Novela Blog, Blog Novela, novelablog, blognovela

12 Marzo 2008

Capítulo 38 – Sin mí caminarás ligera (…en un mundo descomunal siento tu fragilidad…)

Categoría: Capítulo 38, Memorias, Novela Blog — Nes Oliver @ 0:44



Llamé a Sonia, creo que temblando. No hablaba con ella desde hacía varias semanas, justo el día del 11 de septiembre, que me llamó para contarme en primera persona lo que sucedía en los USA por los atentados en New York. Hacía trasbordo pues había estado unos días en Miami visitando a su hermana. Ese viaje lo habíamos planteado de hacer juntos, pero nuestra disolución como pareja redujo a uno el pasaje. Colgó. Lo intenté de nuevo. Gimoteaba.

- Ya no quería hablar contigo, Nes.

- Ya, pero es que…

- Ni es que ni es que – me cortó -. Me hace daño escucharte – pensé en convencerla para quedar, pero Mery surfeó en mi cabeza y me olvidé rápidamente.

- No quería hacerte daño, lo siento…

- Adiós – me pareció escuchar un te quiero ahogado por un sollozo.

Esto no me puede estar pasando ahora, el día de hoy es otro sueño, Nes, seguro. Me pellizqué. Y adquirí inmediatamente consciencia de lo que había hecho: había vuelto a ser infiel, me cago en mí. Lo que en mi primer viaje a Galicia le hice a Myriam esta vez le había tocado a mi amada esposa. ¿No podría ser que los adulterios sean de inferior categoría si se cometen con mujeres con las que se hayan mantenido previamente uniones carnales? ¿Qué incluso sean de menor clase si esa relación sexual ha sido extensa en el tiempo? Follar con quien se ha fornicado tantas veces es mucha cuestión de costumbre, no se añade ninguna nueva muesca en el revólver…

Seguro que si Mery lee esto no pensará precisamente eso, va a ser que no. Supongo que me culpará de reincidencia y mal gusto. Mal gusto porque, sin excepción en mi vida, todas mis parejas cuando han visto fotos de novias anteriores, casualmente las han visto feas. ¿Cómo pudiste salir con ese callo, con ese adefesio? Extraños los sistemas defensivos de la psiquis femenina. He probado mostrar esas mismas imágenes diciendo que la plasmada era mi hermana, mi sobrina, mi prima o lo que fuese (siempre y cuando no englobase connotaciones eróticas), y las han encontrado guapas. Como cambia la cosa, ¿eh?

Me acosté con mi ex cinco veces más, lo recuerdo cristalinamente. Cinco ocasiones en el espacio determinado de un mes y poco, donde la amistad se fue recuperando, pero que de muchas formas a ella le fue perjudicando. No supo asumir el rol de amiga-amante. Las brasas de sus antiguos sentimientos se avivaron a la vez que las chispas por Ferrán. Confusión. Quizás tan sumamente habituado estaba a llevar una doble vida de mentiras, entre infidelidades y drogadicciones fiesteras, tan atraído por el morbo y por el físico de Myriam, y no acostumbrado a mis carencias sexuales de follar cada dos semanas, no supe evitarla, no supe escaparme de las situaciones que sabía perfectamente que me iban a inducir al sexo.

La primera vez fue en su casa, un domingo que me invitó a tomar café. Un pantaloncito de pijama acentuaba ese culo respingón que hacía las delicias de mis manos y mi lengua y, por supuesto, jugueteamos. Pero la confianza tan enorme se nos fue de las manos. Ni siquiera llegamos a la cama, no. En el sofá directamente. No nos dio tiempo a más. El deseo era demasiado incendiario. Por suerte no manchamos nada.

Otra de las veces se consumó en los baños de una discoteca donde trabajaba una amiga suya, que, por cierto, estaba muy buena. Era primera hora y no había casi nadie en la pista pequeña, por lo que los porteros se encontraban, o fuera, o en la pista grande. Después de la primera copa nos dio ganas de levantar la patita y de esnifar, por lo que fuimos al baño. Atravesamos un largo pasillo; uno enfrente de otro encontramos los servicios, de mujeres a la derecha, de hombres a la izquierda, como suele ser habitual y común, por la misma extraña razón que los jueves en los restaurantes de menú suele haber paella. Viendo la posibilidad, nos colamos ambos en el baño de las féminas. En el tiempo que necesitó para evacuar líquidos yo había preparado sendas rayas, había esnifado y cortado papel higiénico para secarla. Se sobreexcitó mientras la limpiaba y procedí a masturbarla de la manera en que a ella más cachonda se ponía. Me pidió que parase. Eso me tocó los huevos, pero decidido a respetarla le pasé el tubo para que ingestase la rica droga y así hizo. Para mi sorpresa, nada más hacerlo, se bajó los pantalones y el tanga y me invitó a penetrarla a cuatro patas, apoyando las manos en las paredes. Situaciones como esa, de recién esnifado, son increíbles. El orgasmo no se hizo esperar y llamó espasmódicamente a las puertas de nuestros sexos. Luego las risas y la juerga del alcohol y la música bailable. Su amiga, que debía saber de las dramáticas humillaciones que Myriam habría contado, flipaba al ver una realidad que nada tenía que ver con la imagen de Minotauro monstruoso que creía yo era. Como encantador acabó definiéndome mientras mi antigua novia se arrepentía de no haber disfrutado conmigo de más juergas como las últimas con las que nos honrábamos.

La tercera y cuarta vez fueron en mi oficina. Dos tardes a última hora, habiendo quedado para cenar. La primera yo la esperaba en mi despacho adelantando faena para poder escaparme a Compostela. Era más cómodo ir en su moto que en coche por el tema del aparcamiento, así que vino a buscarme. Mientras yo acababa cualquier cosa ya iniciada, ella consultaba algo en Internet. Quiso ir al baño y entró en el de mi despacho. No sabía de la existencia del jacuzzi, que le sorprendió en el lavabo de una oficina, y se pirró por probarlo. No quise decepcionarla y procedí a llenarlo con agua caliente. Nos bañamos desnudos, lógicamente, con la tonta excusa nuevamente de la confi. Hicimos el amor, está claro. Así que a la semana siguiente ya estábamos de nuevo fornicando en la bañera redonda, entre burbujas y sales de aromaterapia. Tiene su cierta gracia follar mientras cantidad de chorros potentes de agua masajean el cuerpo. Aunque también debe ser referido, es de una gran incomodidad, de proporción inversa a lo que la imaginación da de sí en situaciones excitantes como esas. Y que es mucho más cansado hacerlo dentro del agua que en una cama, más que nada por la resistencia del cuerpo al líquido y por la poca capacidad de agarre de las pieles. En situaciones similares recomiendo enfervorecidamente no usar champú, ni jabón ni nada.

La segunda vez que nos amamos en mi oficina, tristemente finalizamos, ya que después de quedar estupefactos ante la gran corrida, el zumbido del móvil me sobresaltó anunciando ganas de Mery de hablar conmigo. Myriam aguantó estoicamente a que acabase de hablar con mi pseudo-esposa, cigarro tras cigarro. No hubo cena. Le habían dolido los ovarios por mi escasa sensibilidad y utilizó cualquier excusa para ausentarse. Quedamos para otro día. No me di cuenta aún de que volvía a sentir algo por mí. ¡Qué necio!

Y la última ocasión en que gocé su cuerpo fue después de una cena, una noche en que Lydia no venía a dormir. En pleno acto de sofoco sensitivo se le escapó un te quiero y en ese insano instante advertí realmente lo mal que me estaba portando. Una mujer comprometida conmigo, traspasando cordilleras, esperaba fidelidad y confiaba en mí, y una amiga se aguantaba con lo poco que le daba, necesitando más de mí y no pudiendo rehacer su vida con el candidato perfecto que era Fer por culpa de mis intromisiones. No era justo hacerle eso, no era nada justo por mi parte, cerdo egoísta. Nuevamente tendría que arrastrarla por los valles de las infelicidades, destrozando su cuerpo con los riscos punzantes de mi imbecilidad. Nuevamente. ¡Qué duro para mí! Su última queja, después de vestirme y estar a punto de salir por la puerta, me raspó con maldiciones, con las que yo mismo durante demasiado tiempo me he castigado.

- Con lo que te quiero y te necesito… Que alguien desconocido me de más que tú y me haga sentir mejor conmigo misma, tiene delito. Me sigues haciendo daño, Nes. Yo sólo quería que volvieras a darme un poco de ti, con eso me hubiera conformado. Está claro que nunca más volveremos a aquellos maravillosos tiempos, ¿no?

- No. Y te juro que de verdad lo siento. Lo que no pudo ser no será. Cuando vuelvas a estar preparada para la amistad, me llamas -. Y marché dando un portazo.

Ella quedó desangrándose por la frialdad, que en realidad era fingida para que olvidase sueños de continuidad conmigo, para barrer el suelo que pisaría quien venía detrás de mí. Me hice el duro delante de ella, pero ya en el ascensor caí rendido y me deshice en llanto como un niño. Lloraba de puro corazón por hacer sufrir a un ser muy querido como no lo hacía en mucho tiempo. Sufría de nuevo por arrasar a alguien, a una persona con la que había vivido cientos de cosas, que me lo había dado todo, que me absolvía de cada crimen y afrenta contra su persona y me ofrecía su amistad. No podía ser tan cabronazo como para perpetuarme en martirios. Burro tropezador… El mundo rulaba sin parar y al caer se mordía la cola… Maldita la hora en que tuve que crecer y decidir, aceptar las consecuencias de mis actos.

Me perdonó, no tardó una semana en llamar. ¿Cómo no voy a quererla tanto? A cada hostia que le he dado ella ha continuado poniendo mejillas y creyendo en mí. Digno de admirar en los tiempos que corren. Tú sabes que con tantas perrerías que aguantaste ya tienes un cielo ganado. Lamento haberte arrojado todas las fieras de las que fui propietario. Eran otros tiempos, cuando no sabía querer, cuando no sabía qué era el querer. Ferrán sabe quererte y continuarás siendo muy feliz con él por mucho tiempo. Hacedme un favor los dos: ¡SED DICHOSOS y mascad alegrías…!

10 Comentarios Estupefacientes »

  1. Jajajaja me encanta lo serio que te pones cuando quieres claro.

    Y no me piques….que ya tengo dos posibles números de teléfono y me juego el cuello en que en uno de ellos te encuentro y por supuesto que el correo también obra en mi poder jajaja.

    Cuidadín no te suene el tfno. y sea tu mas fiel pesadilla (…como me dijiste? puñetera? si creo que así me clasificaste) sigo, tu mas fiel pesadilla puñetera jajajajaja.

    En el post de hoy y los sentimientos que despierta en mi…pues mas de lo mismo y que te he repetido un millón de veces así que ya lo sabes¡¡¡

    Besikos

    Comentario por Jeza — 12 Marzo 2008 @ 17:19

  2. Jjejjejé… No ves que soy un chico serio en el fondo (pero sólo en el fondo y cuando es necesario).

    Mi teléfono es público, con ello quiero decir que lo puedes encontrar en cualquiera de mis páginas webs como contacto. No contesto nunca (o casi nunca) al teléfono (siempre tengo alguien que me atiende las llamadas para no ir interrumpiendo con cada llamada lo que me traiga entre manos). Pero puedes intentarlo, jejejé… Respondo a todos los recados que me dejan en cuanto tengo tiempo, eso sí, jejejé…
    Lo he estado contando mejor (qué puñetero soy yo ahora, jejjé) y creo que me sale que acabo de publicar justo con la Semana Santa empezada, qué putada, ¿no?

    Eso, besikos. Y que te motive lo que queda…

    Comentario por Nes — 12 Marzo 2008 @ 17:28

  3. Vaya!en este capítulo hasta me da pena de tí por lo que dices que sufres por hacer daño a Myriam.En el fondo no eres tan cabroncete como parecias,sólo es que no sabes decir que no ante una mujer que te gusta.No has nacido para ser fiel,como casi todos los hombres.
    Espero inpaciente la próxima entrega!Podias poner algo más cada día,esto se lee en un pis pas…
    Besos.

    Comentario por Mary — 12 Marzo 2008 @ 17:32

  4. Mary (ufff, cada vez que escribo tu nombre tengo que revisarlo por si he escrito Mery, juajuajuá),

    la fidelidad no creo que se de haber nacido para ello o no. Nuestro esquema genético está preparado para procrear cuanto más mejor, pero nuestro esquema mental está preparado para la fidelidad, para que así todos tengamos las mismas oportunidades de procreación y se garantice la verdadera paternidad del bebé.

    A lo largo de mi vida te puedo confesar abierta y públicamente, que me he acostado con muchas chicas con pareja, más de con las que me he acostado teniendo yo pareja, por lo que no sabría qué responderte, sinceramente. Y sin embargo ningún señor ha sido infiel conmigo. Bien pensado, ningún señor ha hecho nada sexual conmigo, es verdad…
    Bromas aparte, la infidelidad puede ir implícita en relaciones no satisfactorias o como compensación a carencias con la pareja o complejos propios. Siempre he reconocido que una gran parte de las relaciones sexuales que he mantenido han sido para enorgullecer mi ego, posiblemente.

    No obstante, el personaje en sí no es un cabrón, es un chulete con poca empatía, que no tiene claro realmente qué es el amor, como la mayor parte de la gente. Sólo cuando uno es capaz de ser feliz en solitario será capaz de ser feliz con alguien. Quien decide tener pareja para ser feliz se confunde, porque está basando una relación en una necesidad vital, por lo que se crea una dependencia importante… O eso creo yo…

    No sufráis, que ya queda poquito para acabar, va en serio…

    Beeeeeeeeeeeeesos!

    Comentario por Nes — 12 Marzo 2008 @ 18:10

  5. ehhhhh no te pases que te caneo¡¡¡¡ Eso de la semana santa empezada no me hace ni pizca de gracia.

    Ahora la que se pone seria soy yo, (joe como que se me ha quitado la sonrisa de un plumazo), ni se te ocurra hacer eso. Piensa que muchos nos piramos para esos días, yo en concreto marcho el miercoles y como seas tan borde de no darme el final para ese día, soy capaz de (algún día) ir en tu busca solo para tirarte de las orejas, y lo digo en serio¡¡¡¡ (bueno no mucho pero si algo eh¡?)

    Va joe en serio no seas tan borde porque me quedaré sin saber el final hasta CUATRO DIAS MAS TARDE y yo no podré disfrutas Asturias como se merece si me haces esto. Ya que no te voy a dar pena, hazlo por Asturias jopetas. Piensa en mi sufrimiento de pensar que abrá pasado y cómo cuando mire uno de esos paisajes que tanto tiempo me ha costado ir a admirar….y encima para no deleitarme porque estoy pensando en otras cosas.

    Pongo a dios por testigo que como me hagas esto dejo de leerte, ea¡¡¡

    Y por supuesto, ahora no hay besikos.

    Comentario por Jeza — 12 Marzo 2008 @ 18:52

  6. Pero Jeza, cielo… Sabes perfectamente que sí vas a disfrutar plenamente de tus vacaciones asturianas a pesar de eso. Asturies, esos maravillosos paisajes, ese mar, ese frío… Oh, qué bonitos días vas a pasar de vacaciones… mientras yo trabajo!
    ¿Crees realmente qué me puedes conmover hablándome de tus maravillosas vacaciones? (mueca de enfado) Así funciona este país, con todo el mundo haciendo vacaciones (mueca escupiendo al suelo)… Jjajajajajá!!!!
    Bromas aparte! Ya sabes que no puedo alterar el proceso, me va el karma en ello, cielo…
    Si dejas de leerme habrás desperdiciado horas de tu vida en leer algo que no sabrás cómo acabará… No es lógico…
    Aunque, en tu caso, quizás te lleves una sorpresa en el correo electrónico (pero prométeme que no se lo pasarás a nadie, ¿ok?)…

    Ahora hay besikos???

    Comentario por Nes — 12 Marzo 2008 @ 19:18

  7. Mensaje para cualquiera de los dos Nes, para el aprendiz, que es el protagonista de esta novela, y para el autor que hoy puede escribirla porque finalmente entendió lo que a otros también nos ha costado:
    Sólo cuando estés bien con vos mismo, podrás estar bien con los demás. Sólo cuando manejes tu soledad podrás manejar una relación. Necesitás valorarte para valorar, quererte para querer, respetarte para respetar y aceptarte para aceptar, ya que nadie puede dar lo que no tiene dentro de sí. Ninguna relación te dará paz si vos mismo no la creás en tu interior, ninguna relación te dará felicidad que vos mismo no construyas. Sólo podrás ser feliz con otra persona cuando seas capaz de decirle totalmente convencido “no te necesito para ser feliz”. Sólo podrás amar siendo independiente, hasta el punto de no tener que manipular ni manejar a los que decís querer. Sólo se podrá ser feliz cuando 2 personas felices se unan para compartir su felicidad, no para hacerse felices la una a la otra, para amar necesitás una humilde autosuficiencia, autoestima y una libertad responsable. Pretender que una persona nos haga felices y llene todas nuestras expectativas es una fantasía que sólo trae frustraciones. Por eso, amate mucho y madurá y el día que puedas decirle a la otra persona “sin vos también me la paso bien”, ese día estarás preparado para vivir en pareja.
    Por Dios, la hora que es y yo “hablándole” a un personaje de una blognovela….a esta altura de mi vida, adicta a un estupefaciente virtual…pero bueno, las casualidades no existen….me pregunto si metafísicamente esta novela será para mí una causa o es ya un efecto.
    El último cigarro y a dormir, que mi comentario está de por más extenso

    Comentario por Marianela — 4 Julio 2008 @ 6:32

  8. Marianela,

    Ambos Neses compartimos cosas, por lo menos un blog en el que uno escribe y el otro lee… eso por lo menos. Escribas a uno o a otro, ambos lo leeremos.

    Evidentemente, creo que el sentido de la vida y de la felicidad está precisamente en lo que tan bien has definido, en el “yo mismo”. Cualquier carencia propia que intentemos compensar con otra persona, tendrá el factor que volverá a ser carencia si esa persona falta. La gente de la calle no entiende el amor como debería ser realmente, sino como esa compensación, por eso la mayor parte de amores con los que nos damos de bruces son enfermizos, posesivos, dependientes… Dependientes de una persona que les ayuda a eliminar alguno de sus complejos o de sus debilidades, pero no todas. Cuando esto sucede, ambos miembros dejan de soñar con sus sueños y se engañan diciendo que ya tienen suficiente. Eso es mentira. O dejan miles de cosas en el tintero para que su pareja no se enfade (pues ellos se enfadarían en esa misma situación) y limitan su existencia y la del otro. No hay nada peor que querer seguir viendo a través de vendas en los ojos…

    No sé si las casualidades existen o no, pero la vida nos va cruzando a unos y a otros… y eso es tan bonito…

    Comentario por Nes Oliver — 4 Julio 2008 @ 13:02

  9. No solo adicto al producto mas conocido de mi pais (la coca asi no sea el unico y me encabrone que Colombia sea reconosido por esto) sino adicto al sexo y un engranaje perfecto en la costubre de follar.

    Comentario por Mélomano♫ — 23 Agosto 2009 @ 19:41

  10. Malo cuando el follar se convierte en costumbre, malo cuando drogarse se convierte en costumbre, peor cuando todo se convierte en vicio o necesidad. Con 33 pasados todo se transforma en placer que hay que paladear.

    Comentario por Nes Oliver — 24 Agosto 2009 @ 6:59

Suscripción RSS a los comentarios de la entrada. | TrackBack URI

Deje un comentario

Me encantaría saber qué opinas, pero no te flipes con insultos, spam, contenidos promocionales o ilegales, o me veré obligado a borrar tu comentario, darte un par de collejas, placa, placa y eructar en tu oído canciones de Camilo Sesto... Además, está explícitamente prohibido hablar mal de cualquier madre (incluso de la mía), mentir exclamando que la tienes más grande que yo, y/o utilizar este espacio para hacer "trapis", discernir sobre los errores ontológicos de la Biblia o la sífilis de Nietzsche y/o anunciar tus servicios sexuales. Y por supuesto, escribir en lenguaje de SMS, ¡que esto es un blog, no un Nokia, hostias!

XHTML (Utiliza algo de html si te sale de las narices):
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <code> <em> <i> <strike> <strong> .