Novela Blog, Blog Novela, novelablog, blognovela

11 Abril 2008

Capítulo 46 – Madrugones y sinsentidos - 3ª parte (…pues, estuve ahí y vi lo que hiciste: lo vi con mis propios ojos…)


Principio de las mentiras, exageraciones y el “todo vale”
Los buenos comerciales conjugan un punto intermedio entre instinto y técnica, entre psicología y teórica, entre garra y servicio. Los malos comerciales no. Dentro de las grandes cagadas de sus visitas, cada vez van empeorando la situación, quedándose con un esquema repetitivo y mierdoso en el que no queda lugar para el análisis y la solución porque sus auto-excusas borran cualquier alternativa de posible mejoría.

Pero como las visitas pasan y los contratos no llegan, en un momento determinado de una visita a un cliente “comprador” (ese que te grita sin palabras que va a comprarte), sin notar las señales que éste envía gesticularmente, y animándose la escenita con un cliente dicharachero (porque hay quien quiere comprar y quien no sabe cerrar), empiezan las primeras mentiras, exageraciones y llega una compra. ¡Coño, qué he vendido! El mal comercial atribuye a la trola la compra, por lo que en cada visita se empieza a crecer más con ellas, a aprendérselas de memoria, a magnificarlas, a dar mayor importancia a las falsedades que a la verdad. En esa espiral tramposa el cliente pasa de ser un ser al que respetar, atender y asesorar lo mejor que se pueda, a un enemigo al que vencer al precio que sea… Ya nada importa más que arrastrar una mano inerte hacia un folio auto-copia de contrato. La victoria es una transacción comercial, y por esa patética comisión muchos son capaces de timar, literalmente, a un cliente.

Podría relataros miles de anécdotas relacionadas con esas mentiras y que los comerciales, tan acostumbrados a ellas, han soltado en mi presencia cuando he realizado acompañamientos, pero eso ya sería rizar el rizo de unos fragmentos de capítulo que pueden llegar a ser harto aburridos…

Principio de clases comerciales
Las clases comerciales son como las meigas, haberlas haylas, y cada una vive en un mundo diferente de peculiaridades. A pesar de ello, sólo hablaré de los más representativos.

Visitadores y comerciales técnicos: Estos son la clase alta de la venta, aunque no es para tanto. Son trabajos en que no se miden tanto las aptitudes personales como los conocimientos atesorados, quizás porque hay un trasfondo de intento de asesoramiento al cliente. Pero todo cae por su peso, y finalmente son ofrecedores y, en ocasiones, chantajistas. Todo el mundo sabe cómo los visitadores regalan talones y viajes a los médicos para que éstos receten tal o cuál medicamento. Tanto como lo que reciben muchos jefes de compras bajo mano porque los departamentos a su cargo posean una exclusiva con una marca. Las ventas se hacen entre risas, sin sudores, sin presiones, yo te regalo, tú haces que mi empresa gane, venga, que te invito a comer. Las transacciones económicas caen bajo su propio peso, por ello las tensiones sobre objetivos económicos son flojillas.

No todos son así, por supuesto, porque hay comerciales técnicos que se ganan la vida con un asesoramiento impoluto a sus clientes, pero en estas tesis buscamos las generalidades y lo negativo. Hablar de lo bueno no tiene demasiada gracia, ¿no?

A este tipo de comercial lo distinguirás por su coche de empresa, y su vehículo te dirá el cargo que ocupa en la empresa. Seat Ibiza para los comerciales nuevos, Audi para los jefecillos, monovolumen para los aplicados con progenie. Buen traje, buena sonrisa, nóminas más altas que la media pero no demasiado en comisiones (por la facilidad de su trabajo y sus cobros en especie). Pero se jactan de su coche de empresa, de sus dietas, de su traje y de un portátil que cargan por imagen y que sólo utilizan en su hogar para buscar porno en la red y masturbarse las noches en que no pueden dormir. Y es que hay mucha coca entre estos…

Alimentación: Tienen un componente parecido al rango anterior, el coche, aunque estos suelen llevar una furgonetilla o un utilitario industrial, un pandita, un Clío de ventanas traseras blancas. El traje de Caramelo que llevaban los anteriores se convierte en Zara, a lo sumo, si no te sorprende con tejanos informales. PDA de rotulador óptico en mano para ir recogiendo los pedidos. No hay presiones, sólo ofertas. Nóminas pequeñas, comisiones pequeñas y presiones nulas.

Servicios: El sector de servicios es de lo más amplio, pues en una sociedad de servicios como es la nuestra, tanto a profesionales como a particulares se le ofrece diariamente absolutamente de todo: telefonía, internet, seguros, financiaciones, diseño web, publicidad, alarmas, gas natural… La imagen es casi de lo peorcito, aunque también dependerá del sector concreto donde se mueva cada uno. Los requisitos suelen ser mínimos (si los hay) para acceder al puesto. Los sueldos base son bajos, pero al vender generalmente intangibles de márgenes abultados y ocasionar pocos gastos (no suelen haber vehículos de empresa ni otros), las comisiones son, por lo general, elevadas. Un comercial bueno o uno decente pero sin escrúpulos puede ganar mucho dinero, aunque las presiones diarias sobre objetivos son altísimas.

Por ello hay mogollón de alcohólicos, farloperos, adictos al juego y buscavidas pululando entre empresas.

Inmobiliaria: Con la crisis del ladrillo van a quedar miles de comerciales inmobiliarios en libertad, dirigiéndose hacia otros sectores con poca estacionalidad en el que sólo se exija algo de experiencia o nada. Hablando el otro día con un amigo mío, directivo de una empresa de trabajo temporal, espantado me decía que ese aluvión de personal con necesidad de ganarse el pan haciendo lo que sabe hacer, vender (o lo que no sabe hacer pero no va a contárselo a nadie), va a cambiar la profesión de comercial tal y como la conocemos hoy día. La oferta existente va a ser cubierta sin problemas, por lo que los sueldos también tenderán a la baja a cambio de comisiones.

Pero volviendo a los asesores inmobiliarios. Todos los que he tratado apenas tienen escrúpulos (quizás para comer de un plato chupado por otro porque les dé asco) y van a vender lo que sea y como sea. La empatía con sus semejantes es inexistente, pues los seres humanos no son sus semejantes, son gilipollas que deben comprar. En el momento en que entras por una inmobiliaria ya te marcan, te ponen un mote, te hacen visitar cincuenta mil inmuebles que en nada se parecen a lo que tú necesitas y solicitas, y escucharás una sarta de burradas en cada uno de los pisos horribles, destrozados, sin ventilación o iluminación, con humedades y aluminosis que te harán visitar. Con muchas posibilidades (zulo), pequeños retoques (reforma integral), para entrar a vivir (para que entre a vivir tu peor enemigo), fantásticas vistas (décimo sin ascensor)…

Coca, café y cubatas, coca y más café y más cubatas, y es que hay que tener push desde la primera hora de la mañana del lunes hasta el sábado.

Sueldos casi inexistentes y comisiones relativamente altas por las altas dificultades de encolomar la mierda que se les obliga a encolomar.

Los comerciales de automoción tienen muchos de los componentes de estos, pero con algo más de clase social y menos fuerzas, más acomodamiento y michelines por el estatismo de sus posiciones.

Puerta fría: Uffff!!! Lo peor de lo peor de lo peor. Aquí ya no hay empatía, aquí sólo hay hijadeputez. Entrarán en tu casa con un producto que para nada necesitas, te forzarán, te agobiarán, te ridiculizarán, se reirán de ti en tu cara, tratándote de imbécil por no comprar el producto y todo aquello que sea necesario. Mejor ni hablar. La mayor parte de timos que he ido escuchando y de los que puedo acordarme, tratan con seres de este escalafón… Mejor dejarlos correr. Aquí ya ni hay sueldos, todo es comisión pura y dura, y esa presión los enloquece, los maquiaveliza, los transforma en animales…

Principio del enchufismo y de los motivos de ascenso
Los departamentos comerciales son los motores económicos de muchas empresas. Fabricar un producto u ofrecer un servicio y no tener quien lo venda es como no hacer nada, no existir, es morir irremediablemente. Cada día son más los comerciales que dicen serlo y más las empresas que los necesitan. Sin embargo, lejos de utilizar el raciocinio empresarial para aumentar cuotas de mercado, los resultados económicos urgentes son los que lo deciden todo.

El sector comercial es uno de los más vastos a nivel de promoción interna, con diferencia. Hay una vacante de responsable de un grupo (o de jefe de ventas, o de director comercial, o de lo que sea), y se tira de la cantera, de los comerciales existentes. Y se le intenta dar formación (normalmente en cursos de pocas sesiones) de habilidades directivas. Coño, coño, coño… ¿No os parece absurdo? No siempre un buen comercial debe ser un buen responsable, ni mucho menos.

Los comerciales suelen aspirar a ocupar un cargo superior porque las presiones diarias de las ventas y la monotonía de estas suele acabar “quemando”. Pero al promocionar a un buen comercial, estamos perdiendo una importante ficha de ese ajedrez, uno de los del 80:20, sin tener garantías de absolutamente nada más que no sea que es un buen vendedor. Claro que muchos pueden llegar a ser buenos jefes, que muchos lo merecen, o que muchos están tan churruscados de la batalla cotidiana que sin ascenso buscan otra empresa en la que intenta cumplir sus propósitos, pero yo hablo de lo poco que se mima esa selección.

Hay una vacante, y entre los responsables de ese departamento deciden que X. va a ser el candidato. Ya está. Alguna pequeña reunión con él, que pareciendo una entrevista o un proceso de selección, no deja de ser una prueba en la que las respuestas ya están implícitas para otorgar el puesto a quien de antemano se ha decidido. ¡Joder, que hasta el cafre del Uannai ha pasado por estos trances!

Principio de la desconexión entre departamentos
Principio fundamental en muchas empresas, pero elevado al exponente del máximo absurdo en el caso que aquí tratamos. Existe una desconexión brutal. En parte, siempre he pensado (aunque sólo es hipótesis, no tengo argumentos psicológicos que sustenten la afirmación) que como los departamentos comerciales airean a los cuatro vientos los sueldos de los mejores vendedores como estrategia de motivación, otros departamentos se sienten mal pagados por su trabajo, y así llega el pasotismo global.

Empecemos. Departamento de Marketing. Unas personas que no suelen tener ni idea de las necesidades de los comerciales, planean su material, su promoción, sus campañas de publicidad. ¿Opinión de los comerciales? ¡Para qué! Ellos cobran por sus resultados. La formación, el reciclaje, el material de apoyo a las ventas, las promociones… todo ello pasa por sus manos. Pero no están en la calle, ni quieren estarlo, ni quieren saber lo que pasa en ella. Y si además son de promoción interna, ascendidos de comercial, peor aún porque su sentimiento egocéntrico les hace intentar organizarlo todo a su gusto, a su manera… Yo con esto vendería millones, se dicen a sí mismos, millones…

Atención al Cliente. Suele ser el Departamento que menos miman las empresas, con personas que en ocasiones uno no sabe qué hacen en esa posición. Debe ser que el hartazgo de escuchar quejas y problemas a diarios les lleva a desinvolucrarse totalmente con la filosofía de su compañía. Ojo, que no critico en particular, ni mucho menos, sino en general. Si el bien más preciado de cualquier empresa es su clientela, ¿no habría que tratarla como tal? Si habéis llamado alguna vez al servicio de Atención al Cliente de vuestra compañía de ADSL o telefonía, sabéis a qué me estoy refiriendo claramente. Si el departamento responsable no sólo no sabe solucionar las problemáticas, sino que ni siquiera sabe atender o respetar al cliente, la labor comercial se va al garete y la marca queda en entredicho, y todo porque uno de sus pilares no ha sido capaz de respetar a quien le paga y de hacer crecer su empresa, al contrario, le da igual hundirla porque así compensa su frustración personal.

Vaya rollazo os he metido, ¿no? Excuse me, prometo no enarbolar más banderas de teorías ni mierdas de esas en adelante, palabrita del niño Nes. Si es que cuando me flipo me flipo… No tengo remedio. Bueno, volvamos a aquella reunión de freakis intentando ser un grupo de ventas.

Me presentaron a la mísera multitud.

- Este es Nes, nuestro nuevo fichaje. Él ya ha dirigido grupos de publicidad en guías telefónicas y será el encargado de uno de los grupos. Mientras acabamos de montar los grupos nos apoyará con sus ventas.

Todos estaban girados hacia mí, observándome, como intentando extraer de mis adentros un Santo Grial de técnicas y capacidades. Si hubieran sido de raza habrían visto mi carencia total de ánimos y energías. Cada uno se presentó, no recuerdo ningún nombre excepto el de un tal Matán, brasileño él y bastante gilipollas. ¿Nes? ¿Cómo uno de gran hermano?, dijo alguien. No, como tu zorrísima madre, pensé, en la que me cagaría y me quedaría tan a gusto, pero dije que no era como el de la telebasura, sino que venía de Néstor.

Cuando era más joven coincidimos en un mismo grupo de colegas dos Néstor, y realmente era un caos, no os lo podéis creer. Y por decreto ley decidí desde ese momento rellamarme Nes. De eso hace ya media vida. De hecho estoy tan acostumbrado a Nes, que ni me giro si alguien pronuncia mi nombre de bautismo. Tarjetas de visita, tarjetas de crédito, firmas… Con la excepción del DNI y del carnet de conducir, todo lleva la marca de Nes.

Con esa pollada empezó una densa reunión sobre ventas, la misma charla evidente, repetitiva, aburrida, tediosa y aburrida que cualquier gilipollas como Antonio pensaría que era formativa y divertida. ¿Qué mierdas hago aquí?, me maldecía una y otra vez, una y otra vez…

19 Comentarios Estupefacientes »

  1. Jo mi primer curro fué comercial a puerta fría…y para nada me he visto identificada con tu descripción. Aunque tengo claro porque me iba bien en ese sector, y no era precisamente el producto que vendía. Por gracia del espirítu santo caía bien al personal. Creo que la vez que más hablé del producto en cuestión no llegó ni al minuto y eso que me pasaba horas en las casas, jajaja me sacaban galletas y café, coca cola, etc.

    Lo único bueno que toda esta experiencia esque se aprende un montón, acabas teniendo un extra sentido para saber en que casa meterte y en cual no. Es díficil ese tipo de trabajo, no me lo negarás. Y sí, hacía como tu, siempre me guardaba algún contrato para los días de vagueza subliminal jeje.

    También quisieron hacerme jefe de grupo en una temporada en que las ventas habian bajado a niveles subterráneos y al final se quedó todo en agua de borrajas porque supuestamente yo funcionaba muy bien en la calle y a parte yo no valgo para jefa. Soy de las que piden las cosas por favor y luego te dan las gracias jajajaja.

    Dejé esa profesión cuando vi que la empresa no cumplía con lo “pactado” con sus clientes. Puedo decir que cuando me marché me costó casi un año entero deshacer mi cartera de clientes. Volví a visitar a cada uno de ellos (esta vez sin ventas, por tanto sin sueldo) sólo para asesorarles de los mismos productos con otras entidades más fiables. (me costó tres meses ponerme al día de esos otros productos). Puedo decir que lo conseguí al 97% y fué realmente sencillo puesto que lo que contrataron conmigo no era por la necesidad del producto sino por lo que he dicho antes…les caía bien.

    La empresa para la que trabajaba al darse cuenta de toda esta movida me puso una demanda y querían que devolviese parte de mis comisiones jajajajaja a punto estuvieron de joderme la existencia.

    Y sabes lo mejor de todo esto? que después de mas de diez años sigo manteniendo el contacto con alguno de mis “clientes”…muy fuerte.

    Toda esta serie de circunstancias me desencantó de esa profesión y me decanté por otros objetivos laborales que a día de hoy me gusta y me da para vivir.

    Ale ya te he contao la biblia de uno de los capítulos de mi vida jajajaja espero que sigas despierto.

    Todo esto para hacerte saber que sigo aqui, sentadita a tu lado y aprendiendo de tí.

    Muchos besikos.

    Comentario por Jeza — 11 Abril 2008 @ 8:50

  2. Ay, Jeza, evidentemente no todo el mundo es de la misma pasta… Y tú ofrecías cariño y respeto a los clientes. Por eso dices que te desencantaste de la profesión.
    Ni todo el mundo es como explico, ni todas las empresas son así, pero mucho hay de cierto en esa pequeña tesis, y realmente yo también me desencanté de la profesión por esos motivos. Yo sigo vendiendo a diario, por supuesto, pero de otra forma diferente, porque mi misión es asesorar. Mis competidores, por ejemplo, revenden espacios publicitarios que previamente han contratado ellos a un precio mucho más bajo. Sus márgenes son mucho más amplios, pero tienen la obligación de vender lo que han comprado (o se lo comen ellos). Su rotación de clientes es muy bestia, y cuando pierden un cliente “gordo” las pasan putas para sustituirlo. Nosotros tenemos una cartera de clientes impresionante, y ellos mismos son nuestra mejor publicidad, ya que nos recomiendan entre sus conocidos, por lo que ya ni siquiera tenemos que realizar actividades comerciales de captación de nuevos clientes… y cada semana entran clientes nuevos… Y el cliente lo es todo, hay que ofrecerle resultados, pero además una experiencia única, un trato especial, hacerlo sentir especial. No todo está en el precio, en la oferta o en el pressing…
    Pero no quería escribir ese capítulo como una lección de ventas, porque realmente no enseña nada. Pero sí era una explicación coherente para Nes de su desencanto e introducir a los lectores que desconocen el sector en la espiral que van a empezar a encontrarse… Pero aún queda bastante hilo que desenrollar, jejejjé…
    Buen finde!

    Comentario por Nes — 11 Abril 2008 @ 11:40

  3. Pues nada, tendremos que ver la evolución de Nes con la panda esta de pupilos que le ha tocado en suerte…

    Así que Nes viene de Néstor?

    Eso me lo imaginaba, pero no había oido nunca la versión corta. Mucho más bonito Nes, que la versión original.

    Comentario por Sunny — 11 Abril 2008 @ 16:16

  4. Jjajajjá!!! Pero a veces me tengo que pensar mi nombre real, jejjeé…
    Cuando me invitan a un evento es graciosísimo, pues te invitan y tienes que dar los datos del DNI, y claro, no coincide ni hostias. Pero llevo más de media vida llamándome Nes. Nunca surgió como idea de nombre artístico ni de apodo ni de nada similar, simplemente como comodidad ante las confusiones con otro amigo del mismo nombre. Pero me gustó, me acomodé a él, lo hice mío, y cualquier día que no me dé palo me lo cambiaré oficialmente.
    Aunque no me preocupa más que cuando tengo que ir al notario a firmar algo, que aquí sólo vale lo oficial, porque por lo demás hago vida de Nes, juajuajuá!!!

    Comentario por Nes — 11 Abril 2008 @ 16:34

  5. Yo con catorce años me cambié oficialmente mi nombre largo y feo por el diminutivo por el que me conocía todo el mundo. Al ser menor de edad me tuve que agenciar tres testigos y justificar con correspondencia oficial que era conocida por ese nombre y no por el largo y feo. Y todo eso pasaba por un proceso y un juez le daba el visto bueno. Jaja! Aun recuerdo cuando a una de mis testigos, madre de una amiga mía, le preguntaron:”Conoce Vd a esta persona por el nombre de ?” Y contestó:”Y esa quien es?” Jaja! Super convincente.

    El caso es que me costó un mes que mi padre no me dirigió la palabra y algún que otro disgusto familiar más. Creo que de pequeña ya apuntaba maneras me temo… Pero quitando eso, es lo mejor que pude hacer y me olvidé para siempre del nombre original, pq en todos los documentos oficiales, el DNI para empezar ya solo sale el nuevo.

    Buen finde!!

    Comentario por Sunny — 11 Abril 2008 @ 17:47

  6. Jjajjajaá!!! Pero tendrías que haber sido más específica con el nombre antiguo, mujer, jajajajá…
    Yo no lo he cambiado oficialmente porque me da un palo de la hostia. Llevo nueve años con el carnet de conducir destruido y me arriesgo a diario a que me multen por la pereza de no ir a Tráfico a cambiarlo (y vivo a dos minutos de La Campana en Barcelona). Como no me incomoda no he hecho nada, pero el día que me apetezca lo haré sin problemas…
    Es que hay mogollón de colas en las comisarías y en las delegaciones de tráfico, ufffff…

    Feliz finde a todos!!!

    Comentario por Nes — 11 Abril 2008 @ 18:03

  7. Ssssssssssssss… Es secreto!!!

    La gente que lo conoce aún lo usa para pincharme y no creas, que lo consiguen, porque me da una rabia….

    Ahora sí que sí, me bajo a pasear al monstruito (o más bien a que él me pasee a mi…)

    Ciao!

    Comentario por Sunny — 11 Abril 2008 @ 18:34

  8. Jjajjajá!!!! Ssst, no se lo cuentes a nadie, sssstt… Jjajajjaá!!!
    Con monstruito debemos entender criatura, ¿no? Los niños, esos sí que son monstruos terroríficos y no los de las pelis de mieditos…

    Comentario por Nes — 11 Abril 2008 @ 18:46

  9. Saludos.

    He llegado a este blog después de mucho buscar contenidos parecidos a él. Después de leer 9 post del tirón, creo que estoy enganchado.

    No veo tu mail por ninguna parte, y me gustaría comentarte algo en privado. Te dejo el mio y si quieres, me contactas y te cuento:

    sociorober@yahoo.es

    Enorabuena por la novela y gracias por compartirla.

    Rober

    Comentario por ROber — 12 Abril 2008 @ 20:34

  10. Contesto todos los comentarios ROber, es bastante público mi mail. No obstante, en la parte de abajo del todo, en los títulos de crédito, aparece un link al formulario de contacto.
    Me alegro que te esté gustando lo que hasta ahora has leído. Considero que si una lectura no te engancha desde los primeros capítulos no lo hará posteriormente… Aunque algo que lo que te guste el inicio no tiene porqué gustarte en su nudo principal.
    Ya tienes mi correo para comentarme lo que quieras…

    Un saludo!

    Comentario por Nes — 12 Abril 2008 @ 20:42

  11. Pues así, a ojo de buen cubero, no te creo.

    Comentario por lo dicho — 13 Abril 2008 @ 19:32

  12. MI hijo el grande se llama Néstor de primero, no sé si lo sabias.

    Comentario por sukinai — 13 Abril 2008 @ 19:42

  13. Lo dicho-Sukinai (sois la misma persona):

    Que a ojo de buen cubero no me creas es algo que no entiendo… ¿Qué no crees? Esto es una novela, unas historia con ideas que recorren mis circuitos neuronales. La cuestión no es que creas o no creas, es que te guste o no te guste y te haga pensar. Tampoco me invento nada, la vida es así, por lo menos lo que yo he visto.
    No sabía que tu hijo el mayor se llama Néstor, porque no sé quien eres, jejejé… A menos que seas mi madre… Vero, ¿eres tú???

    Comentario por Nes — 13 Abril 2008 @ 19:50

  14. Hola de nuevo,uy que mono,estuve algo liada,y no pude leerte,pero ya ,y mira tu que sorpresa asi que te llamas nestor,jajaj,cada uno tiene un pasado de pila,malditos bautizos,si nos preguntaran antes,yo tanbiem,pues yo cuando vi nes,sabes en quien, pense jeej,no me mates ,en el mostruo del lago ness,es una historia que siempre me encanto,y nestor es guapo,sabes signica el que sera recordado,tu seras recordado,por tu gran talento ,por lo menos de mi parte salao,hala a cuidarse,un besin.

    Comentario por lisalea — 13 Abril 2008 @ 20:59

  15. Imaginaba que estabas liada… Si esta semana no hubieras pasado por aquí hubiese iniciado investigaciones policiales en toda regla para encontrar tu cadáver. O quizás hubieran salido en la tele unas vecinas diciendo “olía mal en la escalera, pero no suponíamos que iba a ser la pobrecita Ilisalea pudriéndose”, “ya me extrañaba a mí no saber de ella durante días, porque, ¿sabe usté?, era un poquillo callejera la moza”, jajajjaá…
    A mí Néstor me gusta, y además mucho, pero ya no me siento muy identificado porque elegí mi propio nombre-apodo y me siento cómodo con él. Néstors no hay muchos, pero Nes ninguno, sólo yo, único…
    Realmente, en este caso el significado mitológico no está claro. Si buscas en Google sí aparece “recordado”, pero el nombre es tan antiguo que no se recuerda (curiosa paradoja, ¿no?). Aunque para mí ser recordado, por lo menos por una persona, ya es algo bello.
    Pero la historia de mi nombre es bastante más sencilla, y divertida. Mi madre de joven leía fotonovelas, que eran culebrones de los setenta pero en revista, con fotitos y textos, y a ella le gustaba un protagonista (que según sus propias palabras “estaba muy buenorro”) y me puso su mismo nombre por eso, jajajjaá… Poco sabía mi pobre Vero que acabaría siendo el protagonista de un par de novelas de sexo, drogas y rocanrol. De la Fotonovela a la Novela-Blog… Curiosidades de la vida!
    Hale, besos, que estoy acabando un nuevo capítulo!

    Comentario por Nes — 13 Abril 2008 @ 21:14

  16. 26 de febrero: San Néstor, obispo de Perge de Panfilia.
    4 de Marzo: San Néstor, obispo hispánico de tiempos de Nerón.
    8 de septiembre: San Néstor de Gaza.
    8 de octubre: San Néstor de Tesalónica.
    ———-

    ¿Y para cuando celebras tu santo?
    (…ah, que si que sabes quien soy, pillín)

    Comentario por sukinai — 14 Abril 2008 @ 14:54

  17. Pues en teoría lo celebro el día 26 de febrero, aunque no soy mucho de celebraciones, santos y mandangas de esas…
    Realmente no sé quién eres, sinceramente… Como no seas mi mami…

    Comentario por Nes — 14 Abril 2008 @ 14:58

  18. Néstor es uno de los héroes legendarios de la Ilíada. El menor de los 12 hijos que tuvieron sus padres, Neleo y Cloris. El único que, al no haber participado en la aventura de sus hermanos, que intentaron el robo de los bueyes de Gerión, se salvó de la matanza de los Neleidas, protagonizada por Hércules. Fue uno de los Argonautas, y en la guerra de Troya se distinguió tanto por su arrojo en los combates como por su buen consejo y su elocuencia. Los sitiadores de Troya sentían por él una gran veneración. En su juventud se distinguió en la guerra contra los arcadios y los eleos, así como en la de los lapitas y los centauros. Néstor es en la Ilíada y la Odisea el prototipo del anciano experimentado, prudente y comprensivo, cuyo consejo es tan decisivo en la guerra como las armas. Él convenció a Aquiles para que se uniese a la expedición contra Troya; él fue quien consiguió reconciliar al rencoroso Aquiles con Agamenón; él recibió la visita de Telémaco; él dijo, en cuanto vio la deslumbrante belleza de Elena, que comprendía que hubiese dado lugar a aquella cruel guerra.

    El gran héroe sigue iluminando este nombre y manteniéndolo lleno de significado, de manera que ni los santos, con tener un esplendor poco frecuente, ni los demás personajes que así se han llamado, han conseguido desdibujar este paradigma de prudencia y buen consejo que es inevitable evocar al decir “Néstor”. ¡Felicidades!

    ———————–

    ¿ O eres hereje como diria mi madre… que no sé la tuya?

    Comentario por sukinai — 14 Abril 2008 @ 14:58

  19. Jjajajjaá!!!! Veo que has leído la Wikipedia, jejjeé…
    Sigo pensando que, o eres mi madre, o eres Dani Bolinga, o eres un ser del más allá!!!
    Tanto como hereje no, esas ya son palabras mayores. Pero en una ocasion intenté la apostasia, pero la cantidad de procedimientos que habían de realizarse era tal que se me quitaron las ganas…

    Comentario por Nes — 14 Abril 2008 @ 15:36

Suscripción RSS a los comentarios de la entrada. | TrackBack URI

Deje un comentario

Me encantaría saber qué opinas, pero no te flipes con insultos, spam, contenidos promocionales o ilegales, o me veré obligado a borrar tu comentario, darte un par de collejas, placa, placa y eructar en tu oído canciones de Camilo Sesto... Además, está explícitamente prohibido hablar mal de cualquier madre (incluso de la mía), mentir exclamando que la tienes más grande que yo, y/o utilizar este espacio para hacer "trapis", discernir sobre los errores ontológicos de la Biblia o la sífilis de Nietzsche y/o anunciar tus servicios sexuales. Y por supuesto, escribir en lenguaje de SMS, ¡que esto es un blog, no un Nokia, hostias!

XHTML (Utiliza algo de html si te sale de las narices):
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <code> <em> <i> <strike> <strong> .