valor de una hipoteca perpetua que los españolitos deberán pagar. Unos cobran en unos días lo que otros pagan durante toda su vida. Lamento que no me guste el fútbol y lamento no saber disfrutar de estas circunstancias… lamento no poder meterme en la piel del borreguito de Norit. Esta noche seré lobo y escribiré, que llevo ya demasiados días abandonando a mis lectores…
(más…)

20 Junio 2008

Interludio entretenido mientras llegan nuevos capítulos (o de búsquedas enfermizas o erróneas)

Categoría: Interludios — Nes Oliver @ 17:44


Ya me vais a disculpar tantos días sin actualizar, pero es que voy de putísimo culo con el trabajo estos días. A medida que el calor ha ido sofocando y obligando a nuestros clientes y clientas a quitarse la ropa, parece que también se han querido ir quitando de encima los billetes apolillados de sus bolsillos, y nos están cargando con mil y una campaña, mil y un presupuestos, mil y una página web híper-mega-súper-urgente. Si alguien pensaba que había muerto y ello le producía satisfacción, que se joda.

No obstante, estoy preparando nuevos capítulos, pero necesito revisarlos (maldito síndrome perfeccionista!), por ello hoy voy a colgar otra cosilla que haga sonreír y que diga que aún estoy en el mundo de los vivientes dispuesto a dar tanta guerra que Bush a mi lado quedará como un puto niñato.

¿Y de qué coño nos vas a hablar si no nos cuentas tu vida, eh, lerdo? Agradezco esta pregunta, afición, la estaba esperando. Pues de algo que me pareció realmente divertido, de cómo llega la gente a mi blog a través de Google, esto es, qué palabras clave han utilizado los visitantes que han llegado a mi blog. Revisando las estadísticas me partí el rabo de risa con algunas palabras o frases de búsqueda de las más de 2.500 por las que ha venido el tráfico, y lo quería compartir con vosotros, para el descojone en comunidad y solidaridad. Si no os hace gracia lo siento, pero yo hasta he llorado. Evidentemente no voy a poner todas las palabras, porque está claro que las hay lógicas: diario estupefaciente, nes oliver, novela blog, sexo, cocaína y muchas otras relacionadas directamente… y otras que no tienen ni puta relación pero no son divertidas. Pero es que hay alguna que es la puta bomba.
(más…)

Pequeños cambios en el blog y en la numeración de capítulos

Categoría: Cómo se hizo, Presentación — Nes Oliver @ 14:00


Ante todo pediros disculpas porque estoy actualizando muy de tanto en tanto. Prometo que esto es algo pasajero y que sólo es por motivos laborales. Un aluvión descomunal de trabajo ha invadido la oficina y todavía ningún médico loco está dispuesto a clonarme, por lo que me toca hacer de Juanito Palomo, como siempre.

También es que estamos liados con el nuevo proyecto literario, Generación Blog, nuestra apuesta por la literatura en la red, por el apoyo a los nuevos valores. Después de la experiencia adquirida durante estos siete meses infatigables (siete meses de continuidad en la red es todo un mundo), es el momento de utilizar lo aprendido para apoyar a aquellos que tienen material de calidad y buscan que los lectores los conozcan. La semana que viene inauguramos, ya os avisaré.

Vamos al lío, que como siempre me voy perdiendo. Como veréis, modifiqué hace unas semanas los colores del blog para que no os quedáseis cegatos como gatos de escayola. Creo que con el color negro el blog ha ganado en legibilidad. Si alguien tiene alguna idea mejor ya sabe, que me lo diga, estoy abierto a consejos.

Y por último, he decidido modificar la numeración de los capítulos porque había mucha gente que se liaba. Nunca he querido partir la novela en dos partes porque ambas partes están íntimamente ligadas. Pero también he querido dotar de propio espíritu a cada una de las dos partes. Viendo que era bastante complicado, sobretodo para los nuevos lectores (me encontraba en mi correo pichas hechas un lío en mi correo en numerosas ocasiones), he optado por numerarlos generalmente. Veréis en el índice de categorías que los primeros nueve capítulos se numeran del 1º al 9º, y después del diez como 10, 11, 12… Esto es por un pequeño “defecto” de Word Press, que me ordenaba alfabéticamente las categorías y me mezclaba los capítulos como si los hubiera ordenado un psicópata sin brazos. Ahora creo que la racionalidad impera en el orden de la novela-blog. Pero repito lo mismo, si alguien cree disponer de una idea mejor que me lo diga.

Gracias por esperar. Este finde me encierro, me quito el mogollón de trabajo que tengo y actualizo con nuevos capítulos…

Feliz finde, cabrones y cabronas!!!

3 Junio 2008

Capítulo 50 – Bye, bye, Alexandra – 6ª parte (…habla, dime qué piensas, dime qué te pasa, yo quiero escuchar tu voz…)


Y es que vivir una relación tiene múltiples parecidos con vivir en una dictadura. Se tiene que obedecer de forma ciega lo instaurado porque no hay valor suficiente para intentar romper el sistema por uno mismo, y esa misma frustración nos hace defender ciegamente el régimen para no sentirnos mal con nuestro propio ego. Añadiendo el factor “costumbre”, que nos impiden cambios que puedan ser importantes en nuestra rutina cotidiana. Somos animales de hábitos, necesitamos una cierta seguridad, aunque no sea satisfactoria, aunque de tanto en tanto tengamos que salir de casa a encontrar lo que compense nuestras carencias, aunque vivamos en una mentira, aunque hagamos que los demás vivan en una mentira, aunque alimentemos la mentira haciendo que ésta pase a ser esencia propia. Y cuando hay que plantar la cara, nos acojonamos, puta moral cristiana, y apretamos fuerte el culito para no cagarnos encima, y nos decimos en nuestros sucios adentros que nos sabe mal hacer daño a nuestra pareja. Lo que nos sabe mal es ser tan egoístas por sentir que no nos importan los demás como creemos que nosotros les importamos, y por ello aún somos más ingratos, viviendo dobles vidas y mentiras. La vida es un inmenso barrizal lleno de charcos de mierda en los que vamos saltando y salpicando a los demás, mientras los demás esparcen sus lodazales en nuestras narices, boñigas líquidas salpicadas, esparcidas, y todo apesta a heces putrefactas, como hiede nuestro interior malévolo en tantas ocasiones.

Y como no quería que mis aledaños se viciasen del mal olor de mis excrementos psíquicos y que ello me estropease el fabuloso sexto ron de la jornada, me armé de valor, me apreté el cinturón un agujero más para que las pelotas estuvieran mejor cogidas y me dispuse al ataque. ¿Cómo? Pues como un gilipollas puede desarrollar una situación de este tipo, buscando el conflicto facilón, esbozándolo según respondiese mi oponente y proyectándolo a la enésima potencia de la irracionalidad. Que San Cacique Cola me asista…
(más…)