Novela Blog, Blog Novela, novelablog, blognovela

30 Marzo 2008

Historia de una historia (3ª parte)

Categoría: Cómo se hizo, Presentación — Nes Oliver @ 3:04


En el pequeño universo de Diario Estupefaciente hay tres conceptos fundamentales: amor (que implican el desamor y el sexo), cocaína y rocanrol. El estilo de la trama está totalmente embebido de esos tres paradigmas.

AMOR Y DESAMOR

Desde pequeños nos educan culturalmente en la necesidad del amor para la felicidad. Supongo que la iglesia tuvo mucho que ver en ello, de poder divinificar una necesidad puramente animal y utilizarla en su beneficio. Pero da igual, qué más da eso. Tenemos metido en la cabeza ciertas cosas cobre el amor, y eso nos lleva a actuar de maneras determinadas de forma inconsciente.

En el amor los recuerdos se difuminan de manera extraña. Si la relación la hemos abandonado nosotros (por el motivo que sea), la memoria va borrando lo negativo y quedándose con los buenos momentos. Es por ello que la relación entre fechas y capítulos hace que los recuerdos positivos se lleven las partes más largas y consistentes, y a medida que el amor se difumina todo se emborrona, se vuelve más caótico, con menos sentido, todo se acelera, como una representación de lo que pasaría por la mente del personaje en esos momentos. El último capítulo, por ejemplo, marca casi cinco meses de existencia, cinco meses importantes para la vida de Nes, y sin embargo es acelerado, rápido, confuso…

Nuestro cerebro está “diseñado” para protegernos de lo malo, ya sea mediante la adquisición de experiencia o deformando nuestra propia historia para ser más felices.

Por la misma razón la pasión y los encuentros sexuales desaparecen conforme se negativizan las relaciones amorosas y se vuelven problemáticas…

Podríais decirme que no se corresponde con la realidad pues aparecen recuerdos muy negativos de la relación con Myriam. Pero esos recuerdos aparecen porque están incluidos en maravillosos recuerdos amorosos, ante todo con Mery. Y cuando aparecen sentimientos truculentos con alguna de las mujeres del triángulo amoroso, es porque hay otros positivos de por medio a los que tienen que ir relacionados.

COCAÍNA

Podríamos decir que, más o menos, estos serían los efectos de la farlopa:

Dilatación de las pupila, escozor de nariz, sequedad de garganta, mucha sed, pérdida de apetito y de sueño. Sensación de euforia, autoconfianza, energía (suprime la sensación de cansancio hasta que pasan los efectos y sobreviene el bajón). Locuacidad, hablar sin ton ni son, nervios en tensión, ganas de moverse, comportamiento repetitivo (al hacer de la ingesta una especie de ritual concreto y de costumbre). Pérdida del dominio propio, ansiedad, necesidad de dosis mayores o en menor tiempo. Cuando se ingiere de manera continuada, da lugar a toda una serie de efectos psicológicos concretos: depresión, insomnio, desmotivación, irritabilidad, ansiedad, pánico, vívidas alucinaciones, paranoia, psicosis, cambios de personalidad.

Tomemos la historia de nuevo, pero con estos conocimientos que se acaban de aportar. Con ello, nos daremos cuenta que la novela entera es como una gran esnifada, en donde el personaje tiene sus momentos ansiosos, violentos, repetitivos, pero que además, se van incrementando en intensidad a medida que van pasando los capítulos. Por eso la agitación y las subidas y bajadas en los ánimos del personaje, sobretodo acercándonos al final de la historia.

Hay momentos densos que imitan el no poder parar de hablar que produce la coca, otros circulares y repetitivos, otros paranoicos y otros ansiosos y semi-depresivos, con un personaje que pasa de la alegría a la irritabilidad o tristeza.

ROCANROL

La otra base del estilo de la novela. Ya he dicho en varias ocasiones que hace mucho que dejé de tocar la guitarra, debido a mi poca capacidad de aprendizaje. Cuando se tiene tanta música de calidad en la cabeza es frustrante no llegar a poderla tocar. Mis cualidades fonales tampoco digamos que han acompañado, y nunca he tenido el tiempo necesario para dedicarle. Aunque he decidido ahora volver a practicar y ensayar con mi nueva Gibson Les Paul, los resultados son poco menos que dramáticos.

Pero el ritmo endiablado del rock es lo que me ha acompañado toda mi vida y lo que, en parte, me la ha llenado. ¿Cómo poder hacer rocanrol con estos hándicaps? Escribiendo una novela rock, obviamente. Diario Estupefaciente no sólo es una novela rock porque contiene miles de frases de canciones. No sólo por eso, qué va. Cada capítulo es una pequeña canción perteneciente al todo pero con una pequeña vida independiente, como en una Ópera Rock. Y cada capítulo posee un ritmo propio, casi equivalente a ciertos estilos musicales: hay capítulos heavys, rockers, pop, punkis, góticos, grunge… Y como en una canción, hay capítulos-canciones que tienen su propio estribillo, ciertas frases o estructuras más repetidas a lo largo de la narración concreta. La velocidad de cada capítulo, el lenguaje y la poética metafórica subjetiva de los recuerdos y de la realidad dependen del equivalente musical.

No obstante a todo esto, lo único verdaderamente importante no es lo que se haya escrito o cómo, sino lo que hayas sentido o pensado mientras has ido leyendo. Porque si has llegado hasta aquí sólo puede ser por dos motivos, que te haya gustado o que padezcas algún tipo de enfermedad mental o filiación sexual masoquista… Si queréis saber más, pasaos por el mini-test, que en los comentarios de ese post he desgranado también muchas cosas sobre la novela y su cencepto.

Ya queda menos para empezar la segunda parte…

2 Comentarios Estupefacientes »

  1. Si señor volviste,muy bien,y cargadito,te extrañe,merecio la pena ,la espera.Hablas de 3 partes fundamentales,amor-desamor-sexo(casi siempre va unido)en algun momento,o quizas no?creo ,no, afirmo que existe el sexo sin amor,y el amor sin sexo,uff ,seria complicado,cada uno es cada uno,pero es asi,lo jodido es el desamor,eso es lo que duele,lo que arde,lo que te quema,y aunque no queramos tarda,en irse,o talvez nunca se va ,queda ahi,el sexo Uau,lo mejor de lo mejor,sea como sea,desahogo,aunque no hable,jeje solo sudar,a veces no hace falta que hable,es mas incluso mejor,pa cagarla.La farlopa,mejor paso por encima,perdi amigos,entonces es un tema que duele,es una negra sombra a pesar de ser blanca ,como la inocencia,que canalla,como,engaña.Y sin lo que no podria vivir como el mar,roncarol,si señor,rosendo,un mito,y como haces tu aprovechando el juego de palabras,tu “no tienes rival” ,que bueno eres nes,de su cancion,prometo estarte agradecido.Bueno ,un besin.

    Comentario por ilisalea — 30 Marzo 2008 @ 14:19

  2. El AMOR mueve nuestra existencia como una “civilización” de nuestro instinto sexual y el afán de continuación de la especie.
    Claro que existe el sexo con amor, el sexo sin amor, el amor sin sexo (aunque este no lo concibo), el sexo sin sexo (o sea, las pajillas, jajajaá), pero sea como sea, el placer y las sensaciones que nos ofrece la sexualidad son maravillosos, independientemente de los sentimientos. Aunque es cierto, depende de quién sea mejor que tenga la boquita callada, jajajá…
    Las drogas están ahí, simplemente. Es muy diferente el uso del abuso, la costumbre y la adicción de la diversión. La farla es blanca y cristalina, sí que engaña la hijaputa, sí que engaña… Pero las drogas han estado en todas las épocas de la historia, una forma de evadirse, alcanzar estadios de conocimiento o sensibilidad distintos, un camino hacia los dioses…
    Y la música…, ¿qué podría decir de la música? Otra necesidad inherente al ser humano. Al amigo Rosendo lo veré el 19 de abril junto a los Barricada y Aurorita Beltrán en la gira “Otra noche sin dormir”.
    Besazos, guaaaaaaaapa!

    Comentario por Nes — 30 Marzo 2008 @ 17:25

Suscripción RSS a los comentarios de la entrada. | TrackBack URI

Deje un comentario

Me encantaría saber qué opinas, pero no te flipes con insultos, spam, contenidos promocionales o ilegales, o me veré obligado a borrar tu comentario, darte un par de collejas, placa, placa y eructar en tu oído canciones de Camilo Sesto... Además, está explícitamente prohibido hablar mal de cualquier madre (incluso de la mía), mentir exclamando que la tienes más grande que yo, y/o utilizar este espacio para hacer "trapis", discernir sobre los errores ontológicos de la Biblia o la sífilis de Nietzsche y/o anunciar tus servicios sexuales. Y por supuesto, escribir en lenguaje de SMS, ¡que esto es un blog, no un Nokia, hostias!

XHTML (Utiliza algo de html si te sale de las narices):
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <code> <em> <i> <strike> <strong> .