Novela Blog, Blog Novela, novelablog, blognovela

29 Diciembre 2007

Sean ustedes bienvenidos!

Categoría: Cosas mías, Presentación — Nes Oliver @ 7:08


Ya era hora de salir a la luz! (cómo coño empiezo yo esto?)

Después de tres años me dispongo a abrir la Caja de Pandora (en forma de tarjeta SD) donde “Diario Estupefaciente, Memorias de Sexo, Alcohol, Cocaína y Rock & Roll” dormita.

Digamos que el proceso de escribir la novela fue apasionante, instructivo, introspectivo… Dos meses de dedicación total para engendrarla y medio año de retoques y mejoras, un parto prematuro. Pero la ilusión se rompe al enfrentarse a las maquiavélicas redes de las editoriales. Poco interés, la “opera prima” de un desconocido hablando de sexo, drogas y rocanrol, ¿a quén coño le puede interesar eso? Una editorial (qué més da cuál fuera) quería atreverse a cometer la osadía de publicarla, pero en tirada misérrima, sin promoción alguna, y obligándome a prostituir la obra, retocándola para que resultase un producto artificial, algo a lo que ellos querían que se pareciese, porque una intución comercial del más allá les decía que de esa forma y no de otra debía ser. El diablo sabe por ser diablo y por ser viejo, pero no por ser vendedor.

Siendo un total desconocido no hubiera defraudado a nadie de haberme cegado ante la posibilidad de ver mis archivos en papel y tapas duras, y mis padres hubiesen tenido motivos para sentirse orgullosos de su hijo. Hubiese impresionado a mis amigos y hasta, quién sabe, hubiera ligado por ello. Pero me hubiera defraudado a mí mismo, lo que considero que no es buena cosa. Ya hipotequé mi alma tiempo atrás y por varias ocasiones y sé que no es buena cosa. Por eso no acepté. Y eso que en aquella época la economía no me era muy boyante que dijeramos.

Después tuve que dedicar mi tiempo y mi espíritu revendido (y bastantes horas robadas al sueño) a mi agencia de publicidad y a Raquel, por lo que el olvido y la novela se dieron manos y telarañas. Hasta ayer, curiosamente el Día de los Inocentes (tras varias horas y un eterno retorno de peleas con el WordPress que me arrastran hasta estas horas), que decidí limpiarle las legañas, sacudirle el polvo y colocarla a ratos en este blog, para que quien pase por aquí la juzgue, con el único deseo de que cause alguna sensación en quien la lea, sea del tipo que sea (vómitos, diarreas, naúseas y demás son válidas como sensaciones) y que su mérito o su derrota sea por sí misma, en su valor original, sin recortes, sin trabas y sin obligaciones contractuales con editoriales por un 5 %…

Sean ustedes bienvenidos al circo del absurdo que a veces es la vida. Tomen asiento y disfruten de la función…

P.D.: Si no tienes la mayoría de edad legal en tu país, te ruego que te pires. Solamente tú eres el/la responsable de tus actos, y aquí se va a hablar de sexo y drogas muy explícitamente! Si los de la CIA tienen intervenido tu ordenador y adivinan qué estás leyendo, se te puede caer el pelo.

3 Comentarios Estupefacientes »

  1. […] lo que cuenta el autor en el post inicial de su blog, la novela lleva ya unos años escrita e incluso estuvo a punto de publicarla con una […]

    Pingback por Diario Estupefaciente. Memorias de sexo, alcohol, cocaína y Rock and Roll - Libros Gratis — 5 Marzo 2008 @ 14:49

  2. PATETICO,SOLO SE ME OCURRE DECIR ESO,DESPUES DE LEER UN PAR DE CAPITULOS

    Comentario por anabelen — 14 Abril 2008 @ 18:12

  3. Lamento que no te haya gustado la lectura, pero el comentario creo que es excesivo. Algo patético es aquello que produce vergüenza ajena. Creo que no es el caso, y además estoy muy orgulloso, qué quieres que te diga. ¿Qué es lo que te ha parecido tan patético, que sea capaz de escribir y publicarlo como me sale de las narices en mi blog? Cuando des tu opinión arguméntala, a eso se le llama coherencia.
    Patético a mi me parece criticar algo que no te gusta bajo la simple percepción de tu gusto o de tu mente. Nunca se me ocurriría criticar el blog de nadie, porque esa persona pone una serie de esfuerzos en escribir y mantenerlo actualizado. Si me gusta regreso, si no, nunca más vuelvo, pero no le chillo al autor que es patético, válgame Dios. Para pagar las propias frustraciones están el Prozac, los psicólogos, el yoga…
    A mí me resulta patético que, sin saber ni siquiera puntuar (después de una coma va un espacio, no sabes poner comas, escribes en mayúsculas porque no sabes acentuar) tengas las narices de entrar en mi espacio personal y emitir un juicio negativo. ¿Quién te has creído tú para juzgar algo cuándo nadie te ha pedido tu opinión? Lo bueno de la red es que abre las puertas al mundo entero; lo malo es que hace que personas como tú se crean especiales, con poder para algo. ¿Acaso eres crítica literaria, periodista, columnista o experta novelista? No.
    Quiero que sepas que me encanta tener lectores, pero me la pela tener más o menos… Y lo que me la pela de verdad es que personas como tú me lean o no, y me dejen comentarios como este, porque quien tenga un poco de cultura y dos dedos de frente lo va a pasar por alto.
    No obstante, aprovecho para saludarte, Ana Belén!

    Comentario por Nes — 14 Abril 2008 @ 18:31

Suscripción RSS a los comentarios de la entrada. | TrackBack URI

Deje un comentario

Me encantaría saber qué opinas, pero no te flipes con insultos, spam, contenidos promocionales o ilegales, o me veré obligado a borrar tu comentario, darte un par de collejas, placa, placa y eructar en tu oído canciones de Camilo Sesto... Además, está explícitamente prohibido hablar mal de cualquier madre (incluso de la mía), mentir exclamando que la tienes más grande que yo, y/o utilizar este espacio para hacer "trapis", discernir sobre los errores ontológicos de la Biblia o la sífilis de Nietzsche y/o anunciar tus servicios sexuales. Y por supuesto, escribir en lenguaje de SMS, ¡que esto es un blog, no un Nokia, hostias!

XHTML (Utiliza algo de html si te sale de las narices):
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <code> <em> <i> <strike> <strong> .