Novela Blog, Blog Novela, novelablog, blognovela

14 Enero 2008

Capítulo 1 - Nadia (…como espíritu adolescente…)

Categoría: 1º Capítulo, Diario, Novela Blog — Nes Oliver @ 15:24



Se dice que en ocasiones la realidad supera a la ficción, y es cierto. Todo esto que a continuación leeréis es real, es la historia de una parte de mi vida. En ella no puedo decir que haya hecho todo lo que he querido, pero sí muy poco que no haya deseado. Si esto no os asusta, podéis seguir leyendo.

Algo que soñé hacer toda mi vida y que nunca hasta ahora había logrado era escribir. He escrito, claro, pero siempre ha sido empezar para nunca acabar, como tantísimas otras cosas en mi vida… Esto sí pienso finalizarlo. Por muchos motivos. Quiero hacerlo. De esta vez no pasa. Y voy a utilizar la redacción de esta novela como terapia introspectiva para saber qué quiero realmente de la vida, para comprender si no estoy equivocado por no llevar una vida normal, una vida convencional, al uso, la vida de la gente común, la que la sociedad de todas las maneras posibles te obliga a vivir. No lo sé. Yo soy un extraño bohemio, un golfo que va de aquí para allá esperando encontrar cosas que sentir, nuevas experiencias, nuevas sensaciones. No me va el madrugón diario, las dos horas de caravana, diez horas en la oficina o en despachos de clientes, menú de diez euros, una copa acabado el trabajo y al día siguiente vuelta a lo mismo, pero con un poco más de sueño y con un poco menos de ilusiones. No me va. Eso ya me tocó hace tiempo y sé que ya no lo quiero…

Considero que es ahora cuando llevo una vida realmente interesante, con gran abanico de matices. Hay muchas cosas de mi devenir que tienen carácter gracioso, increíble, de película, dignas de ser contadas. Mis pensamientos y vivencias así lo son. Pero también hay hechos muy poco recomendables, no aconsejables de imitar, perjudiciales, hechos incluso ilegales. De mis noches, casi exclusivamente. Sin embargo hay cosas de mi vida que tampoco me gustan ya. Mi última experiencia empresarial (y primera por ahora) no me ha dejado en buena situación económica, he perdido mucha pasta. Llevo ya siete meses sin trabajar ni hacer nada más que dedicarme a la buena vida y, a pesar de mi corta edad, esta es la segunda temporada sabática que me dedico.

Así que me veo, más que en la obligación (que no tengo ninguna con nadie), en la necesidad de dar salida a todo ello, a realizar este extraño proyecto de novelar un diario personal que es a la vez memoria de mi existencia, de materializar lo que hay en mi coco e intentar encontrar el camino correcto.

Quizás es que mi futuro tenga que ser este, ser escritor. Estaría bien, para qué nos vamos a engañar. Si consigo ser escritor tendré una profesión remunerada que comienza a apasionarme y que me permitirá costearme el tipo de vida que me gusta. Pasamos una gran parte de la vida dedicados a una profesión, y parte de la felicidad depende del trabajo de cada uno y de lo que en él uno se realice. Y para mí además en la posibilidad de dormir sin tener que conectar un despertador ni tener que levantarme con ayudas mecánico-acústicas. El no madrugar es imprescindible para poder mantener mi buen humor y mi paz mental. Los días que me levanto pronto me ponen de muy mala hostia.

Vale. Ya tenemos claros los motivos para escribir. Pero no es suficiente. Falta algo. No puedo ponerme a ordenar letras al azar. ¿Tengo la historia? Llevaba bastante tiempo dando vueltas de campana psicológicas al argumento y a su posible realización. Si bien tenía decidido escribir, y más o menos qué quería escribir, no tenía ni idea de por dónde comenzar. Pero hace poco conseguí el argumento definitivo y el principio de esta novela, incluso a grandes rasgos lo que sería la estructura básica y definitiva. Gracias a que llegué al punto de inflexión de la incoherencia.

Alguien me regaló ternura. Pero una ternura inclasificable, inexplicable, una ternura que quemaba en los ojos, que me ataba a unos brazos, a unas piernas, a una mirada. Ese enorme bufido de ternura gratuita, esa ingenuidad controlada, ese júbilo infantil, ese embelesamiento de admiración, ese cuerpo bello y morboso, esos gemidos inspirados hacia el interior como si de un ataque epiléptico se tratase, esa mirada fija observante, esa fuerza, esas ganas de vivir, de aprender… me trastocaron hace apenas unas semanas, derruyendo pilares que yo creía insondables de mí mismo y haciéndome entender que había sobrepasado los límites.

Si bien podría jactarme de ser una persona extremadamente social, que poseo innumerables amigos por todos los lugares, incluso en casi todas las provincias españolas, que siempre dispongo de algún número de teléfono al que llamar (me encuentre donde me encuentre) para tomar una copa, que me contactan para muchísimas fiestas por mi don de gentes, que los conocidos los podría contar por miles, que nunca me falta una chica para acostarme con ella y gozar del placer de la carne, que soy capaz de encontrar un camello en el sitio más inverosímil y conseguir sus mercancías sin más (cuando suelen ser personas extremadamente desconfiadas), debo reconocer que cada día estoy más desencantado del ser humano. Cada vez es todo más irreal, más falso, más ficticio. Cada vez son más las personas que se mueven por intereses materiales, por ser invitados a unos cubatas, a unas rayas de coca, porque se les presente a alguien conocido, a algún famosillo de turno. Es increíble lo que se puede llegar a hacer por estas cosas. Cada vez es más difícil fiarse de nadie porque sí, encontrar suma sinceridad en las personas. Estando de fiesta todo el mundo es maravilloso. Pero las personas suelen fallar cuando se las necesita.

Sigo vagando por el mundo, deseando encontrar personas que me ofrezcan bellas almas. Y vagando, en una de esas aventuras en las que yo solito casi sin darme cuenta me meto, e inmerso en ese trasfondo de desencanto social, conozco a la chica en cuestión. La decisión y la idea mental de la novela se me aparecieron solas después de estar con esta muchacha. Y la manera lógica de empezar la redacción de este diario era contando esa relación, una relación inaudita, casi prohibida.

El inicio es un viaje relámpago a Mañilandia con unos amigos, Ángel y Redón. Teníamos previsto estar tan solo tres días en la ciudad, los últimos de la Pilarica´s Party, para quemarnos un poquito más la salud. Mis amigos habían conocido a unas zaragozanas una noche de fiesta en Calella y el buen rollito de aquella noche nos lleva a que Ángel pida fiesta unos días para poder ir a Zaragoza a volver a ver a esas amigas. Así es como conocí a unas personas que consiguieron que mi estancia se alargase finalmente a un mes.

Esos días fueron maravillosamente especiales, como un reencuentro con amigos que hacía tiempo que no veía. Sin embargo, en el fondo éramos perfectos desconocidos. Pero hubo una total confraternización, como si nos conociésemos de toda la vida, un feeling brutal…

Está claro que dentro de ese grupo de nuevos viejos amigos se hallaba la persona que me dio la luz. Es evidente. Y aunque no es amor lo que siento por ella, ni de lejos, no puedo negarme que es muy especial. Hasta un pequeño nudo retuerce y oprime mi estómago cuando aparece por mi materia gris.

Ella se llama Nadia. Pero Nadia cumplirá 17 añitos el miércoles que viene, 17 añitos. ¡Aún tiene 16 años! Algo parecido a lo que le pasa a Jaime con Rosana, los protagonistas de La flaqueza del Bolchevique. Una atracción incontrolable por una bella adolescente. Pero no de una adolescente normal, no, que Nadia es sumamente inteligente, adelantadísima para su edad. Sin embargo, socialmente no deja de ser una niña, más aún a mi lado. Cinco días después que ella yo cumpliré 29 años. ¿Pederastia? No, ni mucho menos. Por un lado va la carne y por el otro la mente. Hace años que lo aprendí de Sonia Peque (ya os hablaré de ella). Si bien Nadia físicamente es una adolescente preciosa, su cabeza es clara y segura, inteligente y con carácter, sabiendo qué espera y cómo quiere su vida, teniendo bien planteado su futuro. En demasiadas ocasiones me he acostado con mujeres de veintitantos, de treinta años físicos, pero con cerebros infantiles. Eso sí es pederastia… Pero no lo es el estar con Nadia. ¡Es encantadora!

Además es deliciosamente morbosa, exquisitamente sensual. No será sencillo hacer que entendáis que hacer el amor con ella es una experiencia oníricamente salvaje. Ni que mis sentidos se clavan en su cuerpo desnudo, intentando absorberlo todo para mí, para mí y para siempre. Y siempre igual de bello y de hermoso. La piel blanca, suave, dulce. En cuanto paso mis manos o mi lengua por ella, esa piel se estremece, se torna de gallina. La carne firme, dura, turgente, con formas redondeadas, apetecibles, jugosas. Los pechos grandes, pero más grandes parecen en ese pequeño cuerpecillo. Me falta tamaño en las manos para intentar abarcarlos. Orgullosos apuntan hacia arriba. No quieren aún saber de Newton ni de extrañas leyes gravitacionales que actualmente no tienen nada que ver con ellos. Sólo deben entender el paroxismo de mi embobamiento, de mi inusitada admiración. Los pezones rosados, sabrosos, insinuantes, enervados, redonditos, me dicen ¡Cómenos, Nes!, como dos jugosas cerezas confitadas, como un postre que merezco. Lo merezco porque sé cómo degustarlo. El culo redondo, firme, duro, respingón, de piel aún más suave si cabe. La curva perfecta entre él y la espalda es una curva hipnótica. Miles de horas perdidas pasaría observándola desvestida, tumbada así, de espaldas, haciendo rodar mis sentidos de arriba a abajo, dibujando formas imposibles, tumbándome sobre ella, notando su calor, su suavidad… El pubis totalmente afeitado, dejando al descubierto toda la inmediatez de la carne desnuda, los labios, el jugoso clítoris, la herida abierta por la que deseo entrar y perderme, olvidarme del mundo para sólo gozar del manantial de aguas termales que es ese coño juvenil. Y lamo y lamo el clítoris hasta desgastarlo, muerdo los labios vaginales, lamo y lamo y lamo, chupo, entra la lengua dentro de ella y gozo de su sabor, lamo, noto mi barba, mi boca, mis labios mojados de Nadia, chorreando néctar de Nadia, sabiendo a ella. Lamo. Me encanta. Las manzanas prohibidas se comen con piel, porque hay paraísos de los que ningún dios puede expulsarnos. Adivino a tientas la posición exacta del botón que es su ano y lo libo también, veo como se estremece, como se contornea, como sufre, como chilla, como acelera la respiración, como goza, como sube la temperatura de la estancia, y de su cuerpo, y del mío… ¡QUIERO FOLLARTE, FOLLARTE, FOLLARTE…!. Si el romano Marco Antonio decía de sí mismo que era descendiente de Dyonisos, yo debo serlo de ambos, tanto del Dios griego como del general romano, además del dios Piapro, el del rabo eternamente tieso, dado el grado superlativo de mi erección. Se podría hacer una estatua de fertilidad utilizando mi polla, ahora magnificada y enorme, como molde. Si me pusiese por la labor de rebuscar antepasados, también podría serlo incluso el grandioso Marqués de Sade, por mi adoración a la estética en el sexo y por ese cierto amor por el dolor placentero.

Debo introducirme dentro de esa expectante hendidura, incapaz de esperar un segundo más, agradeciendo a un ser supremo inexistente la enorme suerte que tengo en este momento. Ella tumbada boca abajo, toda por entero para mí, tan deseosa como yo. Entro suavemente, regalándome en ello, sintiendo cada milímetro de carne, de mucosa, poco a poco, de una estocada dulce y certera, mientras voy evadiéndome del mundo, perdiéndome. Me veo elevando, levitando, ascendiendo a un nirvana litúrgico de placer sexual junto a ella, por ella. Mis sentidos hacen masa entre ellos, distorsiono sintiendo todo más claro que nunca, descubriendo que esa es mi realidad de ese momento y cómo soy de afortunado por sentir así. Mi pene ya no es un órgano que forma parte de mí, soy yo por entero, un enorme falo sin autonomía psíquica, y crezco y me endurezco sin remisión y sin fin, inevitablemente, involuntariamente, aunque con el firme propósito de que Nadia me sienta y se retuerza más aún, chille, grite más aún, enloquezca más aún y me haga enloquecer más aún a mí. Deseo que me muerda, que me clave las uñas, oír como delira incongruencias de tanto placer que llegue a sentir. Busco su boca y sus ojos desde detrás, es la única y última manera que mi alma encuentra en el punto de extremo goce donde ya nos encontramos ambos para fundirme totalmente a ella. Sólo movimientos rítmicos, totalmente acompasados los dos, aumentando el ritmo por momentos. Sigo embistiendo, masturbándola a la vez con la mano izquierda mientras con la derecha aprieto firmemente sus piernas, su culo, su pecho. Mi polla oprime, quiere reventar, el líquido primitivo hierve en su interior, por todo mi interior, y quema y pugna por salir y, como lava, hacer arder lo que encuentre en su camino, todo. Mientras, los espasmos de Nadia se multiplican y el volumen de sus gemidos rompe el límite de decibelios que supongo que los vecinos pueden y quieren soportar; los míos van acorde a los suyos. Intento controlar la eyaculación, quiero que nos corramos juntos. Sufro reteniéndome, pero las contracciones de su vagina, su respiración y sus gritos, me anuncian que en unos segundos podré liberarme del martirio de contener tanto esperma en mi interior, y con las fuerzas que aún me restan, me muevo para conducirnos a los dos al sublevante orgasmo. Nadia se corre, vibran mis tímpanos y yo me salgo fuera de ella para derramarme sobre su espalda, sobre su culo, sin dejar de acariciar el clítoris.

Recuperando un poco el resuello vuelvo a tumbarme sobre ella, sin importarme el mancharme con mi propio semen y quedarme luego pegajoso. Ella ya está con la cintura ligeramente girada, la boca más cerca que antes de la mía, y nos besamos larga, dulce, tiernamente… Abandono su entrepierna, ya hemos conseguido lo que buscábamos. Jadeantes pero victoriosos, con la respiración entrecortada, sudoroso y cansado, vuelvo a besarla. Y entonces me hundo en sus ojos, y me hundo, y me hundo, y me hundo… Jamás nadie me miró así. Me veo incapaz de describir esa mirada, ni de describir lo que siento al hundirme en ella. Puede ser una mezcla entre pasión, deseo, admiración, cariño… ternura. ¡Yo qué sé! Pero rindo pleitesía ante esa mirada. Me siento casi indefenso, desnudo, descubierto, dependiente de ella en esos momentos. Jamás una mirada, unos ojos, ejercieron tanto poder sobre mí. Es una total sugestión, atracción, magnetismo… Y pura tentación.

Cumplirá 17 añitos la semana que viene, ¡MADRE DE DIÓS! Y que loco que me tiene. Va a costarme escapar de esta pasión, estoy preso de ella, atrapado. Me defendí ante su madre, justificándome ante ella, explicándole sobre un sentimiento especial y que, por supuesto, para nada quería hacerle ningún tipo de mal a su hija. Y llegó a entenderme, a entendernos. ¿Qué es lo que un adulto como tú puede ver en una niña como ella? Inocencia y ternura.

En breve volveré a verla. Porque iré a Zaragoza a darle una sorpresa el día de su cumpleaños, me cueste lo que me cueste. Necesito volver a verla, volver a besarla, volver a abrazarla, volver a amarla, volver a tenerla, volver a escuchar su voz en mi oído, sus gemidos. Pese a quien pese y caiga quien caiga, contra viento y marea, necesito volver a estar con mi pequeña. A mi pesar, por última vez. Después debe retomar su vida adolescente, habiendo aprendido lo que en teoría una niña de su edad no debería saber. Y yo debo reconducir mi vida de adulto, ya no tengo excusas, o cambio o me pierdo. ¿Y si estando con Alexandra…?

47 Comentarios Estupefacientes »

  1. Increible pero cierto…siempre me lo imagine pero nunca lo crei, inesperada sorpresa la que he encontrado sin buscarlo. En fin… no sabia si acertaria escribiendote algo pero no me parecia cuando menos justo haber encontrado esto y que tu no fueras participe de ello. Esta bien el libro, y es alagador saber que soy participe de ello, si bien es cierto que si tu memoria no te traiciona sabes de sobra que no me agrada la decision de publicar algo que a mi parecer es demasiado intimo como para que quede reflejado en un papel(es este caso en una estupida pantalla),si no en la memoria de cada cual. Tambien he de decirte que agradezco el hecho de que modifiques el nombre. Es cierto que discrepo en parte de lo escrito sobre lo sucedido en lo que ami se refiere, evidentemente, pero dado que es un libro, cuando se sabe donde supera la ficcion a la realidad, bueno que importa eso ya, yo me quedo con lo mio que ya es suficiente. Espero que seas muy feliz y que te alegren estas lineas. Un besiko.

    Comentario por "Nadia" — 1 Febrero 2008 @ 1:16

  2. Pues claro que me alegro de leer unas líneas tuyas, N…, por supuesto… Tienes razón, mi memoria sigue por lo menos tan lúcida como antes, y sé que no eras partidaria de que escribiese la historia, por eso la historia original ha sido brutalmente modificada. No hay ninguna alusión que pueda relacionarte con nada, y ha pasado mucho tiempo de todo, tres años y medio. Eliminé al resto de personajes ligados y “Nadia” y “Zaragoza”, descontextualizadas, ya no tienen relación con nadie, es imposible reconocer a la persona que representa el personaje. Me parecía justo realizar esos cambios, porque me parecía justo sacar la novela porque (y no porque sea mía) es buena. Con otros personajes, sin embargo, no me he comportado. Por cierto, ¿cómo la encontraste????
    Como bien has visto, finalmente no la he publicado como se puede esperar, sino en plan blog para experimentar y crear nuevas herramientas para escritores noveles, a lo MySpace, para poder promover obras o autores y que no se tengan que vender al sistema editorial en condiciones semi-esclavistas.
    Una editorial se interesó pero me exigía demasiado por demasiado poco que me ofrecía. Y la guardé en una tarjeta de memoria esperando mejores momentos. Raquel (la chica que me acompañó la última y desastrosa vez que estuve en Zaragoza) y yo nos fuimos a vivir juntos y montamos una agencia de Publicidad en la que me he dejado los cuernos trabajando y gracias a la cual me ha cambiado la vida del todo. Recientemente montamos también una pequeña editorial y fue el momento de resucitar al pequeño monstruo y publicarlo de esta manera “novedosa”. Los años pasan, y yo ya paso de los treinta, recuerda… Y como Raquel ya tenía un niño, hasta soy papi… Tuve que cambiar mi descapotable precioso de 2 plazas por uno de 4 plazas, jejej… Y ya no salgo a diario, claro.
    Podías haberme enviado el comentario a mí directamente a través del formulario de contacto, y el comentario no sería público ahora, jejejejé. Yo sólo he escrito la novela, tú y Angelito habéis escrito que los personajes son existentes, jejejjé…

    Por lo demás, espero que estés bien (bueno, que todos estéis bien por Zaragoza) y que la vida te sonría. Tampoco sé qué más decirte, sinceramente… Me pillaste de sorpresa y ha pasado mucho tiempo…
    Besicos!

    Comentario por Nes — 1 Febrero 2008 @ 3:04

  3. vaya talentazo, no se si sera verdad mentira o yo que se pero es perfecta, muy buena sabes porque? porque engancha, tiene morbo y demas. enhorabuena chico aqui tienes desde hoy una lectora.

    Comentario por elena — 12 Febrero 2008 @ 19:03

  4. Pues te doy la bienvenida, Elena, nombre de la antigua Grecia de mis viejos filósofos. Bello nombre y bellas palabras me dedicas (¿por qué coño me habré puesto tan cursi? ¿Se acerca San Valentín y me estoy agilipollando?).
    Como a tod@s los que anteriormente han elogiado este trabajo, también te agradezco el trato amable que le das a Diario Estupefaciente, y salto de alegría porque, realmente, lo que has dicho me parece un resumen fantástico de los conceptos principales que quería trasnsmitir. Espero que en el transcurso de la lectura ese sentimiento no decaiga y disfrutes de la novela capítulo-post a capítulo-post.
    Salud y Rocanrol!

    Comentario por Nes — 12 Febrero 2008 @ 19:59

  5. Ese diambular perezoso de pulgares en los bolsillos, de pasos chistones y flequillo pendulante. Ya de desde adolescente, con tu cuero sobre los hombros, mostrabas a tus amigos que eras un idealista soñador.
    Yo siempre supe que serías escritor. Eres muy bueno, ahora hazte famoso te lo ruego…
    Vas camino del final del arco-iris. Arte&Rock89 es un cript.

    Comentario por bman — 29 Febrero 2008 @ 9:08

  6. Tenía que ser el 29F, mi enhorabuena. Con este 1er cap. perdiste la virginidad.

    Comentario por bman — 29 Febrero 2008 @ 9:40

  7. Sorprendido me encuentro ahora mismo, Bman, patidifuso y cavilante… ¿Quién eres tú, que conoces de mi adolescencia y de mi chupa de cuero (que aún conservo como recuerdo de pequeñas proezas pueriles)?
    Me hiciste sonreír al despertar y, ya un rato después, aún sigo pensando quién puedes ser, alma de una pasado que nunca fue mejor pero que recordamos con ingenuidad… Muéstrate, jejejé!!!
    Si te gusta lo que lees ya me doy por satisfecho…

    P.D. Nací con la virginidad perdida, una mente demasiado calenturienta siempre…

    Comentario por Nes — 29 Febrero 2008 @ 12:54

  8. AUSENCIA 98

    Azote de metas que desmiembra al apático mendigo
    que implora ausencia de compromisos.
    Perdida elegancia enterrada por la arrogancia
    del que habla de valor y tiembla del poder de su voz,
    y la esconde en galimatías no carentes de sentido,
    pero si de espectador, triste monologo sin interlocutor.
    Libertad elegida por el desamparado bluesman.
    Independencia del domador e indomable.
    Autonomía del corrupto e incorruptible.
    Del aburrido que agota el eco abusivo de rebotes
    de pensamientos furtivos que traspasan la razón.
    Infinitamente embriagado de futuro e ilusión.
    Eterna y agónica sensación la de la noción
    de que tu alma perdurará eternamente.
    Y jodida la certeza de que en este mundo
    todo por siempre será una absurda quimera.
    Una búsqueda desesperada y obsesiva
    que nunca te hará abandonar tu sarcófago.

    Espantado y huido de un nuevo amanecer.
    Eclipsado, sin motivos y cansado de merecer.
    Consuelo que me falta, calor que no me alcanza,
    amor teñido de dolor planta cara a tu hijo
    y acompáñalo al retiro de tu corazón.
    Amarga compañía que anuncia noches sin destino.

    Fuí tu hermano una vez…
    Y tu eres el cabrón que me lio a fumar, esa fué la primera…

    Comentario por bman — 29 Febrero 2008 @ 13:08

  9. Su cuero negro lleba el nombre de los trash…
    Se ha largado sin mirar atrás.

    Comentario por bman — 29 Febrero 2008 @ 13:11

  10. Ahora sí me has dado… Ramoncín y Putney Bridge y fuimos hermanos. A pocos he llamado hermano en mi juventud, y aquel con el que escuchaba Ramoncín, el fabuloso “Al Límite Vivo y Salvaje” en un tocadiscos a toda tralla, cantando como si fuéramos estrellas del rock, ya hace años que quiso dejar de cantar y se enterró bajo el escenario. Christian también fue mi hermano del alma, pero la incoherencia y el deseo de ser diferentes y mejores nos alejó en una encrucijada.
    Ha habido más hermanos de adolescencia, pero perdimos los caminos en el navegar entre la adolescencia y la juventud, cuando el paso del Insti a la Uni y el cambiar besos furtivos por coitos nos separó como ley natural de la individualidad del hombre…

    Sigo preguntando, ¿quién eres tú???

    P.D.: La pista de que fuese yo quien te liase a fumar no me vale, lo siento, jejejé, no tengo tanta memoria…

    Comentario por Nes — 29 Febrero 2008 @ 13:33

  11. Viajero atrapado en el interludio del sueño y el amanecer. Tuerto y duro de oído, contemplativo de la vida sonámbula de las almas carentes de pasión.
    Catador del aroma espeso que desprende el rastro del paso, pausado y silencioso, del añorado ser utópico protagonista de mis sueños y especialmente amado… Alma pura y no corazón negro, tiene mi hermano.
    Solemnidad al afrontar las pesquisas del arduo camino de aquel que comienza a caminar abstraído del paisaje difícil de divisar por todo cuanto es distraído, amistad, amor y hermandad de los valerosos quijotes.
    Sed que no se sacia nunca es apatía que resurge de los ecos de la nada. Mimetizar aquí tu existencia provoca ausencia de la esencia de tu ser. Calor hipnótico el del amor que rebosa tu mirada. Placer y recompensa al reconocer, destellos y aromas de tu presencia en cualquier ser.

    Piensa en trios… Y Filósofos modernos Nes.
    Tu no tienes memória… jeje

    Comentario por bman — 29 Febrero 2008 @ 13:40

  12. Tríos, filósofos modernos y adolescencia… Umh… No es que tenga mala memoria, es que las pistas me despistan, así como la prosa lírica.
    Lo de los tríos ha sido bueno, coño… Repasé mentalmente mis escarceos sexuales, pero cuando hubieron tríos no había mucha filosofía de por medio, y cuando hubo filosofía de por medio ya no fueron tríos, sino tetris… ¿Cómo te va la vida???

    Comentario por Nes — 29 Febrero 2008 @ 13:54

  13. Me estoy bebiendo una quilmes y fumando un porro.
    Ayer estaba con Angel y hoy con el puto Demonio…

    Si necesitas más me corto la polla.

    Mándame tu mail cabrón!

    Comentario por bman — 29 Febrero 2008 @ 13:55

  14. Vict, jejejé… Cabrón, jejejé!!! Te estoy respondiendo todo al mail también, o sea, que lo tienes “empetado”. No obstante mi mail es nes@diarioestupefaciente.com, ahí estaré disponible para ti…

    Comentario por Nes — 29 Febrero 2008 @ 14:07

  15. Voy a empezar desde el principio y ya te cuento más adelante.

    Comentario por emule — 5 Marzo 2008 @ 14:05

  16. Por supuesto, Emule, como gustes, en este lugar eres libre de hacer lo que te plazca de la manera en que prefieras. Empezando por el principio la historia es mucho más clara, obviamente, como en cualquier historia, pero los capítulos tienen una “pequeña vida independiente” que, aunque no llegues a entender al 100%, poniéndote en el papel del protagonista se entienden perfectamente con independencia del resto. Aunque te perderías el juego de “emoción”, ya que la historia será cortada muchas veces en los momentos de mayor interés.
    Un saludo y que disfrutes de la lectura!

    Comentario por Nes — 5 Marzo 2008 @ 14:50

  17. Que cabron desearia tener este don al escribir, siempre he querido escribar algo parecido, bueno parecido no que queda muy mal, algo al que al escribir un mismo se sienta comodo y las palabtras vayan fluyendo sin tener que pensar en que escribir dos línias mas alante, sintindo la historia como si estubiera pasando. Pero me fAltan palabras a veces me pilla por escribir algo pero me corto y lo acabo rompiendo siempre me passa.

    Bueno volviendo al principio que como dice Elena tienes un nuevo lector y felicidades , espero que encuentres tu camino y que a mi aver si también me ayuda.

    Turu (ARTUR)

    Comentario por TURU — 11 Marzo 2008 @ 13:11

  18. Apreciado Turu (Artur):

    Halagado me siento por tu opinión y por haberte hecho sentir algo.
    Mi experiencia con la escritura fue como la tuya, historias buenas que no sabía cómo estructurar, cómo proseguir, hasta que una bombillita se te enciende en la cabeza, iluminando las neuronas adormecidas, y la historia comienza a fluir por sí sola, libremente, como bien has dicho, sintiendo la historia como si realmente sucediese o hubiera sucedido (o quizás sí sucedió esta historia). Aunque te aseguro que la historia original ha sufrido muchos “retoques” desde su versión 1.0.
    Te animo a escribir, es una gran sensación placentera, incomparable a otras, la de crear.

    Salud, amigo!

    Comentario por Nes — 11 Marzo 2008 @ 15:02

  19. Por momentos pesado, por momentos fascinante, pero sin duda seguiré leyendo éste dramón, vamos!

    Comentario por neopo — 28 Marzo 2008 @ 12:10

  20. Neopo,

    gracias por el comentario. Te perdonaré lo de pesado por lo de fascinante, jejejé. Supongo que las novelas son como sus escritores, y yo estoy un poco grillado. Cuando acabes de leerla te agradecería que te pasases por el mini-test para saber realmente qué te ha gustado y que te ha disgustado. Escribo para que quien lea disfrute o sienta, y quien ha leído tiene el derecho de decirme lo que opine. Y yo esas enseñanzas las utilizo para mejorar.

    Saludos y rocanrol!

    Comentario por Nes — 28 Marzo 2008 @ 12:20

  21. Aqui hay otra nueva lectora desde Colombia… me parece interesante la manera como se crea el clima de esta novela en la que interactúa el lector con el escritor enriqueciendo la obra, mucho más de los que es.

    Comentario por Yelaya1 — 2 Abril 2008 @ 22:16

  22. Pues también te doy la bienvenida, Yelaya…
    Espero que tus visitas a este, mi blog, te sean satisfactorias… Y te aviso, lo mejor aún está por llegar.
    Un besito!

    Comentario por Nes — 3 Abril 2008 @ 4:12

  23. ME RECUERDA LA NOVELA EL TUNEL, POR SUS INICIOS, PERO BUENO HAY ALGO DE ORIGIANAL, LA PRESENTACION POR EL USO DE RECURSOS TECNOLOGICOS DE HOY, EN VERDAD ASI CUALQUIERA ESCRIBE….TENER ALGO QUE CONTAR ES OTRA COSA, HASTA AHORA NO ME HA ATRAPADO LA LECTURA…

    SUERTE EN SU AFAN POR SER ESCRITOR

    Comentario por GATOPARDO — 4 Abril 2008 @ 3:21

  24. Lamento que no te haya atrapado la lectura, Gatopardo, pero nunca se puede gustar a todo el mundo. Por lo menos agradezco notablemente tu suma sinceridad.
    Aunque en la frase “así cualquiera escribe”, aludiendo los recursos web, creo que te equivocas. Los recursos son solo un envoltorio, como una buena foto o una buena portada, pero maximizado para crear una estética que arrastre al universo del argumento. Pero hay que tener una historia y hay que desarrollarla coherentemente. Gustar o no gustar es otra cosa.
    También te agradezco notablemente los ánimos para llegar a ser escritor, pero ese no es mi objetivo en la vida, solo escribo porque me divierte que lean las historias que narro y que los que por aquí pasan me hagan llegar sus mensajes.
    No obstante me alegra tu visita y que te hayas tomado la molestia de escribirme unas frases.

    Un saludo!

    Comentario por Nes — 4 Abril 2008 @ 3:52

  25. Oye, Nes. Me dejastes anonadada, guaaa.. como eres…!!!! me gustaste mucho, la verdad, estaba confundida. Jajaja

    Comentario por ANA — 21 Mayo 2008 @ 19:33

  26. Jjajajajá!!! Me alegro que te guste. No sé qué esperabas, ya que dices que estabas confundida, pero si la concepción ha cambiado en positivo me alegro. Esto que has visto es lo que hay, yo soy ese golfete del que escribo.

    Un besote!

    Comentario por Nes Oliver — 21 Mayo 2008 @ 19:50

  27. Estoy seguro de que el éxio de esta novela (el éxito que seguro tendrá) se sustentará sobre dos pilares. Por un lado está el sentirse reconocido de alguna manera en las vivencias del protagonista. Identificación en el plano físico y psicológico. Que me cuenten cosas que he vivido, que me narren sensaciones que he saboreado. Eso es lo que quiero, y eso es lo que creo que quieren muchos lectores.
    Por otro lado, están los que llevan una vida aburrida, átona y huérfana de emociones. Esos lectores, estarán encantados de irse de marcha con Nes, de follarse a Nadia y otras tantas que vendrán.

    Muy bien compañero, sigue así.

    Comentario por Robert D. Paz — 21 Julio 2008 @ 16:04

  28. Jjajajajá, Robert… Después de levantarme tarde (ahora) y destruido, post resaca Springteeneana, me alegro de ver el Outlook repleto de mensajes (como los que hoy han llegado) y que de ellos seis sean tuyos con comentarios a mi novela. Siempre me satisface que me lean y me comenten positivamente, pero en esta caso, debido a la relación de compañeros de viaje en Generación Blog, la satisfacción es doble. Como es mi costumbre, te los contesto todos vía cometario-blog y vía mail.

    Curiosamente a lo que me dices, recuerdo una entrevista con una editorial catalana que me mandó a la mierda por decirme que la temática de la novela era minoritario… ¿Minoritario? ¿Quién no se ha metido alguna vez una fresca, quién no se ha emborrachado, quién no ha follado?

    Eso es parte de la vida, y yo cuento una historia sobre la vida, vivida y contada a mi manera, por supuesto…

    Comentario por Nes Oliver — 21 Julio 2008 @ 21:18

  29. Saludos compañero, Robert D. Pazm me habló de esta iniciativa, y me pareció francamente buena.

    De momento solo comentar que estoy enlazando a los miembros de este colectivo. A ver si termino con todo lo que tengo liado y puedo ir pasando a leeros.

    Mi dirección por si te quieres pasar:

    [url=http://angelpalabras.blogspot.com/]”Tortuosos senderos de fe”[/url)

    Comentario por palabras — 26 Julio 2008 @ 16:58

  30. Un placer conocerte, Ángel,

    Pinta muy bien tu novela; prometo leer detenidamente en cuanto tenga un hueco (ahora estoy intentando sacarme mogollón de trabajo de encima para poder irme unos días de vacaciones).

    Me parece muy loable tu objetivo: “albergo la ilusión de saber que, entre todos aquellos que hubieran de leerla, haya al menos uno a quien con ella consiga arrancar una lágrima o tan siquiera una sonrisa que me sirva de confirmación, y así saber que para alguien más, esto ha merecido la pena”. Unas metas bien parecidas había en mi proyecto. Todo aquello que en su interior posee un equilibrio entre ilusión y trabajo duro coherente, acaba arrancando lágrimas y sonrisas.

    Te deseo el mayor éxito personal con tu proyecto.

    Comentario por Nes Oliver — 26 Julio 2008 @ 20:57

  31. Una historia loquísoma, muy buena realmente, te seguiré leyendo poco a poco que son varios capítulos, ya regreso, saludos

    Comentario por Mixha — 14 Octubre 2008 @ 9:48

  32. Pues encantado, Mixha, y bienvenida por aquí. Espero que disfrutes de la lectura y que ésta te haga sentir algo.

    Un saludo!

    Comentario por Nes Oliver — 14 Octubre 2008 @ 18:42

  33. Hola, me parece un buen comienzo para una novela, como me gusta tu estilo…
    Yo también hago una blognovela, pero acabo de empezarla, y me gustaría que le dieran un vistazo y dejaran sus opiniones, gracias.

    Comentario por difershinji — 22 Diciembre 2008 @ 0:33

  34. Por mi parte prometo visitarte y darte mi sincera opinión.

    Muchas gracias, un enorme saludo y ánimo!

    Comentario por Nes Oliver — 23 Diciembre 2008 @ 2:07

  35. de nombre nadia… leo un poco y me inspira tanto el pensar en ella, se parecen en algo; nosotros no tanto.

    Comentario por mz8 — 14 Enero 2009 @ 1:46

  36. Cuando de sexo se trata no importamos nosotros, mz8, sino ellas, tanto da como seamos de parecidos o diferentes si de todas formas caemos rendidos ante la pasión…

    Comentario por Nes Oliver — 14 Enero 2009 @ 15:33

  37. Me parece genial poder leer una novela online. Yo me he animado a subir mi primer largometraje a mi blog.

    Comentario por Luis Cerezo — 21 Enero 2009 @ 17:40

  38. Y por lo que podido leer, Luís, tiene muy buena pinta, sinceramente. Os auguro éxito en vuestro proyecto.

    Comentario por Nes Oliver — 21 Enero 2009 @ 22:12

  39. ayy madre,,,no se deciros como he llegado hasta este blog, pero si no me equivoco va a ser el comienzo de un largo e interesante camino. unicamente he leido el primer parrafo del primer capitulo y se me han puesto los pelos de punta!! creo que voy a poder identificar gran parte de mi vida en esta novela.
    siento no poderme referir al nombre de la persona cuya obra voy a seguir con mucho afan a partir de hoy, pero aun no me he familiarizado con este formato, vamos, que ando algo perdida..pero me pongo manos a la obra a partir de este mismo momento. saludos a todos. vanessa

    Comentario por vanessa — 28 Mayo 2009 @ 11:52

  40. ILUSION O DESILUSION??AORA NO SE LO QUE SIENTO, DESPUES DE LEER ESTE PRIMER CAPITULO. NO DEJARIA DE ESCRIBIRTE NOTAS,,PERO CREO QUE VOY A TENER QUE CONTENERME MUCHO A LO LARGO DE MIS LECTURAS…
    NO QUISIERA ESTROPEAR TUS RELATOS,, AUN NO PUEDO SABER NADA,NI PREDECIR NINGUN FINAL, PERO SI SOY CAPAZ DE LEER ENTRE LINEAS: NADIA, COCAINA Y ” UN GOLFO”??OJALA TENGAS RAZON EN QUE ESA CABECITA ES FUERTE E INTELIGENTE, PORQUE DE NO SER ASI PUEDE SER LA PERDICION DE ESA JOVEN VIDA.
    AY KE KABECITAS MADRE MIA,,, QUE SERA QUE TANTO NOS GUSTA A TODOS??BUENA CONVINACION!(SI ME PERMITES DARTE UN CONSEJO: NADIE DEBERIA PRESUMIR DE SER UN GOLFO/A, AUNQUE SEA LO MAS CIERTO QUE HAYA SALIDO DE SU BOCA, NO CREO QUE PUEDA HACERLE/A NINGUN BIEN).++SALUDOS.

    Comentario por vanessa — 28 Mayo 2009 @ 12:46

  41. Normalmente contesto todos los comentarios que me dejan, uno a uno, y normalmente lo suelo hacer el mismo día en que se cuelga ese comentario. Lamentablemente el trabajo en estas fechas me tiene algo loco y no he tenido tiempo de hacerlo antes, espero me sepas disculpar.

    Bienvenida, Vanessa, y que te sea, por lo menos, divertida la experiencia.

    ——————————————————-

    Vanessa,
    Tener que plantearse uno a cada instante si sus actos o palabras le pueden o no hacer un bien significa vivir eternamente en el “qué dirán”, algo a lo que me niego. Solo quién es consciente de su realidad puede hacer algo por cambiarla, y ese es el objetivo real del personaje, cambiar su existencia…

    Comentario por Nes Oliver — 3 Junio 2009 @ 6:17

  42. maldita sea…ness!
    solo he leido el primer capitulo y ya has trastocado(y bastante) la idea sobre la cual estoy escribiendo y dios sabe que hablaba de otra cosa…
    será envidia(insana,que conste) o epiritu de competitividad (que solo tengo en cuestiones no-materiales)…
    aún hay una posibilidad de que se me pase y vuelva a mis carriles…pero si al final acabo escribiendo sobre sexo,la culpa será tuya.
    yo no quiero escribir sobre sexo…ese apartado lo tenia bien organizado con mi coleccion iperprivada de dibujos eroticos,pero llega este…esto es un desastre…
    no te considero un pederasta,no…pero,si,a lo mejor un pervertidor de obras ajenas
    con cariño (¿puedo tenerte cariño?)
    rose miller

    Comentario por rose miller — 10 Junio 2009 @ 14:26

  43. Por supuesto que puedes tenerme cariño, Rose Miller, son muchas horas de charla, y aunque no todas directamente entre nosotros, sí de conversaciones que van por el aire y con un botoncito yo te paso a ti. Cuestiones de cartas y de premoniciones, cuestiones de empatía y de acercarnos al futuro como emisarios.

    Ve que te gustó el primer capítulo. Pues sigue leyendo, como la lluvia, la mejor aún está por llegar. Y si finalmente acabas escribiendo de sexo será porque no leíste bien el algún Arcano Mayor y eso ya estaba predestinado para ti.

    No obstante, recuerda que Diario Estupefaciente es una novela, sólo una novela… Y que el personaje se llame como yo una mera casualidad, jejjejé…

    Comentario por Nes Oliver — 12 Junio 2009 @ 18:05

  44. primer capitulo y no he sacado nada, un polvo con una niña (uy que tipo tan duro) y 4 palabras ya muy usadas

    el rollazo de explicar lo de escribir te lo guardas para tí solito, ¿te imaginas a Celine diciendo tales gilipolleces?, NO SERÍA CELINE, seria alguien de tu nivel de mediocridad

    malo, muy muy malo, conmigo no te has ganado un lector, hay demasiada basura calcada en internet

    no me explico como se atreve la gente a publicar cosas sin un ÁPICE DE CALIDAD, ya te vale, devuelveme mis 15 minutos de vida

    Comentario por los puntos sobre la íes — 27 Julio 2009 @ 20:12

  45. Me parece gracioso que alguien como tú, que apenas se ha molestado en leer lo que otro ha decidido publicar libremente se dedique a criticar tan ferozmente.

    Afortunadamente ya me he encontrado con mucha gente como tú y no me quitáis el sueño. ¿Crees que el poder navegar en la red te da derecho a opinar? ¿Crees que tus opiniones valen algo porque tienes un PC y pagas religiosamente una cuota a un operador porque te deje un ADSL? Pues no. No entiendo la gente que pierde el tiempo en criticar a alguien por haber leído algo que no le ha gustado. No vas a la puerta de la Seat a decir que su último coche no te gusta, ni a las tiendas de Zara a decir que su colección de camisetas veraniegas no es de tu agrado, ¿a qué no? Entonces, ¿porqué perder el tiempo en denostar mi blog? Yo no me molestaría en ello, quedaría rápidamente en el olvido y navegaría en busca de algo que sí me gustase. Aunque claro, quizás es que la diferencia entre tú y yo es que yo soy feliz, tengo una vida plena, me dedico profesionalmente a lo que me gusta, y me puedo permitir escribir lo que me sale de las narices a pesar de criticones como tú. Y quizás para ti esto sea la forma de proyectar la rabia que sientes por una vida vacía. Los de la crítica destructiva sois así.

    Me divirtió el pseudónimo que elegiste, los puntos sobre las íes, ya que no sabes puntuar y, aunque sí parece que conoces las comas, el tema de los puntos lo llevas fatal, y como no conoces los puntos no conoces que al inicio de cualquier oración hay que colocar una mayúscula. Y claro, cómo no, la acentuación tampoco es tu fuerte… Es decir, si no sabes escribir, ¿cómo pretendes que tu juicio sea válido? ¿Cómo puedes intentar erigirte en juez si no posees los conocimientos adecuados? No me molesta tu crítica porque no tienes ni puta idea. Haz como los viejos, vete a cualquier obra a mirar y a explicar a los demás que tú lo hubieras hecho mejor que el arquitecto. O vete a cualquier bar y enfréntate a los parroquianos por disputar quién sería mejor entrenador entre vosotros. Pero no te atrevas a criticar a la cultura porque eso está muy por encima de ti y de tus posibilidades.

    No voy a devolverte tus 15 minutos de vida porque estoy convencido de que lo único que tienes en tu vida es eso, tiempo…

    Un cordial saludo!

    Comentario por Nes Oliver — 28 Julio 2009 @ 12:10

  46. Hola droga preferida,ya veo que al no leer nada,estaras a mil,o mejor aun de vacances!!!genial,yo a puntito,asi que buen verano y que lo paseis muy bien raquel, tu, y toda la troupe,besos a montones.

    Comentario por ilisalea — 29 Julio 2009 @ 15:31

  47. Ay, Ilisalea, con mi eterno destino de andar liado y atareado, este año ni unas malas vacaciones que llevarnos a la boca (ni malas ni buenas). Y con la que ha llovido este año aún cruzamos los dedos de la suerte que tenemos por tener tanta faena. Pero ni tengo tiempo para ir a recoger mi coche nuevo, y no te miento, que le toca a la pobre Raquelita írmelo a buscar. Las siete de la mañana y aún no me acosté trabajando, verídico como la vida misma… Lo que daría yo por poderme escapar este año de nuevo por las Asturies, ayyyy!!!

    Comentario por Nes Oliver — 31 Julio 2009 @ 7:17

Suscripción RSS a los comentarios de la entrada. | TrackBack URI

Deje un comentario

Me encantaría saber qué opinas, pero no te flipes con insultos, spam, contenidos promocionales o ilegales, o me veré obligado a borrar tu comentario, darte un par de collejas, placa, placa y eructar en tu oído canciones de Camilo Sesto... Además, está explícitamente prohibido hablar mal de cualquier madre (incluso de la mía), mentir exclamando que la tienes más grande que yo, y/o utilizar este espacio para hacer "trapis", discernir sobre los errores ontológicos de la Biblia o la sífilis de Nietzsche y/o anunciar tus servicios sexuales. Y por supuesto, escribir en lenguaje de SMS, ¡que esto es un blog, no un Nokia, hostias!

XHTML (Utiliza algo de html si te sale de las narices):
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <code> <em> <i> <strike> <strong> .