Novela Blog, Blog Novela, novelablog, blognovela

27 Enero 2008

Capítulo 14 - Show business must go on – 2ª parte (…detrás de la cortina, en la pantomima…)

Categoría: Capítulo 14, Diario, Novela Blog — Nes Oliver @ 23:29


Hablando del show business. La noche anterior tuve la oportunidad de conocer a uno de los personajillos mediáticos que la tele crea. El tipo en cuestión había aparecido en un concurso de un formato con demasiados parecidos a Gran Hermano, pero en versión albañil, porque la gracia (¿la gracia?) del programa basurístico era la de construir una casa. Sí, sí… La casa de no sé qué… ¡Jejejé! ¿Lo habéis visto? Yo no. Pero como toda esa mierda aparece hasta en los telediarios, pues lo reconocí. Más aún cuando vinieron a presentármelo ex profeso, ya que está liado con una amiga mía.

El tipo en cuestión resultó ser farloperillo de mucho cuidado. Quizá por ello había sido tan tremendamente histérico y dramático en su participación televisiva. Por la carencia de drogas y cubatas en antena. Es que a mí me pondría de los nervios. Supongo que el psicótico síndrome de abstinencia se involucraría entre la presión de vivir una temporada con cámaras hasta en los huevos y el hecho de llevar un micrófono pegado al culo, esto es, no poder salir de un recinto claustrofóbico y carecer de intimidad.
Mi curiosidad sociológica me llevó, a instancias además de aportar a este escrito datos fidedignos de otra realidad a la que no muchos pueden llegar a acceder, a parlotear con él largo y tendido…

En su defensa alego que no se le veía mal tipo, al contrario. Conmigo se comportó de forma sencilla, natural. La forma de conocer a alguien de fiesta que entiendo como normal. Cae por su propio peso que tampoco me iba a demostrar lo contrario, teniendo en cuenta que sus intenciones eróticas estaban dedicadas a una amiga que lo es desde el colegio. O se hacía el simpático, o realmente lo era. Al pedirle el número de teléfono, debido a la ligera sordera de mi oído derecho y a la borrachera y la consumante anulación de capacidades psico-motrices, él mismo lo apuntó en mi Nokia azul. Esta noche pasada, el que a priori tendría que haber resultado un imbécil retrógrado me sorprendió positivamente. Yo estaba mucho más indigno. Yo estaba patéticamente indigno. Eso sí, el mamón no me invitó a una puta raya, mientras él, nuestra amiga común y el hermano de ésta, se ponían guapos de coca. Tete, recuerda que cuando vengas a la presentación de esta novela, por venganza, yo no te invitaré a ti. ¡Hale!

Más gratamente aún si cabe me impresionó cuando días después, bromeando con el hermano de su novieta, se le llamó para tomar una copa y jugar un par de partidas al Trivial Pursuit, Genus Edition. Y el tío vino, realmente apareció. Me cae muy bien, he de reconocerlo. Me parece un tipo franco, sincero y que no va para nada de fantasma, más bien al revés, como si el arrepentimiento fuese el sambenito de su participación en la caja tonta.

Días después volvió a aparecer por Fashion con la única intención de felicitarnos las fiestas a Ángel y a mí. En serio que cada día me sorprende más el muchacho este. Bueno, de muchacho ya nada. Le comenté en su día que le había dedicado este capítulo, pero que no pondría su nombre por respetar la intimidad en su carácter de persona conocida. Dejo de ponerlo porque hablo de vicio y él sí es una persona publiquilla, que si no por supuesto que aparecería. Ya me conocéis. Aunque no quiera hacer de camello de vidas de nadie. ¿A cuánto el gramo de tele-basura y de exclusivas de vidas de don nadies? Más caro que la coca, coño, pues claro…

Nadie ha dejado sus estupefacientes »

Aún no hay comentarios.

Suscripción RSS a los comentarios de la entrada. | TrackBack URI

Deje un comentario

Me encantaría saber qué opinas, pero no te flipes con insultos, spam, contenidos promocionales o ilegales, o me veré obligado a borrar tu comentario, darte un par de collejas, placa, placa y eructar en tu oído canciones de Camilo Sesto... Además, está explícitamente prohibido hablar mal de cualquier madre (incluso de la mía), mentir exclamando que la tienes más grande que yo, y/o utilizar este espacio para hacer "trapis", discernir sobre los errores ontológicos de la Biblia o la sífilis de Nietzsche y/o anunciar tus servicios sexuales. Y por supuesto, escribir en lenguaje de SMS, ¡que esto es un blog, no un Nokia, hostias!

XHTML (Utiliza algo de html si te sale de las narices):
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <code> <em> <i> <strike> <strong> .