Novela Blog, Blog Novela, novelablog, blognovela

11 Enero 2008

Esto no es apología de nada, por si acaso…

Categoría: Cosas mías — Nes Oliver @ 2:58


… y no es que me quiera defender de nada, no tengo ninguna necesidad de ello y, sinceramente, hace ya mucho que dejó de preocuparme qué puedan pensar de mí. Llevo pelo largo, anillos, colgantes, incluso una pulsera de Tous, y sin embargo soy heterosexual, convivo en pareja y tengo un hijo. Nunca me he cortado en decirle a nadie una verdad a la cara, ni siquiera a mis clientes, porque considero que la sinceridad de un profesional es más importante que hacer la pelota para mantener a un cliente y no reportarle ningún beneficio, sobretodo cuando el ego del cliente decide creer que sabe tanto como yo de mi profesión. Si alguien hace o dice una gilipollez en mi presencia se lo hago saber ipso facto y sin mesura. Quien se siente mal por un comentario crítico positivo o un reproche coherente, no merece la pena seguir a mi alrededor. Los amigos que lo fueron y ya no están a mi lado han sucumbido, o bien a mi sinceridad, o bien a sus propias mentiras. Soy así, no puedo evitarlo.

El mundo no es mío, pero mi mundo sí lo es. En él yo decido, mando, ordeno, dispongo y juzgo. Quien lo quiera bien, y quien no, pues también, no me preocupa, me la pela soberanamente, pues en mi mundo sólo puede entrar quien yo quiero.

Sin embargo sí que me preocupa que alguien pueda malinterpretar lo que hasta ahora he posteado (y lo que queda) y considere que esto es una apología al hedonismo y a las drogas. Por eso aclaro que esto no es así. Tampoco me gustaría que se relacionase a las personas de las que hablaré con sórdidos sub-mundos de vicio, pues se prejuzgaría mediante un silogismo erróneo. Diario Estupefaciente es una historia en la que tú decides cuánto hay de cierto y cuánto de ficción, y por supuesto, escoges la lección que aprender de la lectura, si es que se puede extrapolar alguna lección (no la planteé como sentencias indudables de gurú o de profeta). Mi intención no fue hacer apología de nada en su momento y menos aún ahora. Y reitero: si sigues leyendo es decisión tuya, no te estoy obligando.

Me la bufa que alguien pueda pensar de mí “mira, abla de drogas heste invécil, heso hes porque será drogadisto”. Repito, que cada cual piense lo que le guste pensar…

Pero no me gustaría que algún adolescente susceptible pudiera leer esto y creer que lo correcto en la vida es drogarse, beber y follar indiscriminadamente… Sólo sería correcto si se llega a esa conclusión individualmente, sin influencias externas.

Por cierto, amigo Dani Bolinga… Gracias por la crítica constructiva y hacerme ver que el rojo violento del fondo jodía demasiado la vista a quien tenía que pasar rato leyendo. Espero que con el pequeño cambio la lectura no se haga tan pesada.

Bueno, mamones y mamonas, ya no hay tregua!

Nadie ha dejado sus estupefacientes »

Aún no hay comentarios.

Suscripción RSS a los comentarios de la entrada. | TrackBack URI

Deje un comentario

Me encantaría saber qué opinas, pero no te flipes con insultos, spam, contenidos promocionales o ilegales, o me veré obligado a borrar tu comentario, darte un par de collejas, placa, placa y eructar en tu oído canciones de Camilo Sesto... Además, está explícitamente prohibido hablar mal de cualquier madre (incluso de la mía), mentir exclamando que la tienes más grande que yo, y/o utilizar este espacio para hacer "trapis", discernir sobre los errores ontológicos de la Biblia o la sífilis de Nietzsche y/o anunciar tus servicios sexuales. Y por supuesto, escribir en lenguaje de SMS, ¡que esto es un blog, no un Nokia, hostias!

XHTML (Utiliza algo de html si te sale de las narices):
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <code> <em> <i> <strike> <strong> .