Novela Blog, Blog Novela, novelablog, blognovela

28 Abril 2008

Capítulo 49 – Laura – 1ª parte (…seguir la trayectoria que llevan las nubes y volver por la mañana igual que sale el sol…)



Rozábamos el verano, sino es que habíamos entrado ya en él, y el calor me empujaba a veces fuera de mi asombro. En algún acceso de melancolía etílica había llamado a Mery, tal como ella me había llamado en mismas circunstancias que las mías. Cosas del alcohol. Recuerdo que en alguna ocasión alguno de los dos, alternativamente, ponía sobre la mesa las cartas de una reconciliación, pero el contrario siempre iba de farol y con comodines, y era imposible llegar a un acuerdo tácito. Cuatro acordes mal tocaos en la Telecaster y muchas ganas de verla. Cuesta darse cuenta de cuándo algo ha concluido. Cuando eso ocurre el tiempo se diluye y deja de ser un axioma importante de la formulación de la vida y de las cosas. Si no se atraviesa el umbral del cementerio y se sepultan los restos, el alma de una idealización nos perseguirá fantasmagóricamente, magnificándose durante el curso de épocas, condicionando nuestra existencia y las posibles relaciones posteriores, que serán comparadas, no con la relación real fracasada, sino con la idealización que en los recuerdos se fraguó. No dar un paso adelante a veces implica retroceder y los siglos son siempre muy cortos, más si son sólo una canción.

Yo por lo menos tenía claro que la relación no podría funcionar ya nunca, y a excepción de esos pequeños momentos de venas envenenadas de ron, no se me ocurría, ni de lejos, pensar en Mery, pensar en la soberana gilipollada de retomar lo nuestro. Segundas partes nunca fueron buenas. Y menos cuando habías bajado infiernos después de lamer cielos y cielos…

Así que, sin más objetivos que disfrutar de lo que me apetecía hacer en cada momento, y como buen degenerado con relativamente poca imaginación para crear mi ocio, pasaban mis días. Otra persona en mi situación no hubiera dilapidado una fortuna de forma tan absurda, otra persona hubiera invertido en un negocio, hubiera viajado, hubiera disfrutado de otras maneras. Pero quizás es que nunca le di valor absoluto al dinero, no sé cuantificar el calibre de su importancia. Soy un descerebrado. Recuerdo que incluso me planteé cambiar de coche y que el Porsche Boxter o el Mercedes SLK se me plantaban a los ojos como dignos sucesores de Pimientito. Pero lo miraba, con sus ojitos-faros levantados, recién restaurado después del accidente de Santiago, rojo sangre, precioso, brillante, exultante, enérgico. No, Mazda, no puedo hacerte eso, eres el objeto que más he querido en toda mi vida, que más deseé, eres el objetivo cumplido de dónde debía llegar en la vida, eres de lo poco que nunca me ha fallado… No te puedo abandonar ni cambiar, no entristezcas, me sigues gustando, me sigue excitando conducirte, me revienta tenerte que aparcar en según qué sitios y que te puedan rozar o rallar. Perdóname por haber tenido pensamientos deshonestos y lascivos con otros coches, joder, perdóname, no me lo hagas pasar mal. Te compraré una ambientador para compensarte, me lavaré las manos antes de tocar tu volante y nunca montaré a quién no quieras que monte, ¿qué te parece? Vuelves a sonreír, vuelvo a ser feliz.

Una tarde, última hora, sentado en mi taburete frente a July, Reincidentes girando mientras un láser los apuntillaba, sin vicio no puedo estar, sin vicio no quiero ná, noté que mi miembro hizo un movimiento totalmente voluntario, a conciencia, cambiando su postura natural de aposentamiento calzoncillero en el lado derecho, y de un bote vertiginoso pasó al izquierdo, apuntando hacia la puerta con carácter bravío. Me extrañé, pero intenté no pensar en ello, total, me habían dicho muchas veces que pensaba con la polla, y si mi estómago rugía cuando tenía hambre o la cabeza me aporreaba cuando me pasaba con los lingotazos y los narigotazos, ¿por qué mi picha no podía hacer un gesto propio para señalarme algo? Pero la sensación era rara, porque realmente era como si desde el interior de los Unno estuviera husmeando el ambiente como una perra en celo, reconociendo el mundo a su alrededor. Un fogonazo de luz invadió mi cráneo y una voz telepática me llamó, una voz que me recordaba a la mía pero más nasal, como saliendo de una trompa en lugar de una boca:

- Pssst, Nes, psssst, aquí…

- ¿Quién me llama? -. No veía a nadie.

- Joder, nene, qué capullazo estás hecho. Vete al baño, anda -. No sabía de dónde procedía la voz, pero la idea de ir al baño me pareció correcta, porque era el momento de aprovechar y meterme un buen fideo espídico. Y así hice, obviamente, meterme una fresca alcaloide de palmo y despejarme. Puta voz, ¿de dónde hostias vendría? Una vez que cerré el pestillo oí -. Bájate los pantalones y los calzoncillos- guturalmente, y obedecí, claro, me acojonó -, y baja la vista, que soy tu polla… Destápame, que hace calor, y mírame al agujerito, anda, que no tengo más que ese ojito para poder mirarnos cara a cara -. La tenía cogida con la mano, observándola, tirándole de la piel para liberar el glande, y me la encontré como observándome a través del meato…

- ¿Mi polla?, pero ¿qué hace una polla hablándome telepáticamente?

- ¿Es qué has visto algún miembro viril parlanchín, capullo? No tengo cuerdas vocales, sólo frenillo, por eso me comunico contigo a través de la telepatía, del contacto mental interneuronal. ¿Tengo que explicártelo todo?

- ¿Y por qué no te habías puesto en contacto conmigo nunca antes?

- Jodeeeer… Pues porque he ido dominando tu vida, cretino, y nunca he tenido esa necesidad. Cuando quería pegar un pollazo a alguna te enviaba una señal química que tu cerebro procesaba y obedecías sin rechistar. Mis poderes son infinitos, no creas, si fuera capaz de separarme de ti, de tener vida propia y no como apéndice de tu cuerpo, tiranizaría el mundo a mi antojo, por mis cojones. Pero como últimamente no haces más que enchufarte, meterte cocaína y roncola como un puto energúmeno, estas confundiendo las sinapsis de tu coco y mis órdenes no funcionan igual de bien. Estoy harta de que no me saques de paseo, estoy harta de no escupir toda la lefa que me sobra, que mis huevos ya parecen campanas, brother. Quiero follar, quiero follar, quiero follar…Tío, que esas pajillas de mierda a dos dedos y en medio erección que te haces últimamente para poder sobar y no mirar Tele-Techo no me satisfacen en absoluto.

- No, claro…

- Tú, Nes, escucha… Tu tabique machacado no se habrá ni enterado, pero mis antenas receptoras del escroto están híper-sensibles y he detectado unos efluvios femeninos poderosos que se acercan hasta aquí. Mira que me voy a poner erectita y todo. Va a entrar una hembra muyyyyy follable. Quiero que te la tires, ¿me estás oyendo bien? Quiero que te la cepilles, quiero que la forniques, quiero que le metas todos los meados para dentro, quiero que…

- ¡Coño, no seas soez, mal hablada! -. Era mi propia cigala, pero era maleducada y borde a más no poder.

- Y tú no digas coño, que me pongo malísima, ayyyy… Como me vuelvas a decir coño te voy a dejar el slip pringado de esperma, que lo sepas, para que se te quede pegado a la piel y no te lo puedas quitar ni con escarpia. Venga, no me toques más los bemoles, ¿cómo te comportarías tú con un tío que no hace más que raparte cuando has conseguido por fin tus greñas guapas? Pues soy una polla skin, soy rapada, por eso mi violencia, que no te enteras de ná. Oye, tú, que van a pensar que nos estamos tocando los dos en el baño. Vuelve a sentarte donde estabas, dale un sorbazo al cubata con dos pares de pelotas y, cuando te haga una señal, gírate hacia la puerta, que va a entrar la hembra, que yo me voy acicalando…

Me subí los gallumbos y acordoné los botones de los Levi´s, tiré de la cadena, me lavé las manos y volví a la silla que ya tendría marcada mi culo de por vida. Un sorbo de campeón y noté cómo me avisaba de la inminente entrada de la hembra en cuestión. No sé si fue la coca o la impaciencia por comprobar si los gustos de mi nabo y los míos iban acompasados, pero mi corazón inició una contrareloj acelerada de latidos, como una batería de doble bombo. Se abrió la puerta, aquella puerta que simulaba que entrabas en un salón del oeste. Y el corazón se me salía por la boca mientras notaba que mi nabo empezaba a sudar. Aún no la conocía, pero era Laura…

11 Comentarios Estupefacientes »

  1. Brutal, simplemente brutal. Te sigo desde hace un mes y pico y me encanta la novela, los cambios de tiempos, los flashbacks, el estilo paranoico, las subidas y bajadas de ritmo asumiendo ciertos riesgos, la tensión que eres capaz de crear con acciones humanas y cotidianas, presentar los personajes con pocos trazos y desarrolarlos como te place y cuando te place. Creo que la novela tiene mucho de novedoso en su estilo. Pero hoy ha sido sublime, brutal. Aún me estoy partiendo la caja en la oficina y todos me mirn como si estuviera loco porque me parto el ojete yo solo. Pero es que leer una conversación con tu propia polla me parece un salto inconmensurable. He leído mucho, pero esto me ha impactado increiblemente. Cada vez que me saque la minga para ir a mear, unas cuantas veces diarias, me miraré la polla y le diré cosas y me troncharé.
    ¿Porque no publicas una edición por lo menos para los lectores, tío? Si lo haces ya tienes un ejemplar por lo menos vendido.

    Comentario por Philip Morris — 28 Abril 2008 @ 13:12

  2. Joder, Philip Morris, yo sí me he partido la caja leyéndote, porque me hace sentir muy feliz, de todo corazón, que por lo menos alguien haya entendido y disfrutado del fragmento.
    No sé si estoy innovando literariamente, soy franco, porque en los últimos años no me ha quedado demasiado tiempo libre para disfrutar de la lectura, ya que mi ritmo de trabajo de pequeño empresario es vertiginoso, no te lo puedes ni imaginar. Pero lo que sí sé seguro es que disfruto como un cabrón escribiendo e intentando darle una vuelta más de rosca al estilo, disfruto como un cabrón leyendo los comentarios. El resto me importa más bien poco. He creado mi propio espacio de expresión en la red en absoluta independencia y libertad para gozarlo, para que se me lea… Por eso espero que personas como tú disfruten leyendo como yo escribiendo…

    Comentario por Nes Oliver — 28 Abril 2008 @ 14:06

  3. Aun no me he ido ,y ya te echo de menos,pero ,por dios,digo como Philip que risa chavalin,por dios una polla habladora,siempre lo sospeche ,que los tios tendrian largas conversaciones ,con vuestra amada e “intocable”jejeje polla ,que total,asi que cuando entre en algun sitio,y hable con un tio le preguntare si su polla habla,te parece bien?jaja hala un besin,quizas lo haga en este super puente ya te contare,jajaja.y por dios,recuperate.

    Comentario por ilisalea — 28 Abril 2008 @ 14:39

  4. Sí, claro, tendrás que preguntarle a los chicos, “buenos días, caballero, ¿qué le ha contado su pene esta mañana?”, es lo normal, claro. Yo le estoy ahora dando clases de filosofía contemporánea y nos pegamos unas risas fantásticas conversando sobre Nietzsche y Schopenhauer, pero que te cagas.
    Pero vigila, eso sí, a la hora que hagas la pregunta, por supuesto, porque a las cinco de la mañana se puede malinterpretar.

    Comentario por Nes Oliver — 28 Abril 2008 @ 20:37

  5. Jaja!!!

    Me he partido con la dosis de hoy!!! Qué bueno Nes. Coincido con Phillip, lo de que el propio miembro le de eche a uno la bronca es de lo poco que me faltaba por leer!!!

    Y además del tirón los tres últimos capítulos! Me descuido un poco y resulta que estás super productivo ultimamente! A ver si nos vamos a malacostumbrar!!!! Recuerda que a lo bueno uno siempre se acostumbra enseguida y vuelve luego a convencernos para no tener este ritmo…

    Joer, nos tienes en ascuas con la tal Laura….

    Comentario por Sunny — 29 Abril 2008 @ 7:24

  6. Jjjajajajá!!! Personalmente he quedado bastante conforme con el capítulo. Esta segunda parte es mucho más espontánea que la primera, que estaba revisada, retocada, requetereticada y reformada para el blog por último. Ahora todo fluye (por lo que en el futuro tendrá sus posteriores revisiones, esto sería la versión Beta) e intento, a la vez, experimentar. Después del tostón de los primeros capítulos, que reconozco están bastante alejados del hilo habitual e incluso son densos y aburridos, pero que tenían que estar ahí para poner en situación, empieza la cañita buena. Ya están presentadas en sociedad las temporadas y ya vuelve Mr. Nes con sus cabestradas y animaladas inconsecuentes.
    Laura va a dar vidilla, pero vendrán otras más que también van a dar juego y risas. Si encuentro la inspiración serán capítulos dignos, ya lo creo que sí.
    Es cierto que he estado algo productivo estos días, puede ser que porque he estado pachucho (alérgenos activados primaveralmente) y no tenía fuerzas para trabajar, o puede ser que los antihistamínicos y demás mandangas que me he tomado me hayan hecho ver nuevas luces… No lo sé. A ver si me pongo un poco las pilas para el puente y me saco de la manga algún que otro capitulillo, pero aquí tenemos una larga temporadita de historias.

    Comentario por Nes Oliver — 29 Abril 2008 @ 10:17

  7. Bienvenido, bienvenido! Esto de que lo escribas en tiempo real…. así tenemos que esperar más cada capítulo!!
    Ánimo con la alergia, yo estoy igual: alergia+asma+contaminación de Madrid (según Mrs. Bottle es polvo africano….) Besos

    Comentario por lUNERA — 29 Abril 2008 @ 16:28

  8. Sí, claro, polvo africano, jajajjaá… También es culpa de los pobres negritos que vienen en patera la alergia y demás sucedáneos, jajajjá… Coño, es culpa de la contaminación y de que no llueve nada para limpiar la poca naturaleza podrida que nos queda.
    Yo no sé tú, pero yo estoy fatal de lo mío como no lo estaba desde hace muchos años. Joder, es que cuando me engolfaba a diario me sentía mejor. Y achaques de la edad a los 32 no creo que sean, porque como lo sean me la corto, jajjajajá…
    Sé que lo del tiempo real es una putada, pero no hay tu tía, más no puedo hacer. Ojalá pudiera disponer de tres o cuatro meses sabáticos para poder escribir, pero no es posible. Oigo la palabra crisis por todos los lados, pero cada semana pillamos nuevas cuentas, y las que tenemos quieren más. A pesar de algún retrasillo en los pagos cada día hay más trabajo, una verdadera locura. No me puedo permitir el lujo de abandonar mi fuente de sustento y comodidades por la literatura porque decidí no vivir de ella. No obstante, a cambio de los días que pasan entre post y post, si te fijas ahora son más largos que antes (bastante más) y ahora empieza la verdadera chicha. La primera parte era una historia de sexo, drogas y rocanrol pero matizada por el amor entre Nes Y Mery. Ahora la historia sí será de sexo, drogas y rocanrol puramente, con mucho sentimientos confusos de por medio y mucho vicio, todo mucho más descarnado. Estoy convencido de que va a valer la pena esperar. Y así probamos d todo no, una novela escrita adaptada al blog y en abierto, la segunda parte escrita en tiempo real en blog… No sé, la tercera parte igual la paso en voz para experimentar (si hubiese una tercera parte sería de la época última del instituto hasta el final de la universidad, que tuve unos años mozos muy divertidos)… No sé, lo importante de todo esto es la satisfacción de divertirme yo con ello y después que vosotros también lo hagáis. Por eso tampoco me lo quiero tomar como una obligación, porque perdería su carácter de satisfacción seguramente…

    Comentario por Nes Oliver — 29 Abril 2008 @ 17:01

  9. Fantástica historia realista sobre la vida de las generaciones actuales. Llegué a través de un comentario tuyo sobre filosofia en el blog de 20 minutos de ni libre ni ocupado y me he quedado prendada de tu narración y tus capacidades para no centrarte en un único estilo. Estudié teoría de la literatura comparada y puedo decirte que es muy buena. Cierto que hay matices que se podrían pulir, no todo va a ser perfecto, pero en general es increíble precisamente por el subjetivismo que derrocha, plantar un mundo entero bajo los ojos de un personaje y que ese mismo personaje a través del recuerdo lo recree como creyó verlo pero a la vez le añada sus propias criticas a través de la experiencia.
    Nes, espero más capítulos…

    Comentario por Ericca — 30 Abril 2008 @ 17:48

  10. Pues Ericca, agradecido quedo por la critica tan positiva, que por otro lado creo que firmemente acertada ;)
    Juego con diferentes estilos dentro de un propio caos y desorden porque considero también que no tengo técnica como para centrarme linealmente, por eso las subidas y bajadas. Claro que hay un intento de conceptualizar musicalmente y con diferentes estilos cada una de las partes, pero nunca he tenido claro si ese deseo conceptualizador venía porque era la forma en que más fácil se me iba a hacer escribir…
    Y lo de los recuerdos y la forma de explicarlo te doy toda la razón: en el recuerdo pintamos pequeños trazos y difuminamos grandes paisajes, quizás en relación a la importancia que le demos a ciertas cosas, quizás porque hay cosas de nuestra vida que asumimos sin más y no valoramos de igual modo que otras menos habituales. No sé, pero sigo agradecido…

    Comentario por Nes Oliver — 1 Mayo 2008 @ 2:13

  11. Bigr teen porn….

    Bigr teen porn….

    Trackbacks por Bigr teen porn. — 14 Agosto 2008 @ 18:04

Suscripción RSS a los comentarios de la entrada. | TrackBack URI

Deje un comentario

Me encantaría saber qué opinas, pero no te flipes con insultos, spam, contenidos promocionales o ilegales, o me veré obligado a borrar tu comentario, darte un par de collejas, placa, placa y eructar en tu oído canciones de Camilo Sesto... Además, está explícitamente prohibido hablar mal de cualquier madre (incluso de la mía), mentir exclamando que la tienes más grande que yo, y/o utilizar este espacio para hacer "trapis", discernir sobre los errores ontológicos de la Biblia o la sífilis de Nietzsche y/o anunciar tus servicios sexuales. Y por supuesto, escribir en lenguaje de SMS, ¡que esto es un blog, no un Nokia, hostias!

XHTML (Utiliza algo de html si te sale de las narices):
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <code> <em> <i> <strike> <strong> .