Novela Blog, Blog Novela, novelablog, blognovela

22 Marzo 2008

Capítulo 43 – Y al final llegó el final (…ya nunca podré volver a mirar en tus ojos… otra vez…)

Categoría: Capítulo 43, Memorias, Novela Blog — Nes Oliver @ 2:48



Aún continuamos una temporada llamándonos ocasionalmente, pero hace ya que todo acabó. Deseo que estés perfectamente, de verdad. Mi intuición me dice que casada, quizá con Javi. Desearía alguien mejor para ti, de corazón te lo digo, desearía un verdadero amor que te hiciera exquisitamente feliz. Pero recuerda que la primera vez que decidiste enlazarte a alguien fue conmigo. ¿Por qué ya nunca contestas a mis llamadas o a mis mensajes? Tu tumor me ha hecho sufrir mucho sin tener noticias tuyas, sin tener noticias de Galicia desde la muerte de David. Sí, aquel día fue el último que hablamos. Habíamos hecho que David y Carol se hicieran amigos por mail en la distancia por lo tanto que se parecían, y te llamé para preguntarte si Carol había notado algo raro, porque se había ido despidiendo sutilmente de todos menos de su hermana y de mí, los que quizás nos hubiéramos dado cuenta y hubiésemos intentado impedir el fatal desenlace de su suicidio.

Incluso intentaste quedar conmigo a raíz de un crucero que tu tía te regaló y que al final se frustró, y quisiste también venir cuando inauguré mi garito… Yo sabía en mi fuero interno que no vendrías. Y desde entonces te acobardaste y nunca más se supo. Te encontré a faltar en muchas ocasiones, ¿sabes…?

Del camino de vuelta no me enteré demasiado, inmerso en mi embobamiento y ocupado en intentar tirar por la ventana los besos que aún restaban por caducar, y las caricias, y los orgasmos, y las sonrisas y los abrazos y todo lo que de bueno me llevaba. Olvidé lanzar las ilusiones defraudadas. Lo malo de los naufragios son los restos esparcidos, desaparecidos, rotos. Sólo sobreviven tiras de piel y estrofas de alguna canción

Lo primero que hice al llegar a mi provincia de nacimiento no fue pasar por casa a dejar mis trastos o avisar a mis padres, no. Pasé por el bar en que se pillaba la coca, donde había quedado ya con Xavi para afrontar la nueva realidad, la realidad en la que siempre había vivido, dejando el coche en la puerta, con el asiento del copi repleto con mis posesiones. No fue una celebración, fue un ritual de iniciación a una realidad sin Mery, una fiesta haciéndome el machote, no estoy afectado, coño, he vuelto porque no era feliz, vamos a meternos unas frescas, hostias, que ya estoy en casa, y a comenzar a olvidar en mi intimidad. Aquella noche no hubo luna. Ni aquella ni la siguiente. Durante meses la luna desapareció, supongo que avergonzada por la osadía de haberse reído de nuestro final. No pensaba que iba en serio, Nes, pensé que era coña… La perdoné y nos hicimos inseparables. Somos mentores de todas las estrellas, una a una. Ella me protege ahora, pero lo hace bastante mal. Tres mil noches cerca de Orión son demasiadas noches.

Empalmando una juerga con otra costó olvidar. El alcohol y la cocaína no son buenos consejeros para ello. Durante tiempo creí que mi vida no servía sin ella. No por el amor que pudiese sentir, no. Más bien porque habiendo amado tanto, habiendo entregado todo, sentía el fracaso destronador como lo sentía, machacando mi ímpetu ya enterrado, susurrando que podía ser que el amor no valiese la pena. Quizá el amor puro estaba vetado para mí. Así resté solitario. Fui aprendiz, tú y la soledad me enseñasteis. La soledad de ti y de creer, durante mucho tiempo que ya jamás habría alguien tan especial, y si lo había, sería un amor condenado, como el nuestro, Meriña. Peor que el nuestro. Un amor muerto en vida.

Recogí mis alas, ya no me valían para nada, ya no tocaba volar con ellas. Después viví mucho, sufrí, reí, gocé, no me ahorré de casi nada. No me ahorré nada. Vagué hasta donde las calles pierden el nombre, hasta olvidar mi propio nombre, quemando amor, quemando desamor. Me perdí. ¿Queréis saber cuánto? ¿Queréis saber cómo? Es que… eso es otra parte de la historia. Eso ya es otra historia. Y la mejor lluvia todavía está por caer. ¿Con Alexandra? No sé… eso será parte de otra crónica que quizás también deba escribir. A partir de aquí caminaré sin paraguas. Me gusta que las gotas mojen mi cara y me despierten y me hagan sentir que aún sigo vivo para poder empaparme en cientos de lluvias más… Siempre escuchando la canción adecuada, claro…

30 Comentarios Estupefacientes »

  1. Cuando estás tan perdido nada te consuela, y buscas ese apoyo en cosas que aparentemente te ayudan, pero un día te despiertas con resaca en una cama que no es la tuya, con alguien que no conoces; i mientras te vistes y te marchas sigilosamente, te das cuenta de que ese no es el mejor camino.

    Comentario por D encubierta — 22 Marzo 2008 @ 15:26

  2. Bueno, cosas que aparentemente te ayudan o cosas que te evaden, todo está bien cuando uno lo decide así, mal cuando uno no sabe decir no o decidir libremente. Nunca he querido hacer apología de nada, ni mucho menos, ni he querido defender las drogas. Las adicciones, sean a estupefacientes, tranquilizantes, antidepresivos, alcohol, personas, amantes o parejas son adicciones, no te las puedes quitar de encima así como así. Para el personaje las mujeres de su vida, en esta primera parte, han sido como una droga, de la que difícilmente ha podido escapar, cuando en ningún momento tiene claro por qué ama, qué es el amor: sólo es adicto de tener alguien a su lado que le regale amor… Lo que no puede compensar lo sublima con drogas y alcohol, como podía haberlo hecho yendo al bingo, pagando prostitutas o leyendo el Cuore y viendo Salsa Rosa…
    Levantarse en la cama de alguien que no conoces puede ser un paso de reflexión cuando uno ni se acuerda de cómo llegó, o se da cuenta de que realmente no quería llegar a eso…
    La segunda parte profundizará más en las miserias y también más en el amor, porque de las malas experiencias surge la sabiduría y la capacidad de elección…
    Ahora sí te mando besos, ;p

    Comentario por Nes — 22 Marzo 2008 @ 17:15

  3. Bueno, a mi me pasaba como a él, dependía de estar acompañana, nunca me gustó estar sola.
    Siempre supe como llegaba a la cama de alguien que había conocido esa misma noche, con drogas y alcohol o sin ellas, pero llegó un momento en que ya nada me importaba y eran demasiadas mañanas al lado de una cara desconocida.
    Y con el tiempo todo cambia, al menos en mi caso, y ahora ya no es así y ¿sabes? tampoco me arrepiento.

    Comentario por D encubierta — 22 Marzo 2008 @ 17:28

  4. Arrepentirse es muy fácil… No hacerlo y cargar con las consecuencias de nuestros actos es lo correcto y lo valiente. Si la cagas, pues a solucionarlo; si triunfas, felicidades. La vida son experiencias, sensaciones, recuerdos. Actuar nos puede llevar a equivocarnos, pero hasta en las derrotas y los errores hay sensaciones que importar, que nos ayudarán a madurar. Es mejor vivir y equivocarse que encerrarse por miedo a errar..

    Comentario por Nes — 22 Marzo 2008 @ 18:00

  5. Lo malo es cuando lo haces una y otra vez, sabiendo que te tendrás que arrepentir, una y otra vez porque siempre equivocas la elección, siempre equivocas la acción…

    Comentario por D encubierta — 22 Marzo 2008 @ 18:10

  6. No creo… Equivocas la elección durante un periodo de tiempo determinado, porque el hombre es el único animal capaz de tropezar varias veces con la misma piedra. Pero a base de hostiones uno espabila y evoluciona…

    Comentario por Nes — 22 Marzo 2008 @ 18:27

  7. Yo no aprendo ni evoluciono, los hechos lo demuestran.
    La unica manera de no meter la pata una y otra vez es no eligiendo, no actuando; si me estoy quieta paso desapercibida y a veces consigo avanzar

    Comentario por D encubierta — 22 Marzo 2008 @ 18:32

  8. Pero ni eligiendo ni actuando no vivirás… peor todavía, sentirás el vacío de no haber hecho algo que podría haber salido bien, ¿no?

    Comentario por Nes — 22 Marzo 2008 @ 18:58

  9. Demasiadas veces ya, prefiero el vacío y la soledad a volverme a equivocar otra vez.

    Comentario por D encubierta — 22 Marzo 2008 @ 19:02

  10. Yo, ante todo, prefiero no equivocarme, pero si el riesgo de llegar adonde quiero es errar, con dos cojones y p´adelante. Nunca me arrepiento de lo que he hecho, pero tampoco de lo que no hice…

    Comentario por Nes — 22 Marzo 2008 @ 19:18

  11. Ness…. arrepentirse de lo que he hecho o de lo que hice, que digo yo, que viene a ser lo mismo, no???

    Comentario por Encubierta — 23 Marzo 2008 @ 12:32

  12. jodo!!, no vi el NO…. no he dicho nada de nada

    Comentario por Encubierta — 23 Marzo 2008 @ 12:33

  13. Ufff, después de 5 dias sin ración de pensamientos de Nes acabo de empacharme de capítulos, pero este es el final? Así acaba? como diría mi madre, “me falta un cuadro”. Va, nen, dime que no, please!

    Comentario por Lunera — 24 Marzo 2008 @ 10:06

  14. Después de 30 horas seguidas durmiendo por una de mis maravillosas curas de sueño, vuelvo como Ave Fénix…
    Sí, Lunera, sí, así acaba… la primera parte. Tiene su explicación el porqué de la diferencia de duración de los capítulos con buenos momentos de los de muy malos momentos (en breve un post sobre ello). Pero no es un final realmente, es un final abierto, es un final que exige una continuación… una segunda parte…
    Desde el principio al final intenté crear una novela diferente en muchos aspectos, un estilo mucho más paranoico, un argumento que desde el principio se sabía, unos tiempos acelerados o refrenados siguiendo sólo una coherencia interna y un final seco que “obligase” a seguir escribiendo…
    ¿Te ha decepcionado?

    Comentario por Nes — 24 Marzo 2008 @ 15:59

  15. Qué va hombre!!! Decepcionar no es la palabra, es que me dejas en lo más interesante, como siempre, jajajaj Efectivamente el final es abierto, tanto que no parece final, no parece sino que mañana colgarás un capítulo nuevo. Pero no es así, ahora lo veo claro…
    Bueno, qué le vamos a hacer. Resignación y paciencia.
    Y una vez finalizado tu experimento ¿qué tal? ¿has llegado a donde querías?
    Bss, qué campeón, 30 horas de sueño!!!!

    Comentario por Lunera — 24 Marzo 2008 @ 16:19

  16. ¿Llegar adónde quería? Sí, por supuesto. He conseguido más lectores por ahora de lo que hubiera conseguido publicándolo tradicionalmente, he conseguido un trato con esos lectores, que me fuesen contando sus sensaciones a través de la lectura, que me confirmasen si los objetivos estilísticos y argumentales eran correctos y se entendían bien… En ese aspecto creo que he sido un privilegiado.
    Aún es pronto, no obstante, para hablar de resultados, pues un buen trabajo en la red necesita, como aquel que dice, medio año para ser valorado, y espero que aún vayan cayendo nuevos lectores. Visto lo visto, los 50.000 lectores (que no visitantes) no los veo tan lejanos, ni mucho menos.
    Ahora estaba intentando escribir una reflexión sobre todo esto y preparar una mini-encuesta para que decidamos conjuntamente ciertas directrices de la segunda parte para meterme de nuevo a escribir…
    Curiosamente me llegó el otro día un mensaje anónimo desde el formulario de contacto, tachándome de “comercial” por esta decisión de decidir sentar bases sobre la escritura de la nueva novela con los lectores que han seguido las aventuras y desventuras de un tal Nes Oliver. Le respondía que no podía ser “comercial” algo que un editor había tachado como obra “poco comercial” unos años antes. Si no era comercial en el año 2005, menos lo puede ser ahora, retocada y magreada para ser adaptada como blog y reversionada a mis nuevos gustos personales. Decidir componer la nueva banda sonora con los lectores no comerciales de una obra no comercial no puede ser comercial. No hablamos de lógica ni de matemática, donde multiplicar dos unidades con signo negativo da un total de signo positivo.
    Ahora volvemos a arriar las velas y veremos donde nos lleva el viento de la libertad…

    Comentario por Nes — 24 Marzo 2008 @ 17:06

  17. Pero Nes, que algo sea “comercial” no significa que sea malo, por lo menos para mi “comercial” es que te hará ganar pasta. Que sí, que los escritores/artistas crean para su gozo personal y el de quien contempla sus obras (bla, bla, bla) pero a todos nos gusta gustar, es así. Quizá esa persona opina que metes temas como el sexo o las drogas para crear morbo o “vender” más pero yo no creo que sean temas metidos con calzador, todo lo contrario. Forman parte del personaje y de los acontecimientos. Si no tuviera esas vivencias quizá la historia sería diferente.
    Creo que el hecho de re-escribirla como un blog y el no poder leerla de un tirón ha hecho que se enganche más gente. Por lo menos conmigo ha funcionado. La confusión de nombres, el hecho de ser un “diario”, la agilidad y la sucesión de acontecimientos y, por qué no decirlo, que está escrita de modo que incita a leer. Eso es lo que creo que hizo que leyera 15 o 20 capítulos del tirón y que lo primero que abriera por las mañanas fuera tu Diario Estupefaciente.
    A por la 2ª parte!

    Comentario por Lunera — 24 Marzo 2008 @ 17:34

  18. Precisamente era el tema de las drogas el que el editor veía como menos comercial, “minoritario” según sus palabras, y por el uso del rock como parte estilística y argumental… Cuando la novela “Héroes” de Ray Loriga (de ella saqué hace años la idea de escribir la novela en clave de rock pero a mi estilo) o “Corre, Rocker: Crónica personal de los ochenta” de Sabino Méndez, no dejan de profundizar en esos dos conceptos, el rock y las drogas. Aunque Ray Loriga lo hace desde un punto de vista de “perdedor americano”, muy a lo Bruce, y Sabino en plan “rocker de la movida madrileña” y yo desde un punto de vista de la calle… Pero es que el sexo, el amor, el desamor, la música y las drogas y la evasión de las miserias diarias están en la calle. Podría haber hablado de anti-depresivos o benzodiacepinas y la novela hubiera tenido el mismo carácter pero no la misma rabia…
    Me hace gracia tu comentario porque defines a la perfección cuál era el objetivo de la novela, qué quería transmitir. Precisamente hoy he descubierto una crítica a la novela (crítica a la que he respondido) que hablaba de todo lo contrario. Tantos lectores escribiendo y diciendo lo que yo esperaba no pueden estar equivocados, ¿no?
    Ahora voy a colgar un post sobre esa crítica, para que me vayáis contando qué tiene de razón para vosotros y qué tengo yo de razón…

    Comentario por Nes — 24 Marzo 2008 @ 18:53

  19. Hola,nes,ALUCINANTE,esa es la palabra,me encanta este experimento,no se como llamarlo,novela,diario,bitacora,blog,te encontre,este jueves santo,dios no lo olvidare nunca,y no pare hasta la madrugada del viernes,cuando ya me habia zampado todos tus relatos,como me gusta,me engancho desde la primera linea,que bonita historia de amor,ademas yo soy del norte,aunque de la otra zona de asturias,pasate algun dia ,seguro tambien te gusta,pero por favor no nos dejes asi,sigue escribiendo,aunque sean prospectos medicos,prometo leerte,y si tiene que ser pagando,se hace,sera por perres,bueno un saludo desde el humedo norte ,tan conocido por ti.

    Comentario por ilisalea — 25 Marzo 2008 @ 12:22

  20. Ilisalea,

    también conozco Asturies, vive Dios. Amigos mineros y todo. Este sábado noche cantamos Asturies y El Pozo María Luísa (mira, mira Maruxiña, mira…) a las seis de la mañana, cerrando el último bar…
    Me alegro de leer estas palabras, y me hace gracia que me encontraras en jueves santo, ¡con lo ateo qué soy yo, jejejé! Me hace sumamente feliz esta suma de adjetivos positivos que me dedicas, creo que me he puesto colorado, ainssss…
    No sufras, tú sigue pasando por aquí, que la novela tiene segunda parte y ésta va a ser escrita en tiempo real, con dos cojones. Y también tendré maquetada esta primera parte de la novela en edición ecológica (término pijo para decir edición en PDF o en Word).
    Te has ahorrado tener que estar pendiente de las actualizaciones, aunque he sido muy “elegante” para ello y he actualizado a diario. Ahora no podré ser así, lamentablemente, pero actualizaré a menudo, prometido.
    Saludos desde Barcelona, que aunque Mediterránea, también lleva unos días muy húmeda…

    Comentario por Nes — 25 Marzo 2008 @ 12:53

  21. Hola,de nuevo Nes,claro que me seguire pasando,sera cita obligada todos los dias,casi como ir al baño,o tomar el cafetin,mi segunda droga seras,despues de la cafeina y el pitin,asi que cantando asturianades,vaya bien,entonces te sabras ,la de gijon del alma,Esa villa marinera,de mi tierra asturiana….,bueno ya sabes,canciones de chigre,y si es en gijon mejor que mejor,bueno que de nuevo un saludo,y que todo un lujo haberte descubierto,y a seguir con la vena creativa,un besin.

    Comentario por ilisalea — 25 Marzo 2008 @ 17:58

  22. Gracies! Se me han caído los huevines al suelo al leer “serás mi segunda droga”, puffff, qué bonito, ayyyy… Seré tu Estupefaciente bandido, bandido, corazón corazón malherido… Juajuajuá…! Estoy de muy buen humor, regocijándome en estos comentarios, sintiéndome especial…
    Hale, ya me he puesto el traje con alas y me voy a dar un volteo por los aires!!!

    Comentario por Nes — 25 Marzo 2008 @ 18:02

  23. Bueno Nes, aquí estoy por fin. He llegado al final de tu novela y como que me faltaba algo más. Pero supongo que era el mejor final para esta primera parte. También he leído la critica que has colgado hoy y tu respuesta.Creo que el crítico hace sus apreciaciones como si se tratara más de una novela convencional y se olvida de que es una obra abierta hasta el final, con todo lo bueno y lo malo que esto tiene.
    A mí me gusta cómo se trata el trasunto drogas y las relaciones adictivas, sobre todo el enganche amoroso, me recuerdan mucho a una época de mi vida, precisamente en los ochenta.
    Querido Nes, me ha encantado conocerte. He entrado muchas veces en tu novela, cómo no hacerlo si dejas cada día tu rastro en mi espacio, pero hasta hoy no me había atrevido a escribirte. Y no sabía si tulizar mi identidad o no. Finalmente, he pensado, qué porras, voy a decirle que soy yo. Y aquí he entrado.
    Besos. Escarlata

    Comentario por Escarlata — 25 Marzo 2008 @ 18:09

  24. Escarlata,

    una de mis cuarentañeras preferidas, siempre imaginada en mi mente calenturienta con pluma Montblanc en la boca pensativa, labios rojos, seda o piel desnuda descarnando historias de pasiones, abiertamente, sin hipocresías, sin importarle las críticas… Mi Escarlata, qué buenos ratos me has hecho pasar cuando me he acercado con toda mi poca vergüenza, hale, con dos cojones, dejando una firma cantona e irreverente…
    Te puedo decir que el día que más visitas nuevas entraron a este lugar desde un lugar ajeno fue el que escribiste sobre sexo adolescente y yo invité a leer el capítulo número uno.
    Amo a cada lector hasta el tuétano de mis huesos, y cada uno de sus comentarios me llegan muy adentro, una mezcla de beso y caricia en la entrepierna… Pero hoy, el tuyo, después de una gran siesta, me ha puesto todas las sonrisas de orejas a orejas. Me he mirado en el espejo y me he visto más guapo, más alto, más sexy, porque una profesional de las letras me ha escrito positividades. A lo Bécquer sería: “Hoy he escrito… he escrito y ella me ha escrito… ¡Hoy creo en Dios!”. Pero no me queda bien esa pose, jooo, qué lástima. Creo que a los diecisiete cambié los poetas romanticones por unas malas traducciones de Nietzsche y ya nada volvió a ser como antes…
    Yo creo que después de esta experiencia, para mí tan maravillosa, y después de la de horas que he dejado en esta novela, debo seguir escribiendo y relatar la segunda parte, esta vez escribiéndola en tiempo real.
    Un besazo enooooorme, amiga mía…!!!

    Comentario por Nes — 25 Marzo 2008 @ 19:41

  25. Hola de nuevo,Nes,o deberia ,llamarte mi “”nueva droga preferida”"canalla bandido,que ganas tenia de salir de la ducha,para ver si ya habias escrito algo,vive dios que si me hare adicta a algun alucinogeno,si me vas a dejar mucho tiempo sin leer de nuevo nada tuyo,aunque sean tus antiguas libretas de rubio,bueno salao,buen dia,un besin.

    Comentario por ilisalea — 26 Marzo 2008 @ 11:28

  26. Jjjajajajá!!! La libretas Rubio, jajajjajá… Pero si esas yo no he llegado ni a verlas, jajjjajá… Si todavía estoy hecho un chavalito a mis 32 añitos, jajajjaá…
    A partir de este fin de semana me pondré manos a la escritura de nuevo y empezaré a colgar los nuevos capítulos, aunque después los vaya retocando, pero los colgaré.
    Mírate el último post que colgué ayer, con un mini-test para analizar la novela y realizar la segunda, que así me ayudarás a poder transmitir mejor los nuevos capítulos…
    Besos, chulísima!

    Comentario por Nes — 26 Marzo 2008 @ 16:07

  27. Apabullantemente fantástica la novela, te lo digo en serio. Ayer encontré de casualidad este sitio y no he podido parar hasta acabar. Por suerte veo que has decidio continuar la historia.
    Eres el puto amo, tío, el Ray Loriga en versión blog porque es cierto que, salvando distancias, tiene un toque de Héroes. Aunque esta novela tiene un argumento y extensión mucho más bestias.
    He flipado mucho de como has podido meter la música en la narración haciéndola partícipe del todo, quizás también porque los vídeos ayuden. He hechado de menos que cada fragmento hubiera ido acompañado de su propio vídeo, pero imagino que eso hubiera sido una gran comida de olla y que te hubiera roto el concepto de cada capítulo.
    Eres bueno, tío, muy bueno… Me voy a por la segunda parte!

    Comentario por Flipante!!! — 15 Mayo 2008 @ 13:16

  28. Flipante,

    agradezco los piropos mientras enrojezco, porque soy tímido y vergonzoso :P

    Escribirla ha sido un proceso laborioso, tanto como adaptarla y reescribirla para el formato blog, tanto como la segunda parte me quita tiempo de dormir incluso porque mi trabajo me ocupa demasiado tiempo. Pero merece la pena, te lo aseguro; sólo por leer comentarios como este merece la pena escrbir…

    Comentario por Nes Oliver — 15 Mayo 2008 @ 15:24

  29. Tristeza, náuseas, emoción y morbo es exactamente lo que siento en este momento, pero no por tu relato, que como ya te he dicho me ha provocado el odio y el amor más profundo hacia vos,sí hacia vos, porque en ningún momento pude separarte del personaje. En esta mi realidad que vos creaste con tu historia, ustedes son para mí la misma persona
    Tristeza porque me recuerdo a mi misma en esas exactas situaciones y sensaciones y el dolor que me ocasionaron. Náuseas porque he tenido tantas vidas oscuras que intenté siempre no recordar y en menos de 48 horas me las agolpaste todas juntas no sólo en mi memoria sino también en mi cuerpo. Emoción porque hoy, en esta etapa de mi vida me siento como el Ave Fénix. Y morbo, porque no sabés lo que yo daría… ay lo que no daría por volver a ese sexo desenfrenado. Y trato de invocar esos recuerdos, y no sólo vuelven y los revivo a flor de piel, sino que además no logro ver las caras de aquellos amores salvajes…,ahora sólo aparece en todos ellos el rostro que me he inventado de un tal Nes.
    Marianela, desde algún lugar de la Argentina, con el morbo a mil

    Comentario por Marianela — 5 Julio 2008 @ 4:41

  30. Marianela,

    Tu sinceridad me satisface.

    Cualquier artista que se precie debe ser capaz de transmitir sensaciones a sus espectadores, debe ser capaz de meterse en sus cabezas y golpearles, hacerles sentir el bien y el mal, debe universalizar el tema y ser capaz de particularizarlo de tal manera que los sentimientos sean concretos, individuales, pero partiendo de la misma base, del mismo principio. Hoy me he convertido en artista por haber creado eso, hoy tú me has convertido en artista porque has sentido lo que yo quería que sintieras…

    Cuando escribí la primera parte de Diario Estupefaciente quise crear una historia sobre amores, sentimientos, dudas y errores de juventud por los que han pasado muchas personas. Pero la vida sigue, y los que no aprenden de sus errores se verán confinados a sus miserias eternamente. La segunda parte de la novela es la esperanza de que es posible, de que en la vida podemos elegir, que somos dueños de nuestro destino.

    Y en cuanto a lo del morbo, pues no sé qué decirte… El morbo es aquello que nos excita en nuestra mente, es esa fantasía que cuanto más fantasiosa, extraña y lejana, más satisfactoria es… Aún queda mucho sexo en la historia, ya verás…

    Comentario por Nes Oliver — 5 Julio 2008 @ 19:37

Suscripción RSS a los comentarios de la entrada. | TrackBack URI

Deje un comentario

Me encantaría saber qué opinas, pero no te flipes con insultos, spam, contenidos promocionales o ilegales, o me veré obligado a borrar tu comentario, darte un par de collejas, placa, placa y eructar en tu oído canciones de Camilo Sesto... Además, está explícitamente prohibido hablar mal de cualquier madre (incluso de la mía), mentir exclamando que la tienes más grande que yo, y/o utilizar este espacio para hacer "trapis", discernir sobre los errores ontológicos de la Biblia o la sífilis de Nietzsche y/o anunciar tus servicios sexuales. Y por supuesto, escribir en lenguaje de SMS, ¡que esto es un blog, no un Nokia, hostias!

XHTML (Utiliza algo de html si te sale de las narices):
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <code> <em> <i> <strike> <strong> .