Novela Blog, Blog Novela, novelablog, blognovela

7 Febrero 2008

Capítulo 21 – Soñé un sueño muy extraño – 2ª parte (…a un hombre hacían daño ante mí, le iban a matar…)

Categoría: Capítulo 21, Diario, Novela Blog — Nes Oliver @ 1:21


Asignatura: Análisis y Significado de Sueños Extraños y/o Elucubraciones Oníricas, por el Excelentísimo Catedrático de la Universidad de Bares y Locales Nocturnos, Nes Oliver. 10 créditos. Horarios:… Fechas de examen:…

>> Bienvenidos a mi clase, queridos alumnos. Mi nombre es Nes - escribiéndolo en una pizarra con una tiza -. Quiero deciros, lo primero, que lo más importante a la hora de hacer un exhaustivo análisis de un sueño es poseer un poco de capacidad analítica, evidente, saber dividirlo por partes y usar la lógica de similitudes, de proyecciones, de relaciones. Los sueños siempre hay que dividirlos en partes pequeñas, porque muchas veces en un mismo sueño se nos cuentan varias historias diferentes. Y buscar similitudes, ya que siempre hay que intentar ligar las imágenes del sueño en cuestión con cosas muy propias de nuestros pensamientos, actos rutinarios, cotidianos, creencias y sucesos acontecidos. Así llegaremos al porqué del sueño. Porque en un sueño nada es aleatorio, nada depende del azar.

>> Vamos a hacer un ejercicio práctico con el sueño que tuve esta noche pasada y que os he relatado…

>> 1. Al tumbarme definitivamente ya para dormir, algo me decía que soñaría con Alexandra, por ello aparece. Pero es posible que sucediese del revés, que no fuese un flash el que me advirtiese que soñaría con ella, sino que yo obligase a mi mente a soñar con ella por esa falsa intuición. Sea como fuere, por ello aparece.

>> 2. Que Alexandra cincele a la perfección a mis mujeres viene dado por dos motivos. El primero, porque me da un poco de miedo que no le haga mucha gracia la lectura de esta novela por todas las alusiones escritas que hay a mi vida sexual anterior a ella. Por ello se manifiesta tal como a mí me gustaría que estuviese cuando lo lea, aceptando que hubo esas mujeres y esos sentimientos, sin que ello vaya a molestarla, porque eso ya está muerto, ellas ya son sólo recuerdos, están frías, son de piedra fría, mientras ella es de carne caliente para mí, la única carne caliente que quiero querer. Por ello, a pesar de que las estatuas intenten ponerme cachondo, paso de ellas. El segundo motivo para dotar a Alexandra de profesión tan creativa es que la técnica de extracción y recolocación de las grasas para eliminar la celulitis, conocida vulgarmente como liposucción, es en realidad más de moldeado que de extracción, y por ello realmente se llama lipoescultura, de esculpir las grasas sobrantes, de esculpir. Y lo último sobre lo que escribí antes de dormir era precisamente sobre ello. Más aún, decidí utilizar el término liposucción por ser más habitual, pero estuve dudando entre ambos. O sea, que en los últimos minutos de conciencia cansada en mi mente se plasmó la palabra lipoescultura. Por ello es, también, que Myriam sangra por heridas idénticas a las que quedaron después de su aventura de quirófano.

>> 3. Lo de besar a las figuras y tocarlas es debido al afán sensible de comprobar lo iguales que eran las copias a los originales. Aquí es donde me acordé de Platón. Según éste, la forma más simple y errónea de conocimiento humano es esa, el conocimiento mediante los sentidos, la forma más sencilla de empirismo. Capítulos anteriores me califiqué como muy poco empírico. Por lo tanto debo usar la forma más simple de empirismo en caso de querer contrastar lo sensible. Las más complicadas no están al alcance de mis posibilidades.

>> 4. Lo primero que toco por comprobar, antes de nada, sin ni siquiera tener pensamientos lujuriosos ante tanta figura conocida y desnuda, es el cabello. Bien. Hace unos días Alexandra y yo estuvimos de copas con Silvia y Chicho. Una de los temas irrelevantes de los que tratamos fue sobre el perro de Silvia, que se llama Platón, y la cantidad de pelo que se le cae; se pasan todo el día barriendo pelos del cánido. Va relacionado. Platón, el tacto y el cabello, el pelo. ¿Me seguís?

>>5. Que las figuras me tentasen es debido a mi egocentrismo (se sienten atraídas por mí) y a mi afán de luchar por satisfacer a todas las hembras que me han probado. Debe ser que así me siento mejor conmigo mismo. Me mueve el afán de satisfacer, es lo que más placer me da.

>>6. El olor. Una de mis novelas preferidas, además de ser la preferida de Xavi y Benny, es El Perfume, de Patrick Süskind. Y algo que recuerdo como impactante fue leer como el personaje conseguía robar el olor a una piedra. Unámoslo a que yo siempre he afirmado taxativamente que sería capaz de distinguir a cualquiera de las hembras de mi vida, sin excepción, sólo con la ayuda del olor de su cuerpo y del sabor de su saliva y su sexo. Juntamos al malvado Grenouille de El perfume con el Golden Retreiver que es Platón y con la tentación. Entonces las esculturas de piedra poseen olor y sabor para que me sea imposible no reconocer a las mujeres de mi pasado en toda su esencia.

>> 7. Bueno, se va solucionando el enredo, ¿no? La que falta es Myriam porque es con ella con la que tengo cargos de conciencia, que de alguna manera están escondidos, tapados con una sábana. Por ello es también la única de todas que aparece vestida. Es difícil sentirse culpable ante un ser desnudo. Otro de los motivos por los que aparece vestida. ¿Quién vio alguna vez una representación de la madre divina desnuda?

>> 8. La figura esculpida de Myriam sangra por las heridas que su (lipo)esculpidora le ha causado (nuevamente los párrafos finales del día anterior). Pero además llora sangre, porque a partir del hecho de la operación es cuando más imposible le hice su vida. Empiezan sus mayores sufrimientos, el llorar sangre a partir de sangrar por piernas, flancos y nalgas.

>> 9. Myriam en el fondo es María. En hebreo-arameo escrito no se utilizan vocales, por lo que es lo mismo Myriam que María. De hecho los dos son nombres bíblicos. De la manera en que yo lo escribo es debido a las traducciones en griego que se hicieron de las Santas Escrituras. Por tantos males como le ocasioné siempre digo: Gracias a mí Myriam ya tiene el cielo ganado. Es por ello que aparece magnificada como divinización de la Virgen María. El cielo ganado evoca a la María madre del ungido, santísima sufridora, y ésta a su vez nos remite a Myriam, terrenal pero con grandes padecimientos también que la devuelven al cielo merecido.

>> 10. El dolor metafórico por Jesús viene por mí. ¿Quién le ha hecho más daño a la pobrecilla, si no yo? Nadie. Como a la Santa Madre, quien más daño causó fue su hijo. Yo soy lo más dañino en su existencia, está más claro que agua cristalina. Llevando el pelo largo como lo llevo, mil veces he de escuchar que me parezco a Jesucristo. Yo soy el Cristo por el que sufre, el que la hace sufrir como materialización mariana. Pero un Cristo sin cruz. Un Cristo que es su cruz. Su estigmatización. Finalizando, si el sufrimiento de la María es su hijo Jesús, yo, de imagen parecida a la de Jesucristo Superstar, a la imagen que la gente le supone al hijo de Dios, soy el causante del dolor de la pobre escultura sufridora.

>>11. El atril de metacrilato redondo donde la figura de Myriam estaba posada era exactamente igual que el que tiene Angelito para hacernos las rayas las madrugadas de vicio y alcoholismo, exactamente igual. Supongo que frases como “pica bien esas piedrecitas” se deben haber metido en mi cabeza viciosa y une la cocaína en piedrecitas a unas imágenes de piedra sobre mujeres de mi vida (con bastantes de las cuales he esnifado), por ello Myriam-de-piedra está sobre el soporte de la drogaína.

>> ¿Todo aclarado? ¿A que era relativamente sencillo?

>> Muchas gracias por asistir a nuestra primera clase. Hasta la próxima semana a la misma hora, en la misma aula. En la siguiente clase os explicaré los sueños edípicos de Freud. ¿O preferís que hablemos de ciertos traumas anales, eh, morbos@s? ¿O de la relación entre Freud y la farla…?

4 Comentarios Estupefacientes »

  1. Joder que analisis tan racional, no me disgusta pero no has contemplao la idea de que simplemente, tu cerebro cansado enredo cosas sin sentido y soñaste lo que soñaste, a mi personalmente me gusta creer que los sueños tienen algo magico

    Comentario por Mélomano♫ — 18 Agosto 2009 @ 4:04

  2. Claro que los sueños tiene algo mágico, pero muchas veces son realmente vueltas y mezclas de lo vivido, de lo que nos preocupa, de lo que nos angustia, de lo que deseamos… Y precisamente esa era la gracia, darle vueltas a un sueño extraño para encontrar su componente racional, que no deja ser pura especulación. En el fondo es como un capítulo de CSI. Primero va el caso, luego la forma de cometer el crimen y luego la forma de resolverlo.

    Comentario por Nes Oliver — 19 Agosto 2009 @ 10:40

  3. Joder Nes, ahora me vas a hacer analizar todos los sueños que tenga. Que ya lo hacía, pero en fín…

    Si tengo un sueño raro te lo digo.

    Comentario por María — 28 Diciembre 2009 @ 2:16

  4. Se descubre mucho de uno/a mismo/a analizando los sueños, no tanto por el significado de estos, sino más bien por lo que imaginamos y creemos que significan.

    Comentario por Nes Oliver — 28 Diciembre 2009 @ 2:20

Suscripción RSS a los comentarios de la entrada. | TrackBack URI

Deje un comentario

Me encantaría saber qué opinas, pero no te flipes con insultos, spam, contenidos promocionales o ilegales, o me veré obligado a borrar tu comentario, darte un par de collejas, placa, placa y eructar en tu oído canciones de Camilo Sesto... Además, está explícitamente prohibido hablar mal de cualquier madre (incluso de la mía), mentir exclamando que la tienes más grande que yo, y/o utilizar este espacio para hacer "trapis", discernir sobre los errores ontológicos de la Biblia o la sífilis de Nietzsche y/o anunciar tus servicios sexuales. Y por supuesto, escribir en lenguaje de SMS, ¡que esto es un blog, no un Nokia, hostias!

XHTML (Utiliza algo de html si te sale de las narices):
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <code> <em> <i> <strike> <strong> .