Novela Blog, Blog Novela, novelablog, blognovela

8 Febrero 2008

Capítulo 22 – Déjame – 1ª parte (…ya no tiene sentido…)

Categoría: Capítulo 22, Memorias, Novela Blog — Nes Oliver @ 3:06



Finalmente fui a casa de Myriam la noche de mi regreso no añorado. Telefoneé a Mery, poco antes de sentirme huérfano de autopista, para decirle lo que había decidido. Lo que tenía pensado no fue exactamente lo que sucedió. Materializar las ideas no es tan fácil. Mis intenciones eran las de hablar con mi novia y abandonar la relación. Yo mismo había ido imbuyéndome con esos pensamientos mientras rebañaba lo que quedaba en mis labios de todo el amor con que me habían agasajado en el norte. Quise sacar energías de donde no las había. Pero en algo di la cara.

Me esperaban con los brazos abiertos. Pero al ver mis ojeras de tristeza se hundieron todas las torres, y los efectos electrónicos no fueron capaces de limpiar voces sin tonalidad. Ni los mejores compresores podrían haber pulido las puntas tan dispares de desigualdades volumétricas. Entonamos tangos, fados, baladas, cantamos penas y amarguras. No era coherente seguir así. Nos matábamos un poco cada día y eso era insano. Nos sacábamos de quicio, nos impedíamos vivir, nos martirizábamos. Eso no era amor. Y si era eso, os juro que no lo quería ni para mí ni para ella…

Ya había acabado bastante colapsado de lloros, pero aún me quedaban kleenex que gastar. Por ella y por mí. Una lucecita, lejana pero brillante, se encendió en mis adentros. Y esa visión me hablaba de lo que ya sabía desde tiempos remotos. Myriam y Nes no debían seguir juntos:

- Deberías haber vuelto contagiando alegría, tal como estaba yo mientras te esperaba, y mírate. Es porque has conocido a otra y te ha dolido separarte de ella - qué capacidad para imaginar la realidad -. ¿Te gusta más que yo? Aunque sea así no puede quererte como yo, ¿no lo ves? ¡Te amo! ¡Te necesito, nene! Cuéntame la verdad y te perdonaré. Sólo quiero estar contigo. Yo soy feliz cuando estamos bien. Has llorado mucho por ella. Me matas de dolor, Nes, me destrozas, me hundes. Habla, joder, dime algo, dime algo, dime algo -… Los goterones que poco a poco habían ido mojando sus dulces facciones eran ya un manantial montañoso imparable. Yo lloraba con ella, lloraba por ella. Quería morirme. No merecía vivir. Yo era el puto demonio engendrador de dolores y padecimientos. En mi propio caos me era dificultoso atreverme a explicarle la puta verdad, porque únicamente hubiera ocasionado más sufrimientos inútiles. Si utilizaba como argumento el haber conocido a otra no atendería a razones. Hubiera dicho que lo entendía y que me perdonaba. Y ya está; claro que callándose el dolor. Eso o perderme. Mil horas de prerroratas. Perdí nuevamente el coraje, ¿dónde me dejé la osadía, lo sabéis? Entonces no tenía.

- Lo nuestro no funciona, y no porque haya conocido o no a alguien, que para nada, por supuesto que no -. ¿Yo? Qué Va. Inciso disimulado -. No funciona porque no quisiste solucionar la bastardada de los putos cuernos cuando tuvimos que solucionarlo - me sulfuraba segundo a segundo, me podían la tensión y los nervios -. Tardaste demasiado en volver a mí, tanto que yo ya estaba muy dolido, demasiado tarde para poder perdonarte. Mira que lo he intentado pero no puedo. No puedo, no puedo.- Era cierto hasta el gran énfasis que le añadía. Supuse que con tales razonamientos deductivos amortiguaría un poco el mortífero golpe que se avecinaba -. Además, estás volviéndote loca. Yo siempre respeté tu intimidad y tu espacio. Nunca te quejaste por tener mucha libertad. ¿Por qué coño me controlas tanto? No puedo hacer nada, no puedo respirar, me falta aire, no me queda nada. Todo en mí es malo, todo lo mío es malo. Tengo que llamarte cada hora o soy malo. Tengo que pensar en ti o soy malo. Tengo que quedarme encerrado en los hoteles y no salir o soy malo. No debo ir de copas o soy malo. No debo divertirme o soy malo. Mierda, mierda, mierda… - Miedo de mí mismo -. ¡Coño con tus putas frustraciones! Me pierdes por eso, me pierdes con eso -. Crispación creciente -. Necesito vivir mi vida y hacer mis cosas, y eso no implica que no te quiera. Que salga de borrachera no implica que tenga que follarme a todas las tías que pueda conocer, ni que deje de pensar en ti. Y ni quiero ni debo seguir en este juego. Dices que eres feliz conmigo cuando estamos de buenas, pero, ¿cuándo estamos de buenas? Yo no me acuerdo de la última vez -. Respiré hondamente para poder proseguir sin levantar más el volumen de mi agresiva voz -. Estas dos semanas en Galicia nos debieran haber servido para pensar, para echarnos de menos, y no para no cesar de agobiarnos el uno al otro…

Me interrumpió:

- Pero Nes, yo soy feliz contigo -. Y esa afirmación injustificable acabó por enfurecerme como nunca. Así que Nes cogió su fusil, cuando hubiera preferido coger la guitarra. Intenté refrenar lo que pude las ansias vengativas para no desangrar toda su psiquis. De otra manera hubiera saltado a morder yugulares y a profanar almas y corazones.

- ¿Qué cojones dices, por Dios? Podrías ser feliz si yo volviera a ser el de antes, el que tarde te diste cuenta que era la persona que necesitabas a tu lado. Pero como no puedo tragarme ni superar lo sucedido, no puedo darte lo que esperas de mí. No puedo vivir por y para ti por eso. Si me dejases aire que respirar aún podría tener horas para reencontrar lo grandioso y fabuloso de nuestra pareja -. ¡Que los nervios no me fallen! Oré sin creer y sin juntar las manos -. Si tuviese tiempo -. ¡Ay, si lo tuviese! -. Necesito tiempo, Myriam, necesito tiempo… Necesito tiempo. Pero tiempo sin vernos, sin hablar, sin nada. Tiempo, tiempo, tiempo… Necesito hacer durante una temporada mi vida, salir con mis amigos, ir a conciertos, ir a locales que me gusten con gente que me caiga bien, tocar la Gibson… No soporto a la mayor parte de tus amigos -, cabreo -, odio los locales a los que vamos, no nos gusta la misma música. Y me estoy perdiendo todo aquello que también es importante en mi vida. Según la programación laboral voy a estar gran parte del año fuera de casa. Ten en cuenta que con el triunfazo de Galicia es bastante lógico que me manden semanas enteras fuera de Cataluña para levantar campañas hundidas de presupuestos.

>> No estoy dispuesto a dedicarte en exclusiva todos los fines de semana que baje a casa. ¿Entre semana trabajando y los fines de semana sólo contigo? No. No mientras no lo solucionemos. No mientras esto no cambie. No porque así esto se nos va a la mierda. La única solución para nosotros es la de tener tiempo para reflexionar, para intentar reaccionar -. Ella aguantaba mejor de lo que yo esperaba. A mí me costaba horrores. En el fondo estaba encontrando las últimas fuerzas en mi flojera, pero seguía sin darme cuenta de que perpetuaba falsas ilusiones y vanas esperanzas en una persona a la que no quería fracturar. Con ello la podía dañar más todavía.

>> La cuestión principal es que si hemos de seguir juntos sea por amor, no por costumbre. Yo así no prosigo. Debe ser mi soledad la que me haga recapacitar. No sé si volveremos a ser pareja, pero te aseguro que no quiero tomarme un tiempo de relax para estar con otras, sino para recapacitar sobre nosotros, sobre lo nuestro -. Pérfido. Una mentirijilla piadosa para que entendiese que las cosas estaban muy mal y que cabía la opción de no volver a estar juntos jamás, que era mi clara intención. Me ardía la conciencia y una leve acidez taladraba mi esófago con horripilantes nauseas -. Tenemos que dejarlo. Lo siento, cariño…

8 Comentarios Estupefacientes »

  1. Joder Nes, sabes me estaba gustando esto pero la has cagao jo. Me he leido los 22 capitulos en dos días (cosas de tener jefe y que aparezca de vez en cuando).

    Más que un mezquino vividor en este último capitulo me has parecido un egoísta en potencia. No eres capaz de cerrar la puerta y de tirar la llave (es claramente lo que quieres) si no abres antes otra???

    Sabes que haces daño pero tu a lo tuyo diciendo cosas como: oh que malo que soy¡¡ pobrecita¡¡ pero que le den no? Tengo claro lo que quiero pero no son coherentes mis pensamientos con mis actudides. Un serio problema.

    Estoy siendo dura?? pues jodete (asi pensarías tu verdad?) en fin Nes a fin de cuentas que te importará a ti lo que piense.

    No te cabrees eh?¡ sólo que me ha jodido que no fueras del todo sincero con Myriam. No es cuestión de decirle que la dejabas por otra (no sería del todo cierto), tan sólo la verdad joder. Lo vuestro había acabado desde el momento que no pudiste perdonarla y ninguno de los dos lo aceptó (circunstancias, comodidad, me da igual la excusa que se te ocurra).

    Bueno escupido esto decirte también que me has enganchado, he sonreido con tus idas y venidas la verdad que tienes una vida egocéntrica e interesante con muy bonitas formas de relatarla (sólo cuando te lo curras claro, jeje).

    Con tu permiso seguiré entrando para echarte algún que otro rapapolvo jajaja.

    Esta por hoy ha sido mi opinión, hasta dentro de otros tantos capítulos. Sonríe.

    Besikos.

    Comentario por Jeza — 8 Febrero 2008 @ 13:58

  2. Apreciada Jeza:

    Improductiva forma de pasar las horas laborales, ¿no? Jjejejé…
    No me cabreo por lo que me dices, al contrario. Las posibilidades de publicar una novela en formato Blog no se limitan a poder añadir links y videos de Youtube; se puede interactuar con el lector mientras está leyendo, con lo que pienso que se gana bastante .
    No obstante te recuerdo que es una novela y que en ningún momento he afirmado taxativamente que el personaje principal esté basado en mí, aunque lo haya bautizado con mi nombre. Aunque tampoco he desmentido nunca que no lo esté. A cada uno le toca creer lo que quiera creer, con lo que se sienta más cómod@.
    Y la intención precisamente era esa, crear un personaje en plan anti-héroe, una persona sin apenas empatía, con miles de defectos, que llegue incluso a producir rabia, pero al que nunca se llega a odiar porque se le llega coger cariño…
    Si estás disfrutando de la lectura yo me alegro. Y sonrío.

    Comentario por Nes — 8 Febrero 2008 @ 15:00

  3. Bueno bueno bueno esto sí que me desilusiona. Así que no es tu vida relativa la que cuentas? Ya decía yo que no podía haber ser tan malvado sobre la faz de la tierra (exceptuandome a mí claro está).
    Aunque sabes lo que pienso, que en el fondo esta novela es autobiográfica (solo en el fondo)(muy muy en el fondo). Acompañada de dotes inigualables de imaginación jajaja (supongo que sabes por donde voy).

    Y touché sobre la improductividad de mi trabajo…que le vamos hacer, jornadas maratonianas para que realmente se salven unas cinco horas de verdadero trabajo. Aunque no me quejo, me pagan por lo que hago (en este caso contestarte).

    Pasa el mejor de tus findes y lo dicho…sonríe.

    Nos leemos y besikos.

    Comentario por Jeza — 8 Febrero 2008 @ 18:04

  4. Jjajajá… La vida de cada uno en sí no es relativa, sí la manera de vivirla, de sentirla, de recordarla. Es nuestra, subjetiva por tanto. No creo que sea motivo de decepción pensar que no sucedió lo que explico o que realmente ocurriese.
    Además, tu tono escribiendo, familiar con un pequeño puntito de rencor, quizás me diga que tienes una intuición especial, o un conocimiento de primera mano mediante el cual no necesitas valoración alguna sobre el tema. Pero si el personaje de Nes te parece malvado, átate el cinturón de seguridad porque aún no has leído nada.
    Gracias por leerme y opinar… La imaginación al poder!

    Comentario por Nes — 8 Febrero 2008 @ 20:32

  5. Nes luego de leer el capitulo he leido los comentarios de Jeza, y pues para mi Nes es resultado de tus vivencias con un poco de digamolo asi maquillaje intrigador, y en lo referente al capitulo joder que esta la ostia, incluyendo el hecho de tu mentira pero no hay cosa que la frase quiero saber si en verdad nos queremos o es la costubre, no solucione.

    Larga vida al Rock

    Comentario por Mélomano♫ — 18 Agosto 2009 @ 4:23

  6. Efectivamente aquí se cabreó Jeza, quizás porque interiorizase la historia. Hasta aquí veíamos a un Nes cabroncete pero cae más o menos bien porque transgrede situaciones que a todos nos gustaría transgredir. En el momento en que Nes hace daño el lector pude recordar cualquier vivencia parecida y cambiar su actitud hacia el protagonista. La relación del lector con el personaje debía ser de amor odio, como en el amor, en que a veces amamos y a veces odiamos a la misma persona. El juego era realmente crear sentimientos reales en las personas y ponerse en el pale de varios de los personajes, no solo del principal.

    Y efectivamente, cuanto más leo esa frase más me gusta, más veraz la encuentro, ¿es amor verdadero o costumbre?

    Comentario por Nes Oliver — 19 Agosto 2009 @ 10:53

  7. Y sigo leyendo, con pausas de vez en cuando y finalmente sin tabaco´… Las palabras de Jeza, podrían haber sido mías de no haber estado ya escritas, hasta pone besikos joder…apuesto a que tú también lo pensaste.

    Comentario por Vientos de cambio — 12 Septiembre 2009 @ 11:28

  8. Las conversaciones con Jeza fueron muy divertidas, se creó una relación “amor-odio” intensa. Pero por su manera de hablarme y de meterme caña, de enfadarse con ciertas cosas que iba leyendo. Pero si te he de ser sincero, más que a ti me recordaba a otra persona… muy cercana a ti.

    Comentario por Nes Oliver — 12 Septiembre 2009 @ 17:03

Suscripción RSS a los comentarios de la entrada. | TrackBack URI

Deje un comentario

Me encantaría saber qué opinas, pero no te flipes con insultos, spam, contenidos promocionales o ilegales, o me veré obligado a borrar tu comentario, darte un par de collejas, placa, placa y eructar en tu oído canciones de Camilo Sesto... Además, está explícitamente prohibido hablar mal de cualquier madre (incluso de la mía), mentir exclamando que la tienes más grande que yo, y/o utilizar este espacio para hacer "trapis", discernir sobre los errores ontológicos de la Biblia o la sífilis de Nietzsche y/o anunciar tus servicios sexuales. Y por supuesto, escribir en lenguaje de SMS, ¡que esto es un blog, no un Nokia, hostias!

XHTML (Utiliza algo de html si te sale de las narices):
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <code> <em> <i> <strike> <strong> .